LO QUE NO INCLUYE LA UNESCO

Otras joyas leonesas que podrían ser Patrimonio de la Humanidad

Ya sea porque no ha prosperado la solicitud, o porque nunca se ha cursado, León cuenta con tesoros patrimoniales que la Unesco no ha incluído, al menos hasta el momento, como legado mundial. La Catedral de León, el Palacio Episcopal de Astorga o las Rutas Vadiniense y de San Salvador son algunos ejemplos.

imagen
Alba Mañanes | 21/01/2018 - 11:30h.

La cultura, historia e importancia natural y arquitectónica de León han hecho merecedora a la provincia de hasta cinco reconocimientos como Patrimonio de la Humanidad, título que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) a aquellos lugares, tradiciones o documentos considerados de interés para la comunidad internacional que deben ser preservados para las futuras generaciones.

Así, León tiene el privilegio de contar con tres lugares que son considerados Patrimonio de la Humanidad, como Las Médulas, El Camino de Santiago y los hayedos de Cuesta Fría y Canal de Asotín, en los Picos de Europa. A esta lista se suman dos documentos considerados como Memoria del Mundo: los 'Decreta' (o Decretos) de León de 1188 por contener la referencia al sistema parlamentario europeo más antigua que se conozca hasta el momento y la obra de Fray Bernardino de Sahagún (1499-1590) por constituir una de las fuentes históricas de mayor renombre del México antiguo.

No obstante, hay otros tesoros leoneses que podrían gozar de este reconocimiento, pero por distintos motivos no lo han logrado, pese a ser joyas que guardan tanto la capital como la provincia leonesa.

La Catedral y el pasado romano

En el caso de León capital, se ha solicitado hasta en tres ocasiones que se incluya la ciudad, o alguno de sus monumentos más importantes, como Patrimonio de la Humanidad. La candidatura de la Catedral de León cayó en saco roto como también lo hizo la propuesta de solicitar la inclusión del conjunto de vidrieras de la Pulchra leonina, uno de los más importantes y mejor conservados del mundo. Lo mismo ocurrió con la propuesta centrada en el pasado romano de la ciudad de León, como última frontera del Imperio Romano.

Catedral de León.
Catedral de León.

Como curiosidad sí hay una Catedral de León que sí goza de esta protección internacional, en este caso desde 2011, se trata de la que se encuentra en Nicaragua, concretamente en el noroeste de Managua y en la que descansan los restos del poeta Rubén Darío.

La obra de Gaudí en León y Astorga

También en la capital se encuentra otro de los monumentos que podría gozar de reconocimiento internacional, el Edificio Botines, que al igual que el Palacio Episcopal de Astorga son dos de las tres obras del célebre Gaudí que se encuentran fuera de Cataluña.

Edificio Botines. / Carlos S. Campillo / ICAL
Edificio Botines. / Carlos S. Campillo / ICAL

Los edificios proyectados por el arquitecto en Barcelona y alrededores sí que son Patrimonio de la Humanidad, pero no los dos construidos en León y Astorga. En 1984 se incluyó en esta selecta lista el Parque Güell, el Palacio Güell y la Casa Milà, todos ellos en Barcelona, mientras que en 2015 se decidió añadir a esta distinción otras obras de Antonio Gaudí porque "testifican la excepcional contribución creativa de Gaudí al desarrollo de la arquitectura y tecnología constructiva de finales del siglo XIX y principios del XX".

La Ruta Vadiniense y de San Salvador

El Camino de Santiago, también el tramo que discurre por la provincia de León, logró su inclusión en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco en 1993.

Además, años después, en 2015, se añadió una extensión a este reconocimiento para incluir también otros cuatro itinerarios de peregrinación cristiana como son el Camino costero, el Camino interior del País Vasco y La Rioja, el Camino de Liébana y el Camino primitivo– que suman unos 1.500 kilómetros y atraviesan el norte de la Península Ibérica.

Foto: Manuel Merillas
Foto: Manuel Merillas

Un bien cultural ampliado, pero que no incluyó los ramales de la ruta jacobea que discurren por la provincia de León: la Ruta de San Salvador (León-Oviedo por la Montaña central leonesa) y la Ruta Vadiniense (Mansilla-Picos de Europa por la Montaña oriental), que se quedaron fuera porque la Junta de Castilla y León no abrió un expediente para declararlos Bien de Interés Cultural, requisito previo para poder gozar del reconocimiento del ente internacional, como criticó en su día iLeon.com abriendo un debate político posterior.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad