Quantcast

POLÉMICO PROYECTO ENERGÉTICO

Un informe valora en siete veces más las fincas que Navatejera vendió para la polémica central de biomasa

Un documento pericial, pedido por la asociación Afubiona, valora en 376.000 euros dos fincas que fueron vendidas por 50.000 a la empresa pública Somacyl. Además revela que parte de los terrenos vendidos por la Junta Vecinal de Navatejera para construir la central térmica se ubican en el municipio de León.

imagen
A. Vega | 14/01/2019 - 10:10h.

La Junta Vecinal de Navatejera vendió los terrenos que va a ocupar el proyecto de central térmica de biomasa por un valor ostensiblemente menor al de mercado, según un informe que forma parte de uno de los procedimientos legales abiertos y al que ha tenido acceso este periódico.

Navatejera vendió casi 52.826 metros cuadrados de dos fincas ubicadas entre el Hospital de León y Altollano, en los conocidos como Altos de Nava, por 50.000 euros a la sociedad pública Somacyl de la Junta de Castilla y León. Esta empresa, que forma parte de la 'administración paralela', es la impulsora del polémico proyecto de una central térmica de biomasa, que inicialmente iba a ubicar en los barrio de Eras de Renueva y Cantamilanos de León pero que por la oposición vecinal terminó trasladando a Navatejera.

Un informe pericial solicitado por la asociación Afubiona, que agrupa a los vecinos de Navatejera opositores al proyecto, cifra en 376.709,11 el valor de las dos fincas vendidas por apenas 50.000 euros. El cálculo de este informe de parte se basa en varios argumentos, entre ellos que el cambio de uso de rústico a industrial afecta a la valoración, que una parte relevante de las fincas se ubica en el término de León y calificada como urbana no consolidada y que el precio debe calcularse también en las expectativas urbanísticas de dichas parcelas, por su ubicación elevada y próxima a la ciudad de León y al casco urbano de Navatejera.

Además de la notable diferencia de valoración el informe desvela que parte de una de las fincas vendidas viene recogida en el Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento de León, con la calificación de 'urbana no consolidada'. Este informe critica la valoración efectuada por la sociedad Tinsa y en la que se basó la Junta Vecinal de Navatejera para realizar la venta, y el Ayuntamiento de Villaquilambre para autorizarla.

El proyecto de central de biomasa contempla la instalación de un edificio con dos calderas iniciales de 12 MW de potencia instalada, ampliables a otras dos. Además del edificio de producción va asociada una red de calor por Navatejera hasta su conexión con León, donde se construirán otras cinco redes de calor, todavía en proyecto.

Actualmente la asociación Afubiona mantiene dos pleitos administrativos contra el proyecto de central de biomasa. Por un lado han recurrido el acuerdo municipal que permitía la venta de las fincas a Somacyl, y por otro han recurrido la valoración de las mismas, al entender que se ha realizado a un precio notablemente inferior a su valor real.

A finales del año pasado Villaquilambre sacó de nuevo a información pública el proyecto de construcción de la central, paso previo para su autorización o denegación. La Junta de Gobierno local, ahora liderada por el PSOE, será quien decidir sobre la licencia de este polémico proyecto industrial.

 

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad