Quantcast

UNA FOTO, UNA HISTORIA

Riaño desde el Gilbo, la foto del verano de las montañas leonesas de Picos de Europa

[CON RUTA SENDERISTA] El tuitero @Llerenes explica la intrahistoria de una hermosa fotografía que sacó en la ladera del Gilbo —o el Jiblo como lo llaman en Horcadas— mostrando el Cueto Cabrón, el hayedo y la collada de Bachende, además del pantano; la panorámica captura una de las imágenes que mejor muestra la imponente belleza de la montaña en León y que es digna de la frase de Floro sonbre el Monte Vindio: "Donde habían de subir las olas del mar, antes que las armas de Roma".

Pico Cueto Cabrón desde el Gilbo hayedo collada Bachende Pantano de Riaño
El Cueto Cabrón, el hayedo y la collada de Bachende en Riaño, desde el Gilbo. Foto: Endika Alonso Valbuena @Llerenes.
J. López de Uribe | 27/07/2019 - 10:13h.

Si hay un lugar de fotos espectaculares, esa es la montaña leonesa, allí donde la Unesco reconoce que existen siete reservas de la Biosfera y donde cualquier visitante (o habitante) se siente sobrecogido por la inmensa belleza del macizo Cantábrico.

Y esta foto del tuitero @Llerenes, cuyo nombre real es Endika Valbuena Alonso, desde el Jiblo como lo llaman en Horcadas —más conocido como el Gilbo— es una de esas que dejan completamente boquiabierto a quien la contempla. Una fotografía que sacó a primeros agosto de 2018 y que ha hecho pública en Twitter esta semana con una frase referente a las Guerras Astur-Cántabras.

Un motivo más para visitar el pantano, incluso con el nuevo barco turístico que llegó el jueves pasado; más aún habiendo sido nombrado Riaño por la Cadena SER el pueblo más bonito de España ayer mismo.

"Donde habían de subir las olas del mar, antes que las armas de Roma", reza el tuit en el que ha subido la fotografía, que provoca la más completa admiración a quien la contempla. A Endika Valbuena, leonés de Bilbao (nació allí, pero sus padres eran de aquí y aquí ha conseguido venir a trabajar), le recordó la frase del historiador romano de las Lucio Anneo Floro que explicaba cómo los cántabros se refugiaron en el monte Vindio y que creían precisamente eso, que su tierra era inexpugnable.

La verdad es que los romanos, que no eran nada tontos, lo que hicieron es rodear el Monte Vindio —que algunos creen que es Peña Santa, una montaña con nieve perpetua y otros llevan incluso hasta Peña Ubiña, o en Peña Sagra... a saber"— y dejar que se murieran de hambre antes de lanzarse a una conquista imposible.

Aunque la frase lo que realmente vendría a contar es la enormísima dificultad de aquella guerra que inició el primer Emperador de Roma, Augusto. Tan cruenta y complicada fue que Octavio perdió en la zona de Picos de Europa su primer águila, nada menos que treinta años antes que las famosísimas de Teotoburgo. Las primeras pesadillas del sobrino de Julio César fueron por intentar conquistar lugares como el que se ve en la fotografía (sin el pantano, por supuesto).

El pantano de Riaño con Bachende a primera vista

"La foto está tomada desde la subida al Gilbo por su cara norte. El pico se llama Gilbo en Riaño y Jiblo en Horcadas (la cima es compartida entre ambos pueblos). El claro del hayedo que se ve en el centro de la imagen es la Collada Bachende", explica mediante los mensajes directos de Twitter Endika Valbuena Alonso.

"Bachende daba nombre también al desfiladero que hacía el río Esla en los ahora rebautizados fiordos leoneses", explica mientras reconoce que le da pena "que se pierda un nombre tan bonito por otro tan "comercial". En una fotografía de esta serie 'Una foto, una Historia', se puede ver uno de ellos.

"También Bachende daba nombre a un puente que ahora está bajo las aguas y que gente que ha buceado en la zona asegura que sigue intacto en pie", apunta.

Valbuena explica la foto: "En la esquina superior izquierda de la foto, la pirámide del Pico Yordas (llamado Burín en Valdeburón). Al fondo, Peña Santa, asomando por encima del valle de Valdeón, tapado por un mar nubes que trata de desbordar el cerco de montañas que le rodea a través de los puertos del Pontón y de Panderruedas. Abajo el nuevo Riaño y en la esquina superior derecha, se intuye el Espigüete".

Allí, "donde la cueva de la Vieja del Monte"

"El pico tan erguido que está sobre la Collada de Bachende se llama Cueto Cabrón. El hayedo que baja a su diestra, las Viescas. Más o menos donde termina la sombra proyectada de Cueto Cabrón, está la cueva de la Vieja del Monte que ha construido el Ayuntamiento de Riaño y que está teniendo un éxito más que notable. Hubo unas minas de arsénico que todavía son accesibles, aunque debe hacerse con precaución, porque se comenta que las emanaciones de vapores no deben ser muy saludables. La propia cueva de la Vieja del monte es en realidad una calicata, muy cercana a las bocaminas de esas explotaciones abandonadas", asegura el tuitero.

El pantano iba a llamarse de otra manera

"Otro dato curioso es que el inicial proyecto de pantano se llamó de Bachende, porque precisamente el cierre del mismo o el muro, se quiso hacer aprovechando la angostura del desfiladero. No prosperó la idea porque la roca caliza filtraba el agua y se perdía, como les pasó en el pantano del puerto de Picones que hay en Besande y que pierde el agua que sale ya cerca de Velilla del Río Carrión en una surgencia caliza", cuenta @Llerenes.

La ruta senderista para llegar al lugar desde donde se hizo la panorámica

Una vez conseguido el permiso para publicar la fotografía, como se hace obligatoriamente en la Redacción de ILEON.COM, y, tras las extensas explicaciones que Endika Valbuena ofreció sobre la misma, la pregunta que quedaba era cómo había llegado hasta allí y si era complicado que otros pudieran disfrutar en persona de la fantástica panorámica.

"Se sube bien si no tienes vértigo, no hace falta una gran preparación física, basta con algo de sentido común y prudencia. Se accede desde tres sitios, el aparcamiento que hay en el viaducto de Riaño (compartes inicio con la ruta de la cueva de la vieja del monte), desde Carande (sendero de Pequeño Recorrido PR el Collado del Baile) y desde mi pueblo, Horcadas (se puede seguir el mismo sendero). Los tres caminos confluyen en el alto de Vallarqué, una alambrada divide los terrenos de Horcadas y Riaño, desde ahí se sube hasta la peña caliza y luego es 'andar por lo pisao' con un poco de cuidado".

"Esa es la cara norte, la más habitual y accesible, lo que ves desde Riaño. Para personas más preparadas está la cara sur, que también se accede desde Horcadas pero tienes que pasar tramos de la cresta bastante aéreos con mucha caída y ahí sí que hay gente que se tiene que dar la vuelta de la impresión", describe.

___
Nota: Endika Valbuena Alonso también recomienda la explicación de la ruta de subida al Gilbo en La Senda del Hayedo. Los senderistas y montañeros más experimentados afirma que el Gilbo es considerado un pico de gran belleza y hasta la revista 'Desnivel' lo llama nada menos que "el Cervino leonés". Además, este alto, junto a Mampodre, fue protagonista de un anuncio de Navidad de Air Europa el pasado 2018.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad