Quantcast

Hostelería

Abre el restaurante Marcela Vinos en el centro de León tras dos años de vigiladas obras

El establecimiento ocupa la antigua tienda que ocupaba Yalex en el Palacio de los Villafañe, en la plaza de San Marcelo.

restaurante marcela hostelería león plaza san marcelo
Por fin visible ya la fachada del edificio y abierto el establecimiento en la Plaza de San Marcelo, en el antiguo local de Yalex.
ileon.com  | 03/12/2019 - 13:24h.

Han tenido que transcurrir dos años completos desde que cerrara sus puertas, 60 años después de su apertura, la tienda de Yalex en el Palacio de los Villafañe en la céntrica plaza de San Marcelo de León capital, para que el proyecto hostelero que se anunció para ocupar este amplio espacio cobre forma en forma de restaurante y bar.

Se trata de Marcela Vinos, un proyecto que pasa a ocupar las dos plantas del histórico edificio y que por fin ha abierto sus puertas esta semana tras la retitada de unos altos andamios que lo cubrían desde que a finales del año 2017 comenzaran las obras de reforma y adecuación.

Unas obras que se han dilatado enormemente en el tiempo dado a la vigilancia a la que fueron sometidos los trabajos, especialmente los internos, y más concretamente unas excavaciones interiores en una zona sensible de la ciudad como es la que separa la Plaza de San Marcelo, junto a la Casa Botines de Gaudí o el Palacio de los Guzmanes (Diputación) de la calle La Rúa, por la que pasa el Camino de Santiago, de alta protección patrimonial al ser Patrimonio de la Humanidad.

Marcela se suma así a la creciente oferta hostelera de la capital leonesa sin haber podido aprovechar el tirón del año de la Capitalidad Gastronómica de León, como fue la pretensión inicial de sus impulsores. Ahora promete unir un bar de las típicas tapas leonesas con una carta especializada en carne y pescado a la brasa.

Y también ofrecerá, cuando el tiempo lo permita, una amplia terraza exterior situada en la Plaza de San Marcelo. En principio, su horario de apertura se prevé que sean las ocho de la mañana, para servir desayunos, hasta las doce de la noche en días de diario y hasta las dos de la madrugada en viernes, sábado y vísperas de festivos.

El inmueble, con su característico gran arco de piedra, perteneció al comendador Hernando de Villafañe, regidor de León, caballero de Santiago, guardando aún su escudo de arenas.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad