Quantcast

LABORAL

Nueve de cada diez cuidadoras de Castilla y León no cotiza a la Seguridad Social aunque le saldría gratis

Las comunidades pueden enviar una comunicación a los dependientes para que sus cuidadoras se beneficien de la cotización que paga el Gobierno desde marzo.

imagen
Un anciano en silla de ruedas paseando por el patio de una residencia de ancianos. Foto: Wikimedia Commons.
ICAL | 29/12/2019 - 11:45h.

Nueve de cada diez cuidadoras no profesionales de personas dependientes sigue sin darse de alta en la Seguridad Social en Castilla y León, a pesar de que no le costaría nada, puesto que desde marzo la Administración General del Estado asume el pago de las cotizaciones, según los datos hasta el 29 de noviembre del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social a los que tuvo acceso Ical.

En ese sentido, el número de convenios especiales en alta a la Seguridad Social es de 2.795, frente a las 27.127 prestaciones reconocidas para cuidados en el entorno familiar -a 30 de octubre-, lo que supone un 10,3 por ciento. En el conjunto del país, este porcentaje es ligeramente superior, pues se sitúa en el 12,63 por ciento, al contabilizarse 53.240 cotizaciones de un total de 423.010 ayudas económicas.

Asimismo, fuentes del Gobierno indicaron que las comunidades autónomas pueden emitir una comunicación a todas las personas dependientes para que sus cuidadoras se den de alta en la Tesorería de la Seguridad Social de forma gratuita. El objetivo que se marca el Ejecutivo es que coticen las más de 27.000 cuidadoras no profesionales de Castilla y León.

Esta iniciativa, que cumple ocho meses de aplicación y que fue recuperada por el Gobierno de Pedro Sánchez, pretende que los años dedicados al cuidado de la persona dependiente, a menudo del entorno familiar, se integran en su vida laboral y contribuyan a generar derecho a prestaciones como la de jubilación o la de incapacidad permanente.

Desde la recuperación de esta medida, el número de convenios se ha multiplicado por siete, desde los 7.304 acuerdos con la Seguridad Social que se contabilizaron el 30 de marzo de 2019, cuando aún era el propio cuidador quien abonaba sus cuotas, hasta los 53.420 a fecha 30 de noviembre. Ha beneficiado en su mayoría a mujeres, 89,35 por ciento, 47.734, puesto que los hombres representan el resto, el 10,64 por ciento (5.636).

Castilla y León, a la cola

La proporción entre el número de convenios especiales en alta y las prestaciones económicas reconocidas a la dependencia sitúan a Castilla y León a la cola, con un 10,3 por ciento, junto a Islas Baleares (6,08 por ciento), Cataluña (6,3 por ciento) y Madrid (9,82 por ciento). En cabeza se encuentran País Vasco (23,19 por ciento), Galicia (22,15 por ciento), Asturias (20,55 por ciento), Comunidad Valenciana (16,48 por ciento) y Cantabria (16,15 por ciento).

En relación con el total de población, el mayor porcentaje de cuidadores no profesionales con convenio se encuentra en Murcia (2,62 por ciento), Castilla-La Mancha (0,48 por ciento) y Cataluña (0,35 por ciento), mientras que el crecimiento progresivo desde marzo hasta el 30 de noviembre ha sido más elevado en Murcia, Ceuta y Melilla y en Extremadura.

La progresión en el número de convenios especiales con la Seguridad Social de cuidadoras no profesionales también fue positiva en Castilla y León, donde se multiplicó por ciento, de los 493 a los 2.795

Convenios

El Gobierno, a través de un Real Decreto, recuperó este año en su integridad el convenio especial ya previsto en el otro de 2007, de la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, por el que se regula la Seguridad Social de quienes cuidan de las personas en situación de dependencia. Fue en 2012, cuando el ejecutivo de Mariano Rajoy modificó la naturaleza de este convenio, de forma que a partir de su plena puesta en marcha pasaron a ser las propias cuidadoras y cuidadores los obligados a asumir el coste de las cotizaciones. Se llegaron a tener 179.829 convenios suscritos mientras era la Administración quien se encargaba de financiar las cotizaciones.

Para suscribirlo es necesario que quien desarrolla la actividad no esté dado de alta en la Seguridad Social y quien recibe los cuidados tiene que tener reconocida la prestación económica de dependencia para dar opción a la persona que se ocupa de su cuidado a suscribir el convenio especial.

La solicitud se debe presentar en las oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social o en la sede electrónica utilizando el servicio de 'Alta en Convenio Especial'. Si al suscribir el convenio, se opta por la base de cotización equivalente al tope mínimo del régimen general, el pago de la cuota será asumida en su totalidad por la Administración. Si quienes se dedican a los cuidados no profesionales optan por una base superior, el Estado asume la cuota correspondiente a la base mínima y la persona que cuida paga por el resto.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad