Quantcast

CARNAVALES TRADICIONALES EN LA PROVINCIA DE LEÓN

Cómo ir de ruta por los antruejos de la provincia de León... y no morir en el intento

Riaño, Carrizo de la Ribera, Riello, Villalfeide, Ponferrada, Burbia, Llamas de la Ribera, Velilla de la Reina, Cimanes del Tejar y Alcoba de la Ribera son la localidades de la provincia de León con manifestaciones de los carnavales tradicionales, conocidos como antruejo, entroido o antruido entre otras denominaciones locales.

imagen
Carlos S. Campillo/Ical
Iván Martínez Lobo | 09/02/2018 - 09:57h.

Esta es nuestra propuesta para un fin de semana lleno de ritos ancestrales en muchas localidades de la provincia de León, con mapa al final de la información. Aunque el ciclo de las fiestas invernales comenzó en Navidad y termina el martes de carnaval; y en esta ocasión, los Tafarrones de Rodiezmo inauguraron el periodo festivo, y le siguieron el Guirrio de Santa Eslonza y los Campaneiros de La Cuesta, es este fin de semana cuando se concentran las guirriadas, las madamas, los toros, los antruejos tradicionales que seducen al visitante que no conozca esta tradición.

Se hace necesario por tanto, una guía para descubrir esta herencia del pasado de mano de sus protagonistas, esos "démones", almas del pasado que salían por las casas a pasar revista para ver si merecían entrar en la luz, convertidos hoy en los Zamarrones, Gurrios, Caretos, Zanfarrones, que con sus esquilas o cencerros anuncian la llegada por las caleyas de los pueblos. Y para ello comenzamos el viernes 9 de febrero, viernes Llardeiro en Carrizo, localidad de la Ribera del Órbigo que celebra durante varios fines de semana su particular antruejo con los Guirrios y el resto de personajes de los que luego hablaremos. Pero en esta ocasión vamos a acercarnos, a más que ver, escuchar los Tetumbos.

El Tetumbo es una composición poética de carácter satírico-burlesco, con mayor o menor acierto en sus rimas, en las que se narran de forma jocosa los avatares de vecinos, acaecidos a lo largo del año. Bien nos recuerdan estas coplas a las Obisparras de otros lugares como la vecina Zamora. En esta ronda, los mozos y mozas van acompañados del Carro de la Tarara, consistente en un carro de tracción animal que porta un monigote de mujer andrajosa, bailado siempre con las piernas de una persona que va recostada sobre su espalda debajo del pelele. A este mayo de mujer denominado la Tarara se le realizan preguntas burlescas u obscenas, las cuales son respondidas por su bailador. Las agrupaciones de mozos próximas al carro replican al bailador con una estrofa completa, generalmente opuesta al significado de la pregunta.

Pero antes de estos tetumbos, los mozos y mozas ya se han unido en comparsa mucho antes, con una vestimenta particular que no vamos a descubrir en este artículo, con las caras pintadas y con una trompa de cartón llamada "tururú" para acompañar los cánticos. Cantan por todo el pueblo canciones típicas de estas fechas acompañados de bailes populares. Van pidiendo dinero y alimentos por las casas a familiares y vecinos, y entonan coplas burlescas para las personas que no les dan nada.

Carlos S. Campill/Ical.
Antruejo de Carrizo de la Ribera. Carlos S. Campillo/Ical.

Ya el sábado 10 de febrero por la mañana nos acercaremos a la montaña vadiniense, a la comarca de Riaño, donde desde medio día los zamarrones y el resto de personajes de esta comarca, salen con el ruido de sus cencerros en un desfile conocido como candanga por la localidad, algunos con instrumentos musicales. El visitante ya decide si regresar hacia la parte central de la provincia, o quedarse toda la tarde allí para disfrutar de la montaña. Si ese fuese este el caso, podrá degustar, como ya es tradicional, el Cocido de Arvejos o Arvejada en los restaurantes de Riaño. Es el plato típico por excelencia de esta montaña leonesa y que se ha recuperado del olvido.

Por la tarde, al oscurecer, el Antruido formado por sus personajes como el caballo, las damas, el torero, la preñada, el oso, los zamarrones... etc. recorrerán de nuevo la localidad formando gran estruendo con sus matracas y cencerros, así como el sonido de fondo de los turullos (cuernos de vaca) todo para ahuyentar la oscuridad del invierno en pro de una próspera primavera.

Al finalizar, se prenderá una gran choza (fogata), a su alrededor danzarán los diferentes personajes a los que ni siquiera el oso (símbolo de fuerza) pudo detener, mientras algunos zamarrones "golpean" con sus zambombas (vejigas de gocho infladas) a las damas del antruido, como alegoría de fertilidad.

Antruido de Riaño.

Si el visitante decidiese regresar hacia la zona del Órbigo, tendría que comenzar a desdoblarse, porque el sábado por la tarde, es el que más acontecimientos nos depara. Por un lado, podremos acercarnos a la vecina comarca del Bierzo, donde en la capital, la décima recreación del Entroido Berciano dará el pistoletazo de salida a los carnavales de Ponferrada a las 18.30 horas desde el aparcamiento del Centro Comercial La Herreríahasta llegar al aparcamiento frente al albergue de peregrinos a las 19.30, donde se quemará el muñeco de paja y los 'fachois'. Esta recreación no es más que la que se describe del pueblo de Paradela del Río, al lado de Villafranca, en el libro "Ensayos poéticos en dialecto berciano" del autor Antonio Fernández y Morales

En la misma comarca también podemos acercarnos esa misma tarde a ver 'Os Maranfallos' a Burbia, que conservan en la localidad un antiguo "Boi" o buey que sale con los enmascarados y que te persiguen con unas escobas como elemento fustigador. Pero el acontecimiento más espectacular que hacen en esta localidad son las Fachizas, manojos de paja de centeno, de unos cuatro metros de longitud aproximadamente, y atados con "brincallos" cada 50 centímetros más o menos para evitar que la paja se desparrame, pasando así a convertirse en una especie de antorcha gigante.

A la medianoche los jóvenes del pueblo se van juntando en la plaza desde ahí se dirigen a las afueras del mismo ascendiendo a través de las arboledas heladas a un pequeño montículo denominado "la Lagua", desde donde se divisan todos los tejados y el humo saliendo cansado por las chimeneas y a lo lejos las cumbres aplastadas por la nieve.

Las fachizas empiezan a encenderse en una pequeña hoguera, y se siente el crujir del fuego al entrar en contacto con la paja, y gritando, poco a poco los jóvenes se van esparciendo entre las urces del monte, haciendo movimientos en círculo, y así, las fachizas van dibujando en la oscura noche figuras que rezuman luz y fuego.

Si optamos por seguir en el Órbigo, el antruejo de Carrizo comenzaría a las 17:00, formado por multitud de personajes recuperados, como los Guirrios, los Toros, la Gomia, el hombre de la Cancilla y como no, el temido Pellejo. Los Guirrios son la figura representativa del Carnaval de Carrizo de la Ribera, con sus vestimentas y sus abanicos coloridos acompañados por los toros. Todo un festival de personajes recuperados gracias al trabajo de documentación llevado a cabo por la asociación cultural 'La Trepa'.

A las 18:00 podemos trasladarnos a la localidad de Cimanes del Tejar, donde de igual forma que en Carrizo, el Guirrio es el personaje principal. Las 'Madamitas' son las mozas solteras que se vestían con el rico y vistoso traje regional riberano y que acompañaban a los Guirrios con los que bailan en la plaza. Durante la fiesta, los Guirrios se emplean en correr y fustigar a las mozas y a los vecinos con la tenaza, la vejiga o el rabo de raposo. Hacen corro en la plaza y con la tenaza tratan de levantar las faldas de las mozas y especialmente de coger la boina a algún hombre, quien para recuperarla tiene que acudir al Bar y pagar la jarra de vino que beban los Guirrios.

Ya cerca de Astorga, en San Román de la Vega, a las 18:30 del sábado, el que suscribe este artículo, dará una conferencia sobre todas estas tradiciones que este fin de semana encuentran el refugio adecuado tras ser perseguidas por la iglesia durante largos años. Tal y como decía Julio Caro Baroja en su libro 'El Carnaval', sino hubiese sido por la iglesia, estas manifestaciones no hubiesen perdurado porque permitieron refugiarse en el Carnaval, previo al periodo de la Cuaresma.

 

Eduardo Margareto/Ical. Zafarrones salen por las calles de la localidad leonesa de Riello
Eduardo Margareto/Ical. Zafarrones salen por las calles de la localidad leonesa de Riello

 

Quien sea un gran cazador de estas costumbres cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos, puede acercarse a la comarca de Omaña, a Riello, donde a las 19 h. de la jornada sabatina los Zafarrones salen con unas antorchas para realizar su tradicional Zafarronada por las calles de la localidad, que consiste en prender una pira de leña de roble ubicada en la plaza de la iglesia. Es entonces cuando aparecen unos personajes vestidos de blanco, con máscaras oscuras y cencerros. Portan ramas de urz que encienden en la hoguera y así consiguen crear figuras fantasmagóricas que recorren el pueblo, con gran barullo, a la vez que arrojan ceniza fertilizadora. Los personajes del 'Toro' y el 'Torero', que simula pases de muleta, también son típicos en esta localidad.

Si el visitante, todavía tiene ganas de 'Antruejo' todavía puede regresar a Carrizo para disfrutar de la fiesta de la Cernada a las 20:00, los antruejos dejarán paso a los monos de trabajo, el mejor atuendo para hacer frente a esta particular fiesta. Después de que el fuego convirtiera en cenizas la madera apilada en el centro de la plaza, los jóvenes de la localidad inician la guerra de ceniza de la que sólo se salvan quienes, sabiendo la que se avecinaba, huyen de la plaza. Este jolgorio puede durar hasta altas horas de la madrugada.

El domingo gordo es el día por excelencia de los antruejos leoneses. El primer lugar que visitaremos será la localidad de Villalfeide donde salen los Caretos a eso de las 13:00, mascarada recuperada el año pasado y que tiene varios personajes particulares como una jirafa, una gomia encubierta, o ¿por qué no? una jirafa desde un origen con la que los que iban revestidos pedían el particular aguinaldo a los más mayores que no podían salir de sus casas, llegar incluso a las alturas y reclamar los torreznos, que era lo que se pedía. Recuperada el año pasado por sus vecinos, goza de gran popularidad consistiendo en vestirse lo más feo posible y correr, manchar, tiznar y asustar a los vecinos, en definitiva, disfrutar del antruejo.

Ya por la tarde regresamos a la zona riberana del Órbigo para visitar el pueblo de Llamas de la Ribera. Sus calles se teñirán a partir de las 16:30 de tradición, color y diversión. Guirrios, madamas y madamos, vistiendo estos últimos sus emblemáticos trajes de gala, acompañarán a los visitantes por la localidad. Bailes y cante, así como dulces típicos y un chocolate para endulzar esta fiesta tan tradicional serán los protagonistas junto a los enmascarados. Tampoco faltarán las bromas y los sustos, que habrá para todos.

Un poco más tarde, a las 17:00 dos pueblos del mismo ayuntamiento cerrarán este domingo "gordo" de celebraciones. El primero de ellos es Velilla de la Reina, una oportunidad única de ver en acción a sus personajes los Guirrios, el Toro, la Gomia que intervienen en una representación del carnaval rural tradicional con representaciones agrícolas, parodias religiosas o actos que hacen referencia a la fertilidad de la tierra, de la mujer, la veneración de animales, del toro o del culto al fuego.

Esa misma tarde tiene lugar la exhibición de toros y guirrios, la lectura del Testamento del Burro, baile con panderetas, la subasta de la vara de Torrajas, degustación de orejas, flores y frisuelos y baile popular para unos carnavales que, un año más, harán de las suyas en la plaza Mayor de la localidad, que se abarrota de gente para asistir a uno de los espectáculos más ancestrales de los que se celebran en la provincia.

Por otro lado, en Alcoba de la Ribera y también a la misma hora que Velilla, el antruejo recorrerá las calles de esta localidad con salida desde la plaza y que finalizará en la bolera. Allí se repartirá chocolate y orejas entre los asistentes.

Sencillo en sus elementos principales: los toros, muy similares a otros de la zona, aunque con un largo rabo a base de ramas, capaz de 'varear' a quienes a él se acercan por detrás, y los toreros, con su indumentaria blanca, su mázcara, pañuelo negro bordado con flores atado de hombros a cintura, en la mano, una bandera roja, a modo de capote, para lidiar al toro.

 

Guirrios y antruejos en el Carnaval de Llamas de la Ribera, León. / Peio García / ICAL
Guirrios y antruejos en el Carnaval de Llamas de la Ribera, León. / Peio García / ICAL

 

Ya el martes 13 de febrero, en la capital de la provincia, los urbanitas podrán disfrutar por las calles de la ciudad de León de estas manifestaciones a partir de las 19:00 para llegar hasta la plaza mayor donde cada una de ellas hará su representación. Cabe destacar que este año los Jurrus y Castrones de Alija del infantado no se pusieron de acuerdo para poder realizar su representación en la localidad, así como que todavía quedan mascaradas en la provincia después de la Cuaresma; como los Campanones de Quintanilla de Yuso que salen para el domingo de Resurreción, o como el Gracioso de Nogar que sale el fin de semana más próximo a San Lucas en Octubre, ambas mascaradas de Cabrera, ambas con un notable cambio de fecha. Estad atentos al sonoro mundo de los cencerros, porque una vez que os embauque, nunca volveréis a salir de él.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad