Quantcast

medio ambiente

La Junta toma muestras de 3.000 jabalíes para controlar la peste porcina y pide coordinación con Portugal

La Consejería de Agricultura participa en la 54 reunión Hispano-Lusa, en Santiago de Compostela, para "reforzar actuaciones preventivas que impidan o limiten la entrada de las enfermedades y plagas vegetales".

Eduardo Margareto / ICAL Un jabalí en una carretera de Castilla y León.
Eduardo Margareto / ICAL Un jabalí en una carretera de Castilla y León.
Ical | 21/11/2018 - 16:47h.

La Junta de Castilla y León ha tomado muestras de 3.000 jabalíes para controlar la peste porcina africana en el marco del refuerzo de la vigilancia epidemiológica y sanitaria de estos animales silvestres. No obstante, dado el área de campeo de esta especie, el Ejecutivo pidió acciones coordinadas con Portugal, tal y como lo ha trasladado hoy en el marco de la 54 reunión Hispano-Lusa, que se celebra en Santiago de Compostela y que constituye uno de los puntos más importantes de encuentro y coordinación entre las autoridades portuguesas y españolas en sanidad animal y vegetal.

El encuentro, que contó con la participación del director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias, Óscar Sayagués, se centró en la importancia de la coordinación de las actuaciones en materia de sanidad animal y vegetal entre ambos países y constituye el marco adecuado para el intercambio de experiencias y conocimientos, con el objetivo de favorecer las transacciones comerciales.

El principal objetivo de este encuentro es reforzar las actuaciones preventivas que impidan o limiten la entrada de las enfermedades y plagas vegetales que tengan repercusión en las producciones agrarias y, por lo tanto, en la economía de las regiones de ambos territorios.

En este sentido, uno de los puntos principales ha sido el intercambio de información sobre las medidas preventivas puestas en marcha por ambos países en relación con la peste porcina africana, una enfermedad que se encuentra ya presente en diez estados miembros de la Unión Europea y que preocupa especialmente por la evolución experimentada en los últimos meses. En este sentido, se anunció la búsqueda de estrategias comunes transfronterizas destinadas a impedir la entrada de la enfermedad tanto en España como en Portugal.

Desde Castilla y León ya se han puesto en marcha una serie de medidas preventivas entre las que hay que destacar el refuerzo de los controles sanitarios de los animales cuyo comercio tenga como destino esta región, como son las 3.000 muestras. Por otro lado, y dado que el jabalí juega un papel fundamental en la transmisión de la enfermedad, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha solicitado a los agentes del Servicio de Prevención de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil su colaboración para el control de todos los movimientos de vehículos que transportan estos animales.

Además, la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ya solicitó el pasado mes de abril, en el seno del Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios, la prohibición de importaciones de estos animales de la UE para minimizar la posibilidad de difusión de la Peste Porcina Africana. Todas estas medidas están acompañadas de diferentes reuniones con representantes del sector porcino para transmitirles la necesidad de reforzar todos los aspectos de bioseguridad en las explotaciones ganaderas.

Tuberculosis y lengua azul

Otro de los capítulos que se trataron en la reunión es el nuevo proyecto de Real Decreto que establece la normativa básica en materia de actuaciones sanitarias en especies cinegéticas y de fauna silvestre en relación con la tuberculosis, de cara a avanzar en el control sanitario de la fauna, tanto en tuberculosis bovina como en otras enfermedades emergentes, como la propia peste porcina africana.

También se ha puesto en común la situación actual de la lengua azul y las estrategias de vacunación llevadas a cabo por los dos países en aras de evitar la expansión de la enfermedad y facilitar los intercambios comerciales entre España y Portugal con los animales inmunizados.

Otra de las enfermedades que se están analizando es la de Aujeszky y su plan de control y erradicación. Castilla y León está libre de esta enfermedad desde el año 2010, situación que en su momento permitió a los ganaderos de la Comunidad partir en mejores condiciones en las transacciones comerciales hacia los mercados exteriores.

Programa Interreg

En este encuentro también se abordaron los dos proyectos presentados a la segunda convocatoria del Programa de Cooperación Interreg V a España-Portugal (Poctep) 2014-2020, en los que la Junta participa como beneficiario principal. Uno de ellos fue presentado para el impulso y desarrollo de las empresas ganaderas de ovino-caprino mediante aplicación de programas sanitarios y reproductivos innovadores y el segundo sobre la Red Hispanolusa de vigilancia epidemiológica en fauna silvestre y valoración de su interacción y consecuencias en la ganadería doméstica y medio ambiente.

Sanidad vegetal

En materia de sanidad vegetal se analiza la situación de plagas de especial interés dentro de los programas de lucha y prevención, como son los casos de la Tecia y Epitrix en patata y la valoración de las medidas implementadas en la lucha contra Xylella fastidosa.

En Castilla y León no se ha declarado la presencia de esta plaga, pero ya se ha implementado un plan de control con el objetivo fundamental de impedir la entrada y propagación de este patógeno basado en la aplicación de medidas de prevención.

Esta estrategia contempla varias acciones, entre las que se incluyen la celebración de jornadas formativas dirigidas a los agricultores y técnicos para concienciar de la importancia de las labores preventivas, así como de las buenas prácticas agronómicas, información sobre las medidas a llevar a cabo en el caso de que se detectasen plantas sospechosas, realización de controles e inspecciones en las parcelas que alberguen plantas hospedantes a la plaga, así como la colocación de trampas en las parcelas para la detección de los insectos vectores.

La Consejería de Agricultura y Ganadería, con el objetivo de realizar la detección temprana de la presencia de nuevas plagas en el territorio y poder minimizar los daños causados en las explotaciones agrícolas, tiene establecido un plan de control de sanidad vegetal que para este año 2018 incluye la ejecución de más de 17.300 inspecciones de campo con más de 16.100 tomas de muestras.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad