Quantcast

ACTUACIONES ANTE LA SEQUÍA

El agua de Riaño saldrá gratis a los regantes de Palencia y Valladolid, y los de León tendrán que pagarla

La medida aprobada por Confederación Hidrográfica del Duero se debe a que la asignación por hectárea se halla por debajo del 50% de un año normal. Un trasvase de agua desde el pantano de Riaño hizo posible terminar el regadío. En León sólo los regantes de la zona del Tuerto podrían tener una subvención similar, todavía en análisis.

imagen
Estampa de la sequía en el pantano de Riaño de WhiteClouds, documentando los restos de la localidad anegada de Pedrosa del Rey.
ileon.com | 28/12/2017 - 14:48h.

La Confederación Hidrográfica del Duero resolvió este miércoles eximir del pago del canon de regulación y de la tarifa de utilización de agua de la campaña 2017 a los regantes de los sistemas Carrión y Pisuerga-Bajo Duero, al haber tenido una dotación inferior al 50 por ciento de la normal. Se trata de una medida aprobada al albur del Real Decreto-ley 10/2017 que recogía medidas de lucha contra la sequía aprobadas por el Gobierno de Rajoy y que ahora se han convertido en algo práctico.

La anunciada medida beneficiará a los cerca de 16.000 regantes de estas tres zonas de las provincias de Palencia, Burgos, Valladolid, Zamora y Burgos, con una superficie cercana a las 100.000 hectáreas, salvo en los casos en los que hayan seguido el régimen de turnos. En concreto, los regantes del Carrión han tenido una asignación de agua por hectárea de 2.000 metros cúbicos por hectárea, lo que supone el 27 por ciento de la media habitual.

Lo más llamativo del asunto es que para los regantes del sistema del Carrión, que se diviven entre Valladolid y Palencia, significa que esta zona se ha beneficiado gratis de un polémico trasvase de agua del pantano de Riaño, muy contestada por las organizaciones agrarias leonesas. El pasado mes de abril comenzó el trasvase Cea-Carrión para ayudar a las zonas de regadío de Palencia y Valladolid, aunque el embalse montañés estaba al 59% frente al 92% de capacidad que tenía un año antes. La campaña de riegos finalizó entre finales de agosto y primeros de septiembre. El trasvase total aprobado era de 70 hm3 para regar unas 12.000 hectáreas.

El viaje del agua de Riaño a Palencia se realiza a través del Canal de Payuelos que vierte al río Cea, aguas arriba del Azud de Galleguillos, desde donde trasvasa luego al canal del Cea-Carrión. Este viaje concluye más tarde hasta el Canal de Castilla en Fuentes de Nava. Un agua que este año de gran sequía sale, además, gratis total. La principal preocupación de los agricultores leoneses era que este agua dejara muy bajo el pantano riañés en un año hidrológico de gran sequía, lo que podría poner en peligro los riegos de este 2018, en gran incertidumbre por el bajo nivel de lluvias.

Los regantes del Tuerto si podrían beneficiarse de las ayudas

La única zona de León que podría acogerse al decreto gubernamental es la del Tuerto, según confirman desde Confederación Hidrográfica del Duero. En estos momento se encuentan analizando si los números finales del año suponen que la dotación del agua por hectárea haya sido inferior al 50% de un año normal. Esta zona riega con agua de los ríos y embalse de Villameca, que suministra también agua a Astorga, y ha sido uno de los embalses con peores cifras del año junto al ya icónico de los Barrios de Luna. En caso de aprobarse afectaría a los regantes de 5.000 hectáreas.

Fuentes de Confederación han explicado a ileon.com que la medida de dotación de agua por hectárea excluye el resto de zonas de riego de León ya que sus números superan el 67%, que aún siendo escasa para un año normal no entran dentro del rango de ayudas. Incluso en la zona de riego del Esla la cifra ascendió a un 80% de dotación, "prácticamente un año normal".

La otra vía para que los regantes obtuvieran estas ayudas de exención de tasas de agua, que son muy importantes en este negocio, era la de obtener rendimientos de producción un 30% inferiores motivados por escasez de agua. Y aunque los datos conocidos apuntan a superar esas cifras en la producción de algunos cultivos la dificultad estriba en poder demostrar que se debe a la escasa dotación de agua, con un año con factores climáticos muy en contra.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad