NUEVA MARCA PARA EL PRINCIPAL BANCO DE LEÓN

El abanico de Unicaja Banco se abre paso como principal marca bancaria de León

Unicaja Banco completa la absorción de EspañaDuero, su filial heredera de la actividad bancaria de las antiguas Caja España y Caja Duero. La nueva marca sustituirá progresivamente al toro de Caja España y la 'D' del río de Caja Duero en todas sus oficinas.

imagen
A. Vega | 24/09/2018 - 08:30h.

Desde este lunes "TODOS seremos empleados de Unicaja y deseamos que este largo proceso nos depare un futuro próspero". Así se pronunciaba hace unos días, en las redes sociales, uno de los sindicatos de la antigua EspañaDuero, la marca heredera de la actividad bancaria de Caja España y Caja Duero, para dar la bienvenida a la nueva etapa del primer banco en cuota de mercado en la provincia de León, que desde este momento operará solo bajo la marca Unicaja Banco.

Este pasado viernes tuvo lugar la inscripción en el Registro Mercantil de la fusión entre Unicaja Banco y su filial Banco Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (Ceiss), dando lugar a una entidad financiera única y finiquitando un siglo de historia bancaria local. Un escueto hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha dado una pequeña publicidad al asunto, cuya consecuencia más relevante es que los antiguos accionista de EspañaDuero que mantuvieran acciones pasarán a tenerlas de Unicaja.

Para los clientes del banco han sido los avisos del fin de la operatividad de la banca electrónica de EspañaDuero ,y la no disponibilidad de algunas operaciones este mismo fin de semana, la forma en que se ha podido enterar del fin de su histórica marca bancaria, 'maldita' en los últimos años. Ahora todo será Unicaja y su color verde corporativo, que alude a sus orígenes andaluces en Málaga, quienes ocupen el puesto de primer banco de la provincia de León, aunque sin la vinculación histórica de la antigua caja.

Este fin de semana se ha producido el apagado de la antigua web corporativa -espanaduero.es- y el traslado de la banca online al canal de Unicaja. Es el primer paso para la extinción total de la marca EspañaDuero y las de Caja España (y Caja Duero) de los rótulos de las oficinas, donde todavía quedaban estas muestras de arqueología de marca. En 2015, tras adquirir el control de Ceiss, Unicaja implantó una nueva marca, 'EspañaDuero', cambiando los colores a su verde corporativo y manteniendo parte del toro de Caja España y de la 'D' de Caja Duero. Aunque se barajó mantener la marca como forma de identificación local, la fusión y su desgaste han llevado a optar por su desaparición completa. Apenas tres años ha durado la marca en funcionamiento.

El siguente paso, lógico, es la adaptación de sus oficinas a la nueva marca, un proceso que según ha podido conocer ILEÓN comenzará en las próximas semanas. Los rótulos de Caja España (y de Caja Duero) dejarán de lado el color grana y pasarán a adoptar la marca corporativa. Curiosamente los rótulos de las antiguas cajas nunca fueron cambiados en todo el proceso de nacionalización, absorción por Unicaja y creación de la nueva marca, quizá suponiendo su futuro de cambio por otra imagen diferente.

Logotipos de Unicaja y las marcas previas locales.
Logotipos de Unicaja y las marcas previas locales.

Nuevo ajuste de personal previsto

Según el digital Vozpópuli Unicaja acometerá un nuevo 'ajuste' de plantilla una vez que se culmine la fusión ya ejecutada. Se trataría de un proceso voluntario y consensuado con los sindicatos que no implicaría un ERE como el llevado a cabo en EspañaDuero y que supuso la salida de 850 trabajadores y, en el caso de León, de la liquidación de El Portillo como sede principal de la entidad financiera.

El fin de la marca 'EspañaDuero' supone el cierre del proceso financiero que, según datos públicos, ha tenido un coste de unos 160 millones de euros para el erario público. Una cifra derivada de las aportaciones a Caja España y Caja Duero para su fusión y posterior nacionalización y venta a Unicaja, con parte de estos fondos devueltos por la entidad compradora. Adicionalmente hay otros más de 3.000 millones de euros obtenidos por traspaso de activos tóxicos al 'banco malo', sin que haya datos públicos sobre el resultado de esta operación.

Unicaja Banco cuenta actualmente con una red de 1.200 oficinas, tres millones de clientes y 7.000 empleados, siendo el séptimo banco de España por capitalización bursátil.

El cambio de marca culmina un proceso en que el 'pez chico' pero solvente -Unicaja- se comió al 'grande' y quebrado -Caja España-Duero-. Con una lección para tiempos futuros, el tamaño no lo es todo.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad