Quantcast

MUNDO RURAL

¿Por qué las comarcas leonesas no conectan con la España 'vaciada'?

Cerca de ochenta organizaciones del mundo rural de más de 22 provincias españolas se manifiestan este próximo domingo 31 de marzo en Madrid; ninguna organización de la provincia de León, de momento, se ha adherido a la concentración rural quizás más importante de la historia reciente de nuestro país.

Pendones leoneses
Javier M. Seisdedos | 26/03/2019 - 13:46h.

Los organizadores de la protesta esperan que en torno a 100.000 almas venidas de muchos rincones rurales de Celtiberia se unan en Madrid este domingo 31 de marzo en una misma voz reclamando dignidad total para los pueblos de un medio rural que agoniza. Piden que sea escuchado de una santa vez, con programas concretos, claros y concisos, un pacto de estado que haga posible que nuestros pueblos de cualquier rincón del territorio de esta piel de toro llamada España resurja de sus cenizas.

Un silencio atronador desde los pueblos de León. Nadie, ni para bien ni para mal se ha manifestado ni a favor ni en contra. Ninguna plataforma ciudadana, organización, asociación, ayuntamiento o junta vecinal se ha posicionado. Probablemente muchos leoneses rurales no se sienten identificados con ese eslogan de 'la España vacía', popularizado por el escritor Sergio del Molino. Es como si de repente te arrancaran todo el patrimonio tangible de siglos y nos quedáramos desnudos, sin referentes, como si hubieran pasado una apisonadora y se hubiera llevado todo nuestros saberes ancestrales.

La palabra 'vacía' se debería de transformar por la definición de "España abandonada" una afirmación que desde el Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica defienden, luchan y trabajan de forma desinteresada y profesional desde hace más de una década utilizando una nueva definición: 'Demotanasia', que quiere decir que tanto por acciones directas o indirectas o por omisión se obliga a la gente de un territorio a marcharse porque no se puede vivir en él. Es la muerte por despoblación silenciosa.

Liderado por el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza en el Campus de Teruel Francisco Burillo Mazota y la historiadora e investigadora Pilar Burillo Cuadrado, forman junto a un nutrido grupo de colaboradores un centro que trabaja de forma rigurosa el tema de la despoblación y del abandono de las áreas escasamente y muy escasamente pobladas de nuestro país. Serranía Celtibérica ha visualizado en 10 zonas concretas esta España abandonada. Y León también está delimitada e incluída en ella.

Hemos dialogado con ellos en varias ocasiones, de estas conversaciones llenas sabiduría y de entusiasmo nos llegan nuevos datos muy relevadores que ponemos a la disposición de todos los leoneses para entender un poco más todos los cambios que se están produciendo desde Europa y que como territorio nos atañen mucho, ya que 134 municipios, más del 60% de nuestra provincia pueden optar a ayudas, ya que estarían dentro de las 10 áreas escasamente pobladas de la 'España abandonada', que deben tener ventajas fiscales gracias a los nuevos criterios que definen las áreas despobladas, siguiendo la metodología utilizada por la investigadora Pilar Burillo, y que se han aprobado en el Parlamento Europeo

El reconocimiento por el Parlamento Europeo de estos territorios desfavorecidos, con menos de 12,5 hab/km2, y con menos de 8, respectivamente, supone poder aplicar ya el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. El nuevo mapa de la despoblación realizado por Pilar Burillo, con datos de 2018, muestra la debacle poblacional que se está produciendo en el 54% del territorio español, que debe declararse en situación de "catástrofe demográfica".

El pasado 14 de febrero el Parlamento Europeo aprobó el nuevo Reglamento de Disposiciones Comunes para el reparto de los futuros fondos europeos que reconoce, por primera vez, la despoblación, y los criterios que definen las áreas con desventajas y desafíos naturales o demográficos delimitadas por agrupación de unidades administrativas locales (LAU): el de las áreas escasamente pobladas, con una densidad de población inferior a 12,5 kilómetros cuadrados; y el de las muy escasamente pobladas, para las de menos de 8 habitantes por kilómetro cuadrado.

Este reconocimiento es un hito en la lucha contra la despoblación que se alcanza gracias a las alegaciones presentadas por el vicepresidente del Parlamento Europeo, Ramón Valcárcel, respaldadas por unanimidad tanto por los eurodiputados españoles populares como socialistas.

Varcárcel conoció, víspera del período de presentación de alegaciones, el trabajo realizado por la investigadora de la Universidad de Zaragoza y experta en SIG y en análisis demográficos, Pilar Burillo, quien, aplicando una metodología única en Europa, desde la Asociación Instituto para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica, en Teruel, había delimitado los territorios, aplicando estos parámetros que dieron lugar al primer mapa de la despoblación de España y Sur de Europa que se realizaba.

Este reconocimiento por parte del Parlamento Europeo implica, además, que el Gobierno de España puede aplicar el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea a las 10 áreas escasamente pobladas o SSPA. Esto supondría, entre otras medidas, que estas áreas desfavorecidas se beneficiaran de las ventajas que, hasta ahora, solo disfrutaban en Europa las insulares ultraperiféricas, como es el caso de Islas Canarias. Con el nuevo Reglamento, las áreas de baja densidad deben gozar de forma inmediata de medidas que, por ejemplo, favorecerían la creación de empleo, mediante la aplicación a las empresas de un IVA del 7% y de un impuesto de sociedades del 4%. También afectaría al ámbito sanitario, tan reclamado desde el rural, cuyo personal podría beneficiarse de un incremento salarial y de importantes descuentos fiscales si fijaran sus domicilios familiares en estos territorios. Unas ventajas que repercutirían, igualmente, en el ámbito de la Educación.

Es importante señalar que estos beneficios fiscales, que favorecerían la fijación de población en el medio rural, no implicaría grandes costes para el Estado, ya que, en el caso de Canarias, estas medidas están afectando a una población de 2.127.685 habitantes que viven en 7.447 kilómetro cuadrado y una densidad de 283 hab/km2.En el caso de las áreas despobladas de España, repercutiría en una población censada de 2.520.651 personas que habitan en 272.995 kilómetros cuadrados, lo que da una densidad media de 9,23 habitantes por kilómetro cuadrado.

 

 

Una nueva tipología territorial

El acuerdo nº 2016 / 0393 de la Comisión Europea señalaba que se debía añadir a las tipología territoriales de NUT 2, o Regiones, y NUT 3, o provincias, otras nuevas que delimitaran las áreas rurales y urbanas. El objetivo, que Eurostat pueda ofrecer una información fidedigna "para reducir las disparidades entre las regiones europeas y fomentar el crecimiento, el empleo y el desarrollo sostenible en las regiones y zonas desfavorecidas, en el marco de la política de cohesión y desarrollo territorial".

Las áreas urbanas ya están definidas desde el año 2000, como "Áreas Urbanas Funcionales", de forma que incluyen las ciudades con más de 50.000 habitantes y las franjas periurbanas colindantes. Así la de Madrid  tiene 6.717.713 habitantes, pues se extiende por los municipios colindantes de Castilla la Mancha, caso del corredor del Henares.

Sin embargo, las áreas rurales, que ya estaban delimitadas por la investigadora Pilar Burillo agrupando municipios hasta formar territorios continuos por debajo de 8 hab/km2 y 12,5 hab/km2, no estaban reconocidas hasta el acuerdo del 14 de febrero.

El papel de las entidades locales en la gobernanza multinivel

Los nuevos criterios europeos recogidos en el Reglamento de Disposiciones comunes suponen, además, el reconocimiento de la autoridad de las entidades locales o municipios en el reparto de los fondos europeos como entidades finalistas, una gestión que se realizaría siguiendo un modelo de gobernanza multinivel impulsado por la Unión Europea. Llamando a la participación de los actores sociales, económicos e investigadores en la elaboración y ejecución de la política comunitaria.

El 'Libro Blanco sobre la gobernanza' de la Comisión Europea establece que una buena gobernanza debe basarse en cinco principios acumulativos: la transparencia institucional, la participación ciudadana, la responsabilidad de los agentes implicados, la eficacia en la toma de decisiones y un esfuerzo continuado de coherencia.

 

 

Mapa actualizado de la despoblación de España

Según el mapa actualizado por la investigadora Pilar Burillo, con los últimos datos emitidos por el INE, correspondientes a 2018, el 5,39 % de la población española vive en el 53,95% del territorio.

España encabeza con creces los países de baja demografía por despoblación de Europa. Pues el siguiente es Portugal con el 24%. Pero desgraciadamente no estamos ante una foto fija. La gráfica de la evolución de la población desde 2012 muestra que las diez áreas de baja densidad de población de España han perdido en seis años 239.487 personas.

Estos datos demuestran, además, que son erróneas las interpretaciones que aseguran que se ha producido en los últimos años una segunda migración de la población rural a las ciudades, tras la de los años 60-70 del siglo XX, por el aumento poblacional existente en el ámbito urbano. La situación a fecha de hoy es bien distinta. En los pueblos no hay más población porque la que hay fallece, entre otras causas, por envejecimiento. En cuanto a los jóvenes, su marcha no es a las ciudades, sino a otros países, vaciando de talento el territorio rural, y, por tanto, el nacional.

La previsión es que la situación empeore en los años próximos y se asista a una debacle poblacional. Si se observa la pirámide de edades de la población de los 4.375 municipios de la 'España abandonada', correspondiente al año 2015, encontramos el máximo engrosamiento en la franja de los años 50 a 54, que corresponde al 'Baby Boom' producido en los años 60. En diez años tendremos una pirámide totalmente invertida, con una base mínima dado la drástica disminución de nacimientos en el medio rural y la consiguiente falta de relevo generacional. Urge, pues, declarar la situación de 'Catástrofe Demográfica' y aplicar de forma urgente el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea para revertir la lacra de la despoblación.

Quizás estos datos clarificadores animen a las leonesas y leoneses del mundo rural a dar un paso al frente y unirse a sus compañeros de fatigas del resto de España el próximo 31 de marzo en Madrid.

Tenemos que defender nuestro territorio único. El vacio se transforma en contenido cuando miramos todo lo que nuestros antepasados nos han dejado y que nosotros tenemos que entregar a nuestros hijos.

Somos cuna del parlamentarismo en Europa, ejemplo de democracia directa y participativa durante siglos con nuestros Concejos Abiertos, el territorio de León es el más extenso de Castilla y León, siete reservas de la biosfera, la mitad de los árboles monumentales de España están en nuestro mundo rural, más de un tercio de todas las juntas vecinales de nuestro país están en nuestro Mundo Rural Vivo.

."Solos no somos nada, juntos somos más fuertes, unidos en coherencia trabajando en red por un objetivo común... Invencibles'

Javier M. Seisdedos, editor Creamos Presente

Para más información:

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad