Quantcast

Conflicto en Vestas

Continúa la negociación entre Vestas y el Gobierno para 'salvar' la factoría de Villadangos

Las garantías que tiene que dar Vestas de que encontrará un proyecto industrial alternativo para la planta atascan la negociación

Concentración de los trabajadores de Vestas en Villadangos del Páramo
ICAL | 20/09/2018 - 08:20h.

AMPLIACIÓN. La dirección de Vestas, los representantes del Ministerio de Industria, la Junta y los agentes sociales de Castilla y León acordaron este miércoles mantener la negociación para garantizar una actividad industrial en la planta que la empresa danesa tiene en Villadangos del Páramo, según informaron tras una reunión de casi cuatro horas.

Pese al optimismo del secretario general de Industria, Raúl Blanco, quien aseguró pasadas las nueve de esta noche que existía un principio de acuerdo para resolver el conflicto y señalaba que podría firmarse en los próximos días, ni la Junta de Castilla y León ni los agentes sociales de la Comunidad admitieron la existencia de ese pacto y lo único que señalaron es que se ha acordado continuar en la negociación para lograr que Vestas garantice que buscará un inversor o una empresa que se instale en la factoría que ahora tiene en Villadangos. Precisamente, la reunión se atascó hoy en las garantías que exigen a la planta danesa de que buscará esa alternativa.

El secretario general explicó la larga negociación de en que "los acuerdos son laboriosos" pero descartó hablar de "marcha atrás". Ahora toca "perfilar las diferentes medidas y las diferentes garantías por todas las partes", agregó tras una reunión que se inició a las 16.30 horas y que terminó pasadas las nueve de la noche.

Blanco explicó que en su ánimo está en "mantener las capacidades industriales y laborales que existen en Villadangos", así como mantener el entorno industrial en el ámbito de las energías renovables "que se había generado en la provincia vinculado a la empresa Vestas". Además, mencionó la "recolocación" de los trabajadores en empresas del mismo sector y que la capacidad industrial de la zona "sea aprovechada por nuevos inversores".

Sin embargo, para el viceconsejero de Economía de la Junta de Castilla y León, Carlos Martín Tobalina, "no hay ningún acuerdo". Martín, que reconoció los esfuerzos del Ministerio por llegar a ese punto, consideró que ese acuerdo tiene que pasar "por una garantía real y cierta del compromiso por parte de Vestas de relocalizar la actividad en las instalaciones que va a cerrar".

"No podemos admitir una propuesta que vaya únicamente enfocada a una voluntad de traer inversión, tiene que haber una garantía real", incidió. Condición que no se da para el empleo del mismo número de puestos de trabajo que se van a destruir con "la decisión unilateral" de Vestas. Es por eso que remarcó que "a las nueve y media de la noche no hay acuerdo". "La solución industrial no se ha garantizado".

En lo que sí coincidieron las partes (Vestas, Ministerio de Industria y Fundación Anclaje perteneciente al Diálogo Social) es en la voluntad de mantener los esfuerzos por que se alcance dicho consenso. De hecho se espera un nuevo encuentro para este viernes.

Sobre el retraso en informar sobre el curso de las negociaciones, Martín Tobalina aclaró que "nosotros no tenemos ninguna prisa en llegar a una mala solución, queremos una buena solución industrial". "La solución la tiene que traer la empresa que destruye esa capacidad industrial y pasa por la garantía que Vestas tiene que llevar a un inversor que de la misma capacidad industrial que está destruyendo"

Música positiva

El secretario de Política Sindical y Desarrollo Federativo de CCOO en Castilla y León, Juan Manuel Ramos, reconoció que las medidas de la empresa "son de garantía" pero la intención es "amarrar esa garantía" de industrialización, algo que por el momento no ha permitido que se llegara a ningún tipo de acuerdo. "La sintonía es buena, la filosofía es buena y todas las partes estamos en aras de llegar a ese acuerdo que permita la garantía de reindustrialización, pero hoy no ha sucedido", lamentó Ramos.

El 'quid' de la cuestión es que la multinacional danesa "no ha concretado" y aunque ha trasladado su compromiso con la provincia de León, no ha ofrecido "garantía efectiva y real" de reindustrialización. Por ello, los responsables sindicales valoraron "negativamente" la falta de propuesta de la multinacional, porque piden un compromiso "real y eficaz" de que todas las personas afectadas por el cierre de la factoría de Villadangos del Páramo mantendrán un puesto de trabajo y de que la reindustrialización en la zona será "un hecho".

Tras la reunión de este miércoles, en principio está prevista un nuevo encuentro el próximo viernes, siempre y cuando los documentos que se intercambien los agentes sociales tenga "una música positiva" ya que, si las propuestas "no escriben la letra de la música que queremos" no habrá nueva cita entre las partes para buscar una solución al "serio golpe" que el cierre de Vestas supone para la provincia de León.

Por su parte, el vicesecretario general de UGT en Castilla y León, Evelio Angulo, negó la existencia de un principio de acuerdo aunque apostilló que las negociaciones no se han roto, sino que la intención es "pelear" por mantener el tejido industrial en la misma fábrica de Villadangos y aprovechar las inversiones públicas que se han desarrollado en los últimos años para el mantenimeintod de la actividad industrial.

Angulo aclaró que "van a pelear", sin entrar en la negociación de las condiciones que están abordando la representación unitaria de los trabajadores para pactar las posibles condiciones de salida o recolocación de los trabajadores porque recordó que la Fundación Anclaje está "para solucionar problemas de esta índole", dijo. "Aquí hablamos de la industrialización de una comarca y una provincia en concreto", sentenció.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad