Quantcast

Transporte

Junta y Gobierno siguen sin pedir dinero a Europa para el Corredor Atlántico y la plataforma de Torneros en León

Castilla y León deja atrás la 'fiebre' por los millonarios fondos Conectar Europa y ve pasar de largo la última edición, cuya convocatoria de 2019 se ha cerrado igual que la de 2018: sin que haya una sola petición para el reparto de las cuantiosas subvenciones que reparte Bruselas. Ambas administraciones ponen la vista en el nuevo marco financiero, a partir de 2021, que abre oportunidades para iniciativas multimodales, transfronterizas y de interoperabilidad ferroviaria.

Pruebas de carga en el puente de alta velocidad AVE Torneros / ICAL
Pruebas de carga en el puente de alta velocidad de Torneros / ICAL
J.A./ ICAL / ileon.com | 04/08/2019 - 11:40h.

La 'fiebre' por la captación de fondos del mecanismo 'Conectar Europa' (CEF, por sus siglas en inglés) ya es cosa del pasado. La convocatoria oficial de este año 2019 se ha cerrado sin que ni la Junta de Castilla y León ni el Gobierno central hayan presentado proyecto alguno para el desarrollo de centros o plataformas logísticas o puertos secos.

Cero céntimos pedidos ni para proyectos de la provincia de León, como la vital plataforma logística intermodal de Torneros o la mejora de la conexión de mercancías hacia Galicia a través de la comarca del Bierzo, ni para proyecto alguno del Corredor Atlántico que aúna al noroeste español con el norte de Portugal, y que tanto la Junta como el Ministerio aseguran impulsar al mismo nivel que el Corredor Mediterráneo.

No es, ni mucho menos, el primer año en el que ambas administraciones 'pasan' de solicitar algunos de los cuantiosos fondos económicos con que la Comisión Europea ha nutrido al mecanismo 'Conectar Europa'. Tal y como adelantaba con todo detalle iLeon.com en el primer trimestre de este año, la decisión del reparto de subvenciones de 2018 también dejaba fuera al Corredor Atlántico porque nadie había solicitado financiación alguna.

Juan Lázaro / ICAL El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el consejero de Fomento de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones.
Juan Lázaro / ICAL El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, y el consejero de Fomento de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

 

Sin embargo, este tipo de infraestructuras intermodales (ferrocarril + carretera) como la de Torneros en León consiguieron más de 109 millones de ayudas para 20 proyectos aprobados, uno de ellos defendido por una ciudad finlandesa de apenas 85.000 habitantes.

Curiosamente, el consejero de Fomento, el leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones, recientemente reelegido en este alto puesto del Gobierno autonómico, manifestaba su confianza en poder obtener algunos fondos para la conexión del Eje Atlántico y sus principales puertos en 2018 cuando en realidad era consciente de que su departamento no había solicitado a Bruselas inversión alguna.

Con ello, la Comunidad tira de momento la toalla con este mecanismo, un instrumento financiero creado por la Comisión Europea para desarrollar las Redes Transeuropeas de Transporte, Energía y Telecomunicaciones. No obstante, podrían correr mejores tiempos en el futuro, pues las autoridades comunitarias ya trabajan en el resideño de este marco financiero con el objetivo de cubrir los proyectos que se están perfilando en los diferentes estados.

A través de distintas instituciones, Castilla y León buscó sin éxito en ediciones muy anteriores recursos económicos para la ampliación del Centro de Transportes de Burgos, que ha arrancado sin apoyo Europeo; o la plataforma multimodal de Salamanca. En ambos casos Europa los rechazó por considerar que no eran proyectos aptos para ser apoyados económicamente.

Aunque la Junta de Castilla y León asegure que hizo lo propio pidiendo ayuda para la plataforma logística de Torneros en León, lo cierto es que no consta solitud formal alguna en todos estos años. Lo mismo ocurre con la aspiración de Valadolid, que es el impulso del gran Parque Agroalimentario de Valladolid en el que la capital pucelana quiere centralizar como núcleo el transporte de todo este amplio sector económico de la Comunidad, dejando así de lado a León y su potencial logístico.

 

Hasta ahora, sólo el Ministerio de Fomento ha logrado en el pasado fondos de este mecanismo europeo para la construcción de los corredores ferroviarios que surcan en ancho internacional Castilla y León y la instalación del sistema de seguridad ERTMS, que permite la interoperabilidad con Europa y que acaba de llegar al AVE de León con casi tres años de retraso, permitiendo rebajar a menos de dos horas el trayecto entre León y Madrid, y viceversa.

Otro de los ejemplos de la llegada de los fondos CEF a Castilla y León es la electrificación de la línea entre Salamanca, Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso. Esta actuación, ya iniciada por el Ministerio, avanza con el objetivo de estar terminada este año, lo que permitirá conectar con el tramo que va desde la capital salmantina hasta Medina del Campo (Valladolid).

¿Buenas perspectivas?

Sin embargo, las perspectivas son "buenas" para el futuro más cercano, según fuentes del sector logístico. Europa perfila un nuevo marco presupuestario para el periodo 2021-2027, con 30.600 millones, en el que habrá cierto rediseño de las convocatorias, tras cerrarse un marco en el que Castilla y León no ha tenido éxito, no tanto porque sus proyectos no encajaran en las condiciones establecidas sino porque desde hace al menos cuatro años ni siquiera se han solicitado.

Acudir a una consultora europea

El coordinador europeo para el Corredor Atlántico, Carlo Secchi, acaba de trasladar a los diferentes agentes, entre ellos, CyLoG, Asociación de Gestoras de Enclaves Logísticos de Castilla y León, la ventaja que supone acudir a una consultora europea que ayuda a conformar el proyecto, para que encaje en los criterios CEF, pero también para reunir la financiación necesaria que permita dar los primeros pasos y convencer a las autoridades comunitarias sobre su idoneidad.

El Marco Financiero Plurianual actual, 2014-2020, dispone de 24.295 millones de euros para proyectos o actuaciones de transportes, de los cuales 22.057 han sido ya asignados. España ha captado 1.078 millones de euros de ayuda hasta la fecha, para una inversión de 3.150 millones de euros, pero cero para proyectos logísticos concretos como Torneros u otros. Además está pendiente de resolverse una convocatoria de Fondos CEF (CEF-2019), por un importe global de 100 millones de euros, aunque el Corredor Atlántico no ha presentado proyectos.

100 millones de euros en juego

Las autoridades comunitarias tienen sobre la mesa ya los proyectos que desde los distintos estados miembros les han remitido, con el fin de adjudicar los 100 millones de euros que contempla la convocatoria de 2019, anunciado a principios de diciembre de 2018 y que abrió la presentación de solicitudes el 8 de enero.

Hasta el 24 de abril, la Comisión Europea mantuvo abierta la aplicación para remitir la documentación, que debe ser validada por cada uno de los estados miembros. En España, el Ministerio de Fomento se encarga de esta tarea, por lo que estableció que antes de esa fecha debía contar con todos los papeles para emitir un dictamen. Entre julio y septiembre se analizarán y en octubre se conocerán los beneficiarios.

F. S. / ICAL Sección Ibérica del Corredor Atlántico
F. S. / ICAL Sección Ibérica del Corredor Atlántico

 

En esta convocatoria, de los 100 millones previstos, 65 son para actuaciones en la red integral, que eliminen cuellos de botella y enlaces perdidos, con el fin de mejorar la interoperabilidad ferroviaria y, en particular, mejorar las secciones transfronterizas.

Los otros 35 millones pretenden impulsar sistemas de transporte sostenibles y eficientes a largo plazo, así como para permitir la descarbonización de todos los modos de transporte a través de la transición a tecnologías innovadoras de transporte con bajo contenido de carbono y eficiencia energética, mientras se optimiza la seguridad.

En la última edición, Europa ha primado la apuesta por la red básica, en la que sí está parte de la Comunidad, pero también las iniciativas de calado transfronterizo, así como aquellas que impulsen la multimodalidad y la interoperabilidad ferroviaria. Todo ello, junto con la exigencia de proyectos "maduros", según fuentes del sector, complican el acceso para los promotores de Castilla y León. Y es que Torneros, esencial para el futuro económico de León, sigue siendo poco más que un ambicioso proyecto y un montón de hectáreas en valdío cerca de la capital leonesa desde que hace una década diera los primeros pasos bajo el Gobierno del leonés José Luis Rodríguez Zapatero y nadie lo continuara después.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad