Quantcast

AGRICULTURA Y GANADERÍA

Ugal-UPA pide que la Diputación impulse una plataforma que dé presencia a León en foros decisivos sobre despoblación

Matías Llorente llama a agricultores y ganaderos a implicarse en la política local para evitar la llegada de "paracaidistas".

Carlos S. Campillo / ICAL El secretario general del sindicato Ugal-UPA, Matías Llorente, ofrece un análisis anual de la situación del sector agrario
Carlos S. Campillo / ICAL El secretario general del sindicato Ugal-UPA, Matías Llorente, ofrece un análisis anual de la situación del sector agrario
Elena F. Gordón/ ICAL | 20/03/2019 - 18:44h.

El secretario general del sindicato agrario Ugal-UPA, Matías Llorente, insistió este miércoles en que la Diputación de León debe impulsar una plataforma de defensa de los intereses del mundo rural y de implicación en los foros de decisiones sobre la despoblación. Apuntó que las políticas en ese ámbito deben ir encaminadas"más a mantener la población que a intentar atraer jóvenes" y recalcó que la institución provincial, como representante de todos los pueblos "tiene que ser la que tome la iniciativa -aunque luego no esté-".

Así, reclama que la Diputación convoque a todos los colectivos implicados y ponga a su disposición las herramientas con las que cuenta para que dicha plataforma tenga presencia en los foros de ámbito autonomico, nacional o europeo en los que se adoptan las decisiones sobre la materia. Hasta ahora, a su juicio, "no ha estado a la altura de las circunstancias".

El también diputado provincial de la Unión del Pueblo Leonés, considera que los cambios que se van a dar en materia de ayudas en distintos niveles "nos pueden beneficiar, ya que por primera vez se empieza a pensar en medidas para la gente que vive en los pueblos". Algo que sucederá, por ejemplo, dijo, con la nueva Política Agraria Común (PAC), que contendrá modificaciones sobre los perceptores de las ayudas.

Llorente hizo un llamamiento a los agricultores y ganaderos para que se impliquen en la política local. La gente de los pueblos, comentó, "se desentiende de las juntas vecinales, que son imprescindibles". "Que participe, cada uno desde su ideología, que no tenga que venir nadie de fuera a administrar lo que tanto costó conseguir y mantener a nuestros antepasados", reclamó sobre los que definió como "la plaga de paracaidistas".

Modernización

Matías Llorente lamentó que la situación política haya supuesto, en la práctica, que 2018 fuese "un año perdido" en lo que atañe a la concentración parcelaria y a la modernización de regadíos. "Tenemos cerca de 80.000 hectáreas pendientes de transformación en la provincia leonesa, si se cuenta Payuelos. ¡Qué triste es que la Administración, que es la que nos exigía, sea la que falla cuando el sector se esfuerza!", criticó.

Riegos y desembalses

El sindicato agrario reclama a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) que se revisen las cantidades asignadas al riego a las circunstancias de cada año, porque con los 6.500 metros cúbicos por hectárea actuales se garantizan los riegos automatizados pero no los de inundación. "No llegaríamos a agosto con los siete riegos que tenemos que hacer hay suficiente capacidad embalsada", dijo.

Respecto a los desembalses que se llevan a cabo estos días comentó que pueden evitar avenidas en mayo o junio provocadas por el deshielo y las lluvias de primavera. "Prefiero pequeñas inundaciones" señaló y aludió a que en este caso se llevan a cabo para mantener las cuotas de seguridad preceptivas en los pantanos.

Remolacha

En su análisis de la situación del campo, con una buen balance de 2018 en los cereales de secano y parte de los de regadío y un 2019 pendiente de posibles daños si la lluvia no lo remedia, destacó que en la provincia leonesa se puede llegar a perder el 30 por ciento del cultivo de la remolacha. "Si British Sugar hace el canto del cisne, tiene que estar listo otro propietario que saque adelante la industria azucarera. Que no vayan a hacer un ERE y se vayan de rositas", reclamó.

Lácteo y carne

También se refirió a la crisis que atraviesa el sector lácteo porque no se incorporan profesionales. "Las empresas no han sabido innovar y no son competitivas. No podemos depender de terceros países y se están importando casi siete millones de toneladas de leche y derivados en España. Y si no hay ganadería peligran los cultivos extensivos", resumió.

El sindicato ve como un peligro para los profesionales del campo la proliferación de macro-granjas de diferentes especies animales "porque se pasa del agricultor-ganadero al empresario especulador". También ofreció datos sobre la carne de vacuno, de la que se exporta más del 45 por ciento de la que se produce y de porcino, en el que la venta al exterior roza el 48 por ciento.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad