Quantcast

sociedad

Cepteco acoge la charla 'Problemas irresolubles en las relaciones de pareja'

Tendrá lugar el próximo jueves 31 de marzo dentro del III ciclo de charlas-coloquio gratuitas.

imagen
ileon.com  | 18/05/2018 - 11:54h.

El jueves 31 de marzo tendrá lugar en Cepteco la quinta charla que se realiza dentro del III ciclo de charlas-coloquio gratuitas con el título genérico Por el Bienestar Emocional que este centro está organizando. Lleva por título Problemas irresolubles en las relaciones de pareja y se llevará a cabo por Miguel Ángel Cueto, Psicólogo Especialista en Psicología Clínica y Director del centro en León.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de las crisis en la pareja?

Las causas que suelen producir problemas dentro de las relaciones de pareja van desde las personales: falta de aprendizaje de las habilidades necesarias para convivir en pareja; las sociales: expectativas idealizadas sobre el amor y la convivencia; hasta los problemas de adaptación al cambio: rutina y aburrimiento, evolución divergente, nacimiento de un hijo... Sin olvidar los problemas que pueden causar una infidelidad, las disfunciones sexuales, la violencia y/o maltrato, los conflictos con la familia política, las enfermedades, el paro... y no saber distinguir los problemas solubles de los irresolubles.

En todas las relaciones de pareja surgen conflictos, pero lo importante es aprender a llegar a acuerdos para resolverlos y tener una mayor armonía en la pareja. El procedimiento consta de varias fases: definir el problema aceptando también nuestra parte de culpabilidad en él, buscar alternativas para resolverlo y llegado a un acuerdo poner un tiempo para valorar si funciona.

Conseguir resolver problemas implica un esfuerzo por ambas partes que ha de realizarse conjuntamente, compaginando ideas distintas y priorizando su cumplimiento.

¿Cómo saber que un problema es irresoluble?

Los problemas irresolubles suelen ser personales ya que influyen los propios deseos y formas de ser de las personas. Cuando el problema está estancado, nos hace pensar que el otro no nos escucha, no avanzamos en su solución, no se cumplen las soluciones propuestas, lo planteamos emocionalmente alterados o nos lleva a un distanciamiento afectivo estamos ante un problema insoluble. Para que no se enquiste, conviene observar las debilidades y rarezas de nuestra pareja como partes divertidas del paquete completo de su personalidad.

La base de estos problemas está en las aspiraciones y deseos no cumplidos de la persona, de lo que solemos responsabilizar a nuestra pareja, y tienen que ver, generalmente, con miedos e inseguridades infantiles o con perder el apego de los demás. En muchos casos, sólo se pueden suavizar y hacerlos soportables para ambos, aprendiendo a vivir con nuestras diferencias. Saber qué problemas son irresolubles en la relación nos ayudan a tomarnos con humor las manías ajenas intentando no cambiar al otro, y permitirá estrategias más eficaces de afrontamiento.

¿Cómo llegar a acuerdos ante un problema irresoluble?

La mayoría de los problemas con los que discute de forma reiterada una pareja son irresolubles y la forma mejor de tratarlos es con sentido del humor, aprendiendo a vivir con ello y aceptándolo.

Aunque en aspectos fundamentales podría generarse un cierto consenso, hay que asumir que no podemos conseguir y hacer factibles todos nuestros sueños. Conviene aceptar al otro tal como es, que se sepa escuchado sin la obligación de que modifique su estilo de conducta, y asumir sus rarezas sin pretender cambiarlas.

En las parejas que no saben valorar cuáles son los problemas irresolubles tiende a deteriorarse gravemente la relación.

Puede reservarse plaza para acudir a dicha charla-coloquio llamando al teléfono de Cepteco desde el 21 de este mes.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad