Quantcast

TRIBUNALES

La justicia da 15 días a Victorino Alonso para que pague 25,5 millones por destrozar una cueva neolítica

El empresario minero fue condenado a dos años de prisión por destruir la cueva neolítica de Chaves (Huesca) en el año 2007.

imagen
El empresario minero Victorino Alonso, en una imagen de archivo. César Sánchez / ICAL
ileon.com | 22/02/2018 - 11:25h.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Huesca ha instado al empresario minero leonés Victorino Alonso a que pague ya los 25,5 millones de euros a los que se le condenó, en corresponsabilidad con la empresa Fimbas, por la destrucción de la cueva neolítica de Chaves (Huesca) en el año 2007. La condena, ratificada por la Audiencia de Huesca, impuso además una pena personal de dos años de prisión para el antiguo dueño de Coto Minero Cantábrico.

Ahora se le ha instado a que pague la multa impuesta por los daños al patrimonio histórico aragonés en un plazo de 15 días, a contar desde el 15 de febrero. La cantidad impuesta tendrá que pagarla subsidiariamente la sociedad Fimbas que gestiona la finca donde se produjo la destrucción del patrimonio.

Hasta el momento Alonso ha abonado 17.538 euros, tras un embargo preventivo de su pensión que le impuso el juez en los últimos tres años. Es lo único que se le ha podido embargar hasta el momento al empresario que era dueño de un imperio minero con empresas en concurso de acreedores como Coto Minero Cantábrico y Unión Minera del Norte (Uminsa), la única que le queda en propiedad actualmente.

La sociedad Fimbas es la titular de un coto de caza de 2.000 hectáreas en la localidad de Bastarás, donde se ubicaba la cueva neolítica destrozada. En la sentencia se desvelaron las vinculaciones empresariales directas ya que Victorino Alonso era administrador único de la empresa Maderas Bodelón, sociedad que a su vez era accionista mayoritario de Fimbas.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad