Quantcast

Industria

Gobierno y Junta compiten en euforia al sellar en Villadangos el acuerdo industrial que sustituye a Vestas

La ministra de Industria Reyes Maroto y la consejera de Economía Pilar del Olmo escenificaron hoy entre grandes aplausos el acuerdo con Vestas para que venda a la siderúrgica NSR la fábrica de Villadangos del Páramo, en la que invertirá hasta 130 millones y que, con su 'efecto llamada' se puedan crear hasta 1.100 empleos.

Firma de la venta de Vestas a Network Steel en Villadangos del Páramo
Carlos S. Campillo / ICAL. Pilar del Olmo (i), Reyes Maroto (c) y Óscar Heckh (d).
A. Vega / C.J.D. | 03/12/2018 - 19:22h.

1.100 nuevos empleos en los próximos años en la nueva era del polígono industrial leones de Villadangos del Páramo tras el cierre de Vestas y gracias al motor del acuerdo de compra de sus instalaciones por parte de la empresa acerera Network Steel Resources (NSR). No hay resumen mejor que los puestos de trabajo que se esperan crear para destacar la trascendencia que tanto el Gobierno como la Junta de Castilla y León le han dado hoy a la escenificación del acuerdo entre Vestas y NSR, con la rúbrica personal de la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, y la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo.

Compitiendo en euforia por este acuerdo, ante el presidente Óscar Heckh -con quien ambas ya firmaron por separado en Madrid y Valladolid- y el presidente de Vestas Mediterranean, Eduardo Medina, Maroto y Del Olmo coincidieron en destacar la sintonía con ambas compañías para facilitar el desembarco de NSR en León en un proyecto que aventura por sí mismo 350 empleos en el horizonte de dos años con la inversión de 130 millones de euros.

Maroto no dudó en poner en valor el trabajo realizado por los sindicatos, sin olvidar mencionar a la "sociedad leonesa saliendo a la calle", asegurando que "hemos conseguido darle una solución industrial a la planta que es muy buena porque es un empresario español y va a tener arraigo con esta tierra". Avanzó la ministra de el próximo 1 de enero de 2019 la fábrica de Vestas cambiará de manos y el 1 de marzo se incorporarían los primeros trabajadores, prioritariamente de la actual plantilla de la multinacional eólica.

Carlos S. Campillo / ICAL. La ministra de Industria, Reyes Maroto, aplaudida por la plantilla de Vestas
Carlos S. Campillo / ICAL. La ministra de Industria, Reyes Maroto, aplaudida por la plantilla de Vestas

También aseguró que "vamos a traer más proyectos industriales", tomando la palabra del "reto demográfico" al alcalde de Villadangos, Teodoro Martínez, quien le había pedido "que se cambie La ley para poder gastar más dinero" desde los ayuntamientos, porque "si no el mundo rural se muere, se quema y no existirá en 20 años". "Nos ha tocado la pedrea un poquito", resumió muy gráficamente Maroto, añadiendo un "espero no defraudaros" antes de recibir una salva de aplausos de un auditorio entregado en el salón de actos del Ayuntamiento de Villadangos.

No menos aplausos concitó la consejera de la Junta Pilar del Olmo, que destacó los "resultados satisfactorios" que hoy se han sellado tras haber "trabajado conjuntamente" para que esta jornada sea "el principio de algo importante que va a ocurrir en Villdangos", algo de lo que también agradeció al regidor.

La consejera, en ausencia del presidente de la Junta, refirió los detalles del reciente Plan Territorial de Reindustrialización de Villadangos aprobado por el gobierno autonómico, recordando que inyectará medidas de financiación como mínimo de 15 millones de euros", otros dos millones en proyectos de mejora energéticas de gas y energía eléctrica que requiere la nueva compañía y la colaboración Gobierno-Junta para financiar los seis millones para un nuevo tramo de conexión ferroviaria que necesita NSR.

Desembarco, tensión y separación

Casi nadie se quiso perder la escena: cargos políticos, sindicales y empresariales de la provincia desembarcaron en Villadangos, creando, eso sí, un ambiente perfectamente diferenciado entre PP y PSOE, con ambos líderes provinciales, Juan Martínez Majo y Javier Alfonso Cendón entre ellos. Como diferenciada, y por momentos tensa, fue la escenografía para cada una de las altas representantes, que apenas coincidieron en el momento de estrecharse las manos con el empresario 'salvador' de Vestas. Eso sí, no se olvidaron de agradecer una a la otra el trabajo realizado para que superar la crisis industrial provocada por la decisión de la eólica de cerrar su factoría.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad