Quantcast

tribunales

Nuevos documentos de ETA podrían resolver el asesinato de un leonés en Álava

La Audiencia Nacional ha reabierto el caso del asesinato de Máximo Casado, natural de Santa Elena de Jamúz, y al que la banda terrorista asesinó el 22 de octubre de 2000 en su domicilio de Vitoria cuando tenía 44 años.

 Máximo Casado, asesinado por ETA en 2000. / Foto: Covite (Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco)
Foto: Covite (Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco)
ileon.com  | 10/07/2018 - 18:28h.

Nuevos documentos de la banda terrorista ETA que han sido entregados desde Francia a España durante el pasado mes de febrero y que corresponden a documentos que habían sido incautados en distintas operaciones contra el grupo armado podrían dar pistas para resolver alguno de los más de 300 asesinatos cuya autoría aún se desconoce, según ha publicado el periódico El País.

Entre ellos figura el crimen del funcionario de prisiones Máximo Casado, natural de Santa Elena de Jamúz, y al que la banda terrorista asesinó el 22 de octubre de 2000 en su domicilio de Vitoria cuando tenía 44 años.

En la documentación podría haber informaciones que determinen quienes fueron los autores directos del crimen. Por el momento, la Audiencia Nacional a instancias del fiscal antiterrorista Marcelo Azárraga ha reabierto el caso.

Máximo Casado fue asesinado con una bomba lapa con dos kilos de explosivos que fueron colocados en los bajos de su vehículo, que se encontraba aparcado dentro del garaje comunitario de su bloque de pisos.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad