Quantcast

polémica Vestas

Vestas ofrece indemnizaciones superiores a los 67 días por año, jubilaciones parciales y la recolocación en otras plantas

La ratificación del acuerdo por la asamblea de trabajadores daría paso mañana a la reicorporación de parte del personal.

imagen
Miriam Chacón / ICAL Concentración de trabajadores de Vestas frente a la consejería de Hacienda
Miriam Badiola / Ical | 08/10/2018 - 08:17h.

Un mes después de que los trabajadores de Vestas en Villadangos del Páramo y la dirección de la empresa iniciaran la negociación del ERE (Expediente de Regulación de Empleo) de extinción para los más de 370 trabajadores de la factoría, el Comité de Empresa llegó hoy a un acuerdo con la multinacional danesa en el que se recogen indemnizaciones superiores a los 67 días por año trabajado y la recolocación en otras plantas de la empresa.

Tras una reunión de más de 20 horas de duración, el plazo de negociación finalizó este domingo con un pacto que el secretario general de UGT, Francisco Romero, calificó en declaraciones a Ical como "muy complejo", con medidas "encaminadas a favorecer al máximo a los trabajadores" y que sindicalmente es un "buen" acuerdo "dentro de la gravedad de la situación".

Entre las cuestiones detalladas por Romero, se encuentra una indemnización media de 67 días por año trabajado, que "en caso de la mayoría de los trabajadores que finalicen el 31 de diciembre sería mayor". En el caso de aquellos que tengan expectativas de trabajo inminente, se les permitiría la opción de finalizar de manera inmediata su relación laboral con unas cuantías "que superarían los 45 días por año trabajado".

Con el objetivo de "minimizar los efectos de las extinciones laborales", se ofrecerá una jubilación parcial con un contrato de relevos a los trabajadores mayores de 60 años, mientras que a los mayores de 54 podrán acogerse a "un convenio especial" que permitirá que su relación laboral vaya más allá de 2018 y se mantenga hasta el primer semestre de 2019 para "darles las posibilidades de buscar empleo".

En su conjunto, para Francisco Romero, el acuerdo cuenta con medidas de relevancia, entre las que destacó la creación de un plan social de recolocación, mediante el que se permitirá que aquellos trabajadores que voluntariamente lo decidan tengan la opción de ser recolocados en las plantas de Vestas situadas en Lugo o Ciudad Real, así como las de diferentes partes del mundo. Sin embargo, "no se conoce el número de plazas ofertadas, sino que irán saliendo a medida que vaya pasando el tiempo y vayan surgiendo en las diferentes factorías".

A esta hora, el acuerdo está en manos de los trabajadores, que llevan reunidos desde las 18 horas en asamblea para decidir si aprueban o no las condiciones del pliego presentado por el Comité de Empresa.

"En el caso de que el acuerdo sea ratificado por los trabajadores, mañana lunes empezaría la incorporación de algunos trabajadores para realizar labores de mantenimiento e ir reanudando posibles líneas de producción", señaló el representante sindical.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad