Quantcast

NUTRICIÓN

El Instituto Sánchez Albornoz de León reconocido como centro más proactivo en alimentación y gastronomía

El centro educativo recibe un galardón dirigido a Bachillerato organizado por la Universidad de Barcelona, el cocinero Ferrán Adriá y la empresa agroalimentaria Gallina Blanca.

Premio para el Instituto Sánchez Albornóz de León
Ferrán Adriá con los premiados del certament de la Universidad de Barcelona, Ferrán Adriá y Gallina Blanca. Foto: UB
ileon.com  | 08/12/2019 - 18:35h.

La Universidad de Barcelona, ​​el chef Ferran Adriá y la empresa Gallina Blanca concedieron el pasado 4 de diciembre, por décimo año consecutivo, los Premios UB-Ferran Adrià con Gallina Blanca, que reconocen los mejores trabajos de investigación sobre nutrición, alimentación y gastronomía realizados para estudiantes de bachillerato.

Con esta edición, ya son cerca de quinientos estudiantes los que han participado en este certamen desde que se lanzó esta iniciativa, hace una década, con el objetivo de fomentar los estudios sobre alimentación, nutrición y gastronomía entre las nuevas generaciones, así como impulsar la elaboración de trabajos de investigación que relacionen la ciencia con la realidad diaria de todos los sectores del entorno de la alimentación.

La ganadora individual de este año ha sido Sara Saladich Cavallé, estudiante de segundo de bachillerato en el Instituto Esteve Albert (Sant Vicenç de Montalt, Barcelona). Su trabajo, Postres de hidromiel y fractal fluido, utiliza la física y la química para modificar los ingredientes de un postre. En concreto, trata sobre la aplicación de los fractales -figuras geométricas combinadas a diferentes escalas que se encuentran en los alimentos y en la naturaleza- en la cocina molecular.El premio consiste en una tarjeta regalo de 1.000 euros para actividades o bienes culturales, además de un premio extra de 500 euros para el profesor tutor del trabajo.

El premio a la escuela, instituto o centro más proactivo ha sido para el Instituto Claudio Sánchez Albornoz, de León. El galardón reconoce el haber presentado un mayor número de proyectos de calidad sobre el hecho alimentario o gastronómico. El preio consiste en una tarjeta regalo para objetos, actividades o bienes culturales, por un importe de 500 euros, para la escuela.

Durante el acto de entrega el chef Ferran Adrià destacó que "actualmente la ciencia ha entrado en la cocina, un hecho que antes era impensable". "Para avanzar hacia el futuro -dijo-, los jóvenes deben conocer la gastronomía desde la perspectiva de otras disciplinas, como la historia, la ciencia y la filosofía. Para hacer cosas extraordinarias, hay medios extraordinarios, esfuerzo, asumir riesgos y ambición. La diferencia entre tener éxito o no es ser valiente", detalló el conocido chef.

Menciones honoríficas para estudiantes, escuelas e institutos

Como es habitual en cada edición, además del premio principal, se han otorgado diversas menciones honoríficas a otras investigaciones, como la de Mirana Eid Awad, alumna de los Maristas Montserrat de Lleida, que ha sido galardonada con el Premio Sent Soví al mejor trabajo relacionado con la alimentación (nutrición, agricultura o tecnología alimentaria). El estudio 'Aprovechamiento nutricional de la cebada analiza la creación de un alimento funcional a partir de harinas enriquecidas en compuestos bioactivos', que pueden potenciar y fortalecer el sistema de defensas humano. Un tercer galardón ha sido para Georgina Molero Murá y Mariona Puerta Aulaga, alumnos del del'Institut El Cairat (Esparreguera, Barcelona), que han recibido el Premio de Seguridad Alimentaria por un trabajo sobre un bioindicador colorimétrico complejo que permite evitar el desperdicio de alimentos en nuestros hogares.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad