Quantcast

PLENO DE LAS CORTES

Herrera califica de “escándalo” el cierre de Vestas en Villadangos y aboga por “europeizar” el conflicto

El presidente de la Junta defiende la actuación del Gobierno en este conflicto y UPL le pide que traslade esta problemática en su próxima visita a Pedro Sánchez.

Protestas por el cierre de Vestas
Ical | 11/09/2018 - 19:00h.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, califico de "escándalo" el cierre de la planta de Vestas en Villadangos del Páramo, en la provincia de León, y garantizó que se continuará luchando conjuntamente con el Gobierno de la nación, con los sindicatos y con los propios trabajadores de la factoría. Además, abogó por "europeizar" el conflicto, a la vez que defendió el trabajo que ha desarrollado el Gobierno cuyo comportamiento tiene "pocos precedentes en los 18 años de incidentes de esta naturaleza que conoce este presidente", dijo.

Así lo dijo el presidente de la Junta en respuesta a la pregunta del procurador del Grupo Mixto (UPL), Luis Mariano Santos, que requirió conocer si el Ejecutivo autonómico entiende que la actuación de las administraciones públicas en el conflicto de Vestas ha sido eficiente. Herrera estimó que algo han tenido que ver las administraciones a la hora de crear en el entorno de esta planta un entramado de empresas que llegaban para "fortalecer" la competitividad de la planta, además de que se han dado a Vestas "puntos de relieve" a la hora de que la compañía danesa sea líder en materia de energía.

Herrera recordó "una crisis semejante" que se vivió hace unos años también en la provincia de León, en concreto en la comarca del Bierzo, con la empresa LM y donde el trabajo de las administraciones ha permitido convertir a la planta en una gran empresa de plantas eólicas con más de 800 puestos de trabajo, aunque en ese caso se encontró una empresa que se hizo cargo de la planta. "Hay disposición de estar al lado de los trabajadores para salir de esta crisis", garantizó Herrera.

El presidente de la Junta acusó a la multinacional Vestas de "falta de transparencia y falta de lealtad" y lamentó el "giro" que se dio el 27 de agosto cuando se anunció simultáneamente a los trabajadores y a la Junta "lo que hasta entonces había sido un periodo conflictivo" en el que la compañía puso sobre la mesa la necesidad de cerrar algunas líneas, pero en ningún momento planteó el cierre absoluto con un ERE extintivo. "De poco habrían valido con carácter previo los contactos y reuniones que se habían realizado con trabajadores y con la empresa" así como las gestiones para que los trabajadores fueran recibidos y escuchados por el Ministerio de Industria.

En relación al comportamiento del Gobierno, Herrera incidió en que su comportamiento "tiene muy pocos precedentes en los 18 años de incidentes de esta naturaleza que conoce este presidente", reiteró. Por ello, Herrera recalcó la importancia de "europeizar" el conflicto porque "o nos defendemos a nivel europeo, o estas empresas no dan puntada sin hilo".

El "delito industrial" que a juicio de Herrera ha cometido la multinacional danesa supone "un escándalo" porque la compañía no renuncia a seguir trabajando en España y a repotenciar los aerogeneradores porque Vestas "es líder en energía eólica en Castilla y León" además de que es la empresa que mantiene los parques eólicos de alguna gran compañía. "Deslocalizan la actividad, se llevan la fabricación de turbinas y pretenden llevarse la maquinaria de aquí y traer del exterior esas máquinas", lo que es "un escándalo".

El procurador del Grupo Mixto (UPL), Luis Mariano Santos, respaldó la actuación "miserable" de la multinacional que ha trabajado durante 12 años en la provincia de León "a coste cero", y trasladó la "sensación" de la calle de que, aunque trabajadores y sindicatos enviaron "un mensaje de socorro", se cree que fue "la plasmación del viejo cuento del lobo". Pese a estas palabras, Santos no quiso quitar responsabilidad a la multinacional que está deslocalizando la planta "sin sentimiento ni agradecimiento" a pesar de haber sido bien tratada.

Ante este nuevo cierre, Santos trasladó algunas conclusiones "evidentes" como que en la provincia de León "da lo mismo quién gobierne en Madrid" porque "no tenemos suerte con los distintos ministros de Energía". Desentrañando la política energética española, recordó que la crisis llegó primero a la mineria y ahora un proceso de descarbonización. "¿No será que nuestro territorio solo es apto para pantanos?" se preguntó Santos.

Por otro lado, Santos lamentó el papel del Gobierno autonómico y la influencia de los líderes de la Comunidad que, a su juicio "poco pintan" si una multinacional es capaz de vetarla. "Sin Vestas ni carbón, se muere León", recordó Santos, y pidió al presidente de la Junta que traslade este malestar a la visita que próximamente mantendrá con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para pedir un plan de industrialización de León y la Región Leonesa para "compensar" las políticas energéticas de los últimos años de PP y PSOE.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad