Quantcast

TRIBUNA DE OPINIÓN

El boicot de la Universidad de León al 8M

La Asamble del 8M de León critica que la Universidad de León haya organizado un curso en colaboración con la asociación Students fr Liberty la tarde del 8 de marzo, día en el que las mujeres están llamadas a secundar una huelga laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo.

Manifestación del 8M Día Internacional de la Mujer en Ponferrada. /César Sánchez / ICAL
Manifestación del 8M Día Internacional de la Mujer en Ponferrada. /César Sánchez / ICAL
Por Asamble del 8M de León | 07/03/2019 - 11:31h.

La Universidad de León ha organizado el curso 'Los retos de la Economía del Siglo XXI' con la asociación Students for Liberty León que se inicia la tarde del viernes 8 de marzo.

Esta universidad, como siempre, al margen de la realidad social. No se entera que cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de las Mujeres, fecha que fue reconocida en el año 1975 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), e instituida como el día de la lucha de las mujeres por sus derechos, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como personas, en igualdad con los hombres.

El 8 de Marzo es un día para la movilización, y este año al igual que el año pasado, está convocada huelga laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo, aspecto que, probablemente, a esta universidad le da igual. Pero al Movimiento Feminista del 8M de León le preocupa mucho cómo desde el poder se contraprograman actos que, no solo, pueden condicionar la toma de decisiones sino que lo consideramos una forma de boicot a la movilización porque limita el ejercicio del derecho a la huelga.

Consideramos que la universidad ha de contribuir al desarrollo de una ciudadanía comprometida, técnicamente competente y profesionalmente ética. Y, en pleno siglo XXI, es imprescindible que esta educación se realice con una perspectiva de género, donde la equidad, entendida como una cuestión de dignidad y justicia, sea un pilar clave que aprender y vivir.

De su implicación y compromiso social dependerá la formación de profesionales y personas concienciadas y comprometidas con la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y la prevención de la violencia de género.

La tarea del profesorado no solamente es transmitir conocimientos, sino también educar. Educar en un valor como el de la Igualdad es imprescindible pero también es un deber moral porque se trata del bien común.

A pesar del desarrollo de nuestra sociedad, la desigualdad, la violencia contra las mujeres y la violencia sexual persisten y convivimos con ellas día a día. La universidad no debería mirar para otro lado sino que debería estar comprometida con el momento histórico que estamos viviendo.

El 8M de 2018 ha marcado un antes y un después y este año volvemos a las calles, porque es de obligación avanzar en derechos y conquistar espacios de igualdad y libertad para las mujeres. Sabemos que la respuesta del patriarcado será feroz tratando de frenar los avances, y nos preguntamos si es ahí donde se sitúa esta universidad. Esa es la posición ideológica misógina que parece mostrar organizando actos en el día Internacional de las Mujeres, un día en el que deberíamos estar mujeres y hombres en la calle exigiendo igualdad en la manifestación que saldrá a las 19.00 h de la plaza de Guzmán.

Las universidades se encuentran ante el desafío de dar respuestas éticas a los retos del siglo XXI y tomarse en serio su responsabilidad social respecto al principio de la igualdad entre mujeres y hombres es esencial. Por eso pedimos a esta universidad que  sustituya los viejos modelos por otros que estén a la altura de la ciudadanía del siglo XXI.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad