Quantcast

Sociedad

La provincia de León acumula el 22% de las personas tuteladas por Feclem en la Comunidad

Cuatro de cada cinco son mayores de 50 años con ingresos por debajo de los 10.000 euros anuales en la mitad de los casos.

equipo Fundación Tutelar Feclem de Personas con Enfermedad Mental
Equipo de la Fundación Tutelar de Personas con Enfermedad Mental (Feclem).
ICAL | 12/07/2019 - 11:45h.

La Fundación Tutelar de Personas con Enfermedad Mental (Feclem) publicó este viernes su memoria anual correspondiente a 2018, donde se refleja que la provincia de León es, con un 22% de las 600 personas atendidas en Castilla y León, la que más precisa de la acción de esta asociación que protege y apoya a personas cuya capacidad ha sido modificada judicialmente a causa de un problema de salud mental.

En casi cuatro de cada cinco casos, la persona atendida es mayor de 50 años y, de ellos, cerca de la mitad se ubica en un nivel de ingresos por debajo de los 10.000 euros.

En cifras globales de la Comunidad, el número de cargos contabilizados en 2018 en los que Feclem tuvo que participar se mantiene igual que el año anterior, ya que se compensan las altas nuevas con las bajas. Cuando inició el año, la fundación ejercía 421 tutelas y tenía otras 22 aceptadas y pendientes de jurar el cargo, así como 58 'curatelas' o tutelas parciales.

Además, Feclem asumió 85 defensas judiciales, una administración judicial y 12 tutelas testamentarias y está a la espera de dar respuesta a 193 requerimientos que están en fase de estudio.

Por provincias, León continúa siendo el territorio donde más personas tuteladas viven, seguido de Palencia, con un 17 por ciento, Valladolid, con el quince 15 por ciento, y Burgos, con el 13 por ciento. Segovia, Salamanca y Soria, con cifras inferiores al siete por ciento, son las provincias donde menos tutelados hay actualmente. Para trabajar con todos ellos, Feclem recorre la Comunidad en 130 rutas.

Los diagnósticos más comunes

En cuanto al perfil de la persona tutelada, cuatro de cada cinco están solteros y únicamente un 12 por ciento tienen hijos. Casi dos tercios viven en centros residenciales, tanto de personas mayores como de personas con problemas de salud mental o con discapacidad. El tercio restante reside en vivienda propia, de alquiler, familiar o supervisada.

El diagnóstico principal es la esquizofrenia en sus diferentes tipos, seguida por el trastorno límite de la personalidad y otros orgánicos o relacionados con los estados de ánimo. Además, más de la mitad de las personas tuteladas tiene un diagnóstico asociado que suele ser una discapacidad intelectual o alguna toxicomanía o adicción.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad