Quantcast

Educación

UGT pide enfermeros escolares en los 145 centros con alumnos con patologías crónicas

El sindicato rechaza la orden de la Junta por ser "muy ambigua" y "poco realista" al contemplar que los docentes administren la medicación a los estudiantes.

imagen
ICAL | 09/01/2019 - 12:53h.

La Unión General de Trabajadores (UGT) en Castilla y León propuso hoy la incorporación del enfermero escolar el próximo curso durante la jornada completa en los 145 centros con alumnos con patologías crónicas y problemas motóricos. Posteriormente, reclama una implantación progresiva de esta figura hasta llegar a todos los centros educativos en "el menor tiempo posible". En el caso de los colegios rurales, integrados en un CRA, compartirían un enfermero al contar con un reducido número de alumnos.

El sindicato recordó que la Comunidad cuenta, en la actualidad, con una treintena de enfermos escolares en los centros de Educación Especial, además de otros profesionales que acuden desde un centro de salud a algunos colegios de la zona para atender a alumnos enfermos para su atención y la administración de fármacos.

UGT considera necesario crear una orden, como la que ha presentado la Junta, para "dar solución" a los problemas que tienen los alumnos con necesidades sanitarias o socio sanitarias, escolarizados en centros financiados con fondos públicos en la Comunidad. Eso sí, la organización sindical rechaza esta orden por ser "muy ambigua" y "poco realista".

El representante sindical de la Federación de Servicios Públicos (FSP) y enfermero escolar en el Colegio de Educación Especial Bergidum de Ponferrada (León), Javier Sánchez Martínez, lamentó que el borrador que la Junta ha presentado a los sindicatos propone medidas que serán "ineficaces" para dar solución a los problemas reales de este alumnado pero también al personal del centro educativo y las familias.

Al igual que se han pronunciado otros sindicatos, UGT mostró su oposición a que el personal del centro educativo, no sanitario, sea el encargado de administración la medicación a los alumnos que la precisen así como valorar y dar la primera asistencia ante urgencias hasta que lleguen el enfermero y el médico.

El secretario general de FSP de UGT Castilla y León, Tomás Pérez, recordó que en los hospitales, la administración de un medicamento corre a cargo de un enfermero, ni siquiera en un auxiliar o un celador. "Pero queremos que esa labor en los colegios recaiga en un bedel o un docente", subrayó.

En este sentido, Sánchez Martínez precisó que la orden de la Junta no precisa el tipo de administración, pese a que puede ser oral, intramuscular o rectal, como es el caso para el tratamiento de una epilepsia.

Educación para la salud

El sindicato lamenta que la administración regional no contemple la implantación de la enfermería escolar y considera que esta nueva regulación debe ser aprovechada para la incorporación de un profesional sanitario al sistema educativo. De esta manera, tal y como explicó el representante sindical, sería una figura no solo para atender a los alumnos enfermos sino también para formar a los escolares en materias como drogodependencias, nutrición, prevención de trastornos alimentarios, educación afectivo sexual y reproductiva y reanimación cardiopulmonar, entre otras. Además, supondría un gran apoyo para los docentes que, en ocasiones, se sienten desbordados para tratar estos temas en clase.

En definitiva, UGT persigue que el enfermero escolar sea un profesional sanitario con aptitudes pedagógicas. "Queremos que actúe como  un elemento clave de conexión entre padres, docentes, alumnos y otros profesionales de la salud", señaló Javier Sánchez. No en vano, facilitaría la conciliación de la vida familiar al posibilitar la integración en cualquier centro educativo de alumnos con enfermedades crónicas como diabetes, epilepsia y otras patologías neurológicas, diversidad funcional y enfermedades raras.

El sindicato hizo hincapié en la educación para la salud al considerar que, en la actualidad, es "insuficiente" e "ineficaz", lo cual repercute en el aumento de las patologías crónicas en la edad adulta. "Hablamos de que el enfermero escolar supondría un beneficio social a la comunidad educativa, además de suponer un gran ahorro al sistema sanitario al dar solución temprana a problemas de salud en la edad escolar y prevenir enfermedades en un futuro", precisó Sánchez Martínez.

Salud mental

UGT reclamó que la orden no menciona a los alumnos que tienen problemas de salud mental asociados a la discapacidad intelectual ni propone medidas para darles la atención que necesitan. El secretario regional de la FSP demandó elaborar un protocolo regional, al igual que existe en otras comunidades, para atender a estos estudiantes. No en vano, manifestó que estos problemas de conducta se producen de forma inesperada, repentina y mantenida en el tiempo, por lo que ponen en riesgo la seguridad de estos menores enfermos, el resto de los alumnos y el personal del centro.

Pérez abogó por que la solución a cualquier problema sanitario corresponde a los profesionales sanitarios que permanezca en el centro educativo. De ahí, la necesidad de contar con psicólogos que elaboren los programas de modificación de conductas y asignar a un psiquiatra que conozca a los alumnos, a quien se pueda llamar para dar una solución rápida y eficaz.

Por último, el responsable sindical exigió una norma "integral e integradora" que beneficie a todos los alumnos, con independencia de su salud. También cargó contra la práctica de la Junta de "dar más trabajo a una sanidad ya desbordada". Tomás Pérez reconoció que UGT intentará mejorar la norma con las alegaciones pero advirtió que la Consejería de Educación no tiene voluntad negociadora.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad