Quantcast

Medio Ambiente

Las cementeras de La Robla y Venta de Baños quemaron 31.400 toneladas de neumáticos, muchos 'importados'

Ecologistas critica que se incinere muy por encima de las 23.300 toneladas recogidas ese mismo año en los talleres y desguaces de Castilla y León, y exige al consejero que deniegue el proyecto de la cementera Cosmos en el Bierzo.

imagen
ileon.com  | 26/09/2018 - 09:23h.

En respuesta a una pregunta oral del Grupo Parlamentario de Podemos, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, el leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones, reconoció ayer en el Pleno de las Cortes que en el año 2016 las fábricas de cemento de La Robla (León) y Venta de Baños (Palencia) incineraron 31.400 toneladas de neumáticos fuera de uso (NFU), muy por encima de las 23.300 toneladas recogidas ese mismo año en los talleres y desguaces de Castilla y León, según destacan en una nota de prensa.

'Ecologistas' destaca que el consejero rectifica así su contestación escrita del pasado mes de junio al Grupo de Podemos, en la que limitaba los neumáticos incinerados en Castilla y León a 5.800 toneladas en 2016, seis veces menos de la cifra facilitada ahora, evidenciando "el descontrol o la opacidad de la gestión de estos residuos en la región". La misma respuesta estimaba la capacidad de tratamiento de las instalaciones ubicadas en Castilla y León en 78.000 toneladas/año, triplicando los recogidos en la Comunidad.

Lo más llamativo para la organización conservacionista es, por tanto, que la cementera de Venta de Baños y sobre todo la de La Robla vienen quemando en los últimos años más residuos de neumáticos de los que se producen en toda Castilla y León, importando grandes cantidades de estos desechos desde las Comunidades de Madrid y el País Vasco, o incluso desde países vecinos como Francia.

En parte basándose en estos datos, Ecologistas en Acción ha reclamado hoy al consejero de Fomento y Medio Ambiente que deniegue el permiso de incineración de neumáticos solicitado por la empresa propietaria de la cementera berciana de Toral de los Vados, en El Bierzo, por "contravenir" la prioridad del reciclaje, los principios de "autosuficiencia y proximidad en la gestión" de los desechos y los objetivos del Plan de Residuos de Castilla y León, así como por poner en riesgo la salud y la economía.

En un comunicado, la organización ecologista recuerda que el Plan Regional de Carreteras de Castilla y León 2008-2020 contempla un objetivo de reciclado de caucho en los pavimentos de las vías autonómicas y provinciales, que de cumplirse permitiría aprovechar todos los neumáticos fuera de uso recogidos cada año en la región, haciendo innecesaria su incineración.

Podrían quemarse la mitad de los neumáticos de España

En este contexto, resulta a juicio de la organización "incomprensible" que la Consejería pretenda "ampliar aún más" la sobrecapacidad de tratamiento de la Comunidad, autorizando a la cementera de Toral de los Vados en El Bierzo la incineración anual de otras 33.500 toneladas de neumáticos, que sumadas a las 85.000 toneladas anuales ya autorizadas en las cementeras de La Robla y Venta de Baños, permitirían quemar en Castilla y León la mitad de los neumáticos usados producidos al año en España.

La incineración de neumáticos emite, explicó, "importantes cantidades de sustancias tóxicas orgánicas como dioxinas y furanos, conocidos alteradores hormonales de carácter cancerígeno, además de metales pesados o hidrocarburos poliaromáticos, también cancerígenos". Además aseguró que arruinará la próspera actividad agroalimentaria y el turismo de la comarca de El Bierzo, coincidiendo en estos argumentos con Bierzo Aire Limpio, que ya suma 10.000 alegaciones ciudadanas en contra del proyecto.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad