Quantcast

SECTOR AZUCARERO

Unión de Campesinos asegura que British Sugar está devaluando el precio de la remolacha

El sindicato agrario autonómico advierte a los cultivadores del tubérculo de que "el único interés" de la compañía de las fábricas azucareras "es hacer negocio" y que las promesas de bonificación por tonelada "no se cumplirán".

imagen
Recogida de remolacha en La Bañeza. Foto: Peio García / ICAL
Agencia ICAL | 19/02/2020 - 14:30h.

La Unión de Campesinos de Castilla y León expuso hoy en un comunicado su interés en que los agricultores "abran los ojos" y se den cuenta de que British Sugar, empresa dueña de las Azucareras de La Bañeza, Toro (Zamora) y Miranda de Ebro (Burgos) "no tiene ningún vínculo con el agricultor y ningún interés en el reflote del sector remolachero; su único interés es hacer de su negocio lo más lucrativo posible en detrimento de la salud, el medioambiente y la ya maltrecha economía del agricultor".

En la última campaña, indicaron, la compañía importó "tres barcos de azúcar de caña desde países sin legislación medioambiental, ni de fertilizantes, ni de pesticidas" y "con condiciones laborales pésimas, por lo que no sólo ofrecen un producto de dudosa calidad si no que devalúan aún más el precio de la remolacha y hieren de muerte a este cultivo tradicional. Claro está que, si les sale rentable importar tres barcos, no dudarán en importar más".

Detallan que tras la drástica reducción de la superficie destinada al cultivo de esta raíz, de en torno a un 45 por ciento del total, pretenden "adular" al agricultor con una nueva estrategia de contratos a uno o dos años en los que ofrecen hasta un 25 por ciento más de bonificación en el caso de los contratos bianuales. El problema, recalcan, es que ese 25 por ciento se traduce en un euro más por tonelada siempre que la tonelada tipo europea alcance los 500 euros, cosa que ven "harto difícil", dado que ahora el precio se sitúa en 409.

Por otro lado, señalan que Azucarera ha promovido el cultivo de remolacha de secano en la parte sur de la península mediante una cantidad fija asignada a la superficie independientemente de la producción, por lo que la remolacha recogida no alcanza "la productividad que tanto persiguen y exigen en el norte, haciendo soportar al agricultor la cuota de la asociación destinada al estudio y mejora del cultivo".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad