Quantcast

sabor y tradición

Las barritas energéticas leonesas de la Güela Palmira

Además de las 'Fuel Cainejo', el restaurante Desván de Valdeón ha innovado con sus cubos de sabor: 'T'adobo, la sopa instantánea: 'Yot'adobo', y unos pequeñas bocaditos llamados 'Conquijíos'. Los ingredientes comunes, además del sabor a tradición, son la casi extinta androja y la ilusión por la recuperación de la base gastronómica más tradicional de la zona de Valdeón.

imagen
ileon.com  | 24/02/2018 - 17:30h.

Una historia de tradición y de innovación al mismo tiempo. El tándem perfecto compuesto por la añoranza del recuerdo, y la valentía de su recuperación, unas ganas que han conseguido que el Restaurante Desván de Valdeón se embarcara a recuperar un producto leonés caído en manos del olvido: la androja caineja.

A través de la marca Güela Palmira y con la genialidad de haber sabido adaptar a los tiempos un embutido muy conocido en la zona de Valdeón pero que poco a poco iba a comenzar a desaparecer de la memoria de sus gentes.

De esta forma, sus creadores no sólo han devuelto a la provincia esta joya gastronómica, un embutido de forma similar a la morcilla y de color anaranjado, sino que también han decidido dar un paso más allá con la creación de 'Fuel Cainejo', unas barritas energéticas para eventos deportivos como el 'Desafio Ultra El Cainejo'; unos cubos de sabor: 'T'adobo; una sopa instantánea: 'Yot'adobo'; y unas pequeñas bolitas de androja caineja recubiertas de semillas de chía, teff y amapola, presentes en la XV Feria de los Picos, y denominadas por sus creadores 'Conquijío', que en el vocabulario tradicional valdeonés significa capricho.

Productos innovadores, con sabor a tradición, adaptados a nuestros tiempos y que comparten no sólo la androja como alimento principal, sino la ilusión por la recuperación de la base gastronómica más tradicional de la provincia leonesa.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad