Quantcast

PLENO DE LAS CORTES

La consejera de Sanidad defiende que los vecinos de los pueblos sin médico tengan que apender primeros auxilios

Verónica Casado, defendió los cursos de formación a ciudadanos sobre primeros auxilios y técnicas de reanimación cardiopulmonar ante las críticas del portavoz del Grupo Mixto y procurador de Podemos, Pablo Fernández, quien condenó la "última ocurrencia" y preguntó con ironía si también les iban a enseñar "a conducir ambulancias o pilotar helicópteros".

Pablo Fernández Santos Podemos Cortes Castilla y León Grupo Mixto
Pablo Fernández Santos, de Podemos Castilla y León. Foto: Leticia Pérez / ICAL.
Agencia ICAL | 18/02/2020 - 20:14h.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, defendió hoy los cursos de formación a ciudadanos sobre primeros auxilios y técnicas de reanimación cardiopulmonar ante las críticas del portavoz del Grupo Mixto y procurador de Podemos, Pablo Fernández, quien condenó la "última ocurrencia" de una política en la que pesa más el código postal que el génetico.

En la sesión de control al Ejecutivo del pleno de las Cortes, Pablo Fernández planteó con ironía a la consejera si tenía previsto enseñar a la población a conducir ambulancias o a pilotar helicópteros, a lo que Casado respondió con críticas a su histrionismo ante una cuestión "torticera, indocta y mal intencionada". "Nunca se nos ha ocurrido semejante cosa", dijo y defendió medidas con evidencias científicas que salvan vidas.

Al respecto, Pablo Fernández criticó los cursos ofrecidos a vecinos del norte de Palencia para que pudieran atender casos urgentes ante la ausencia de un sanitario y señaló que dimanan de una política "abyecta" que busca a su juicio desmantelar la sanidad pública de Castilla y León, eliminar los consultorios y abandonar "a su suerte" a las personas del medio rural, que consideró "heroínas".

La consejera reiteró que los vecinos no van a sustituir a los puntos de atención continuada, ni a los "maravillosos" servicios de emergencias. "Mucho ruido y pocas nueces", le espetó la consejera a Pablo Fernández y le afeó que no hayan puesto sobre la mesa ni una sola propuesta. "No la tienen", dijo por lo que no se sientan a negociar el pacto por la sanidad pública.

Casado aprovechó para en tono de broma explicar a Pablo Fernández que si caía desplomado por una parada cardiorespiratoria era importante realizar una reanimación y saber donde estaba el desfibrilador. De lo contrario, señaló la titular de sanidad, su cerebro, pasado diez minutos, quedaría gravemente dañado.

Por ello, la consejera recalcó que la Junta quiere contar con municipios cardioprotegidos y con ciudadanos formados, como ocurre en Noruega, donde disponen de estos conocimientos el 95 por ciento de la población, o Alemania y Austria (80 por ciento) o Islandia (75 por ciento).

Finalmente, Pablo Fernández criticó que pese más el código postal que el genético y advirtió de que a las listas de espera, más abultadas en el Bierzo y Salamanca, se suman los desplazamientos que sufren los enfermos de cáncer en algunas provincias.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad