TRIBUNALES

Arranca el juicio de Gürtel por la visita del Papa a Valencia con leoneses en el banquillo pendientes de pactos con la Fiscalía

Comienza en la Audiencia Nacional el juicio de la trama 'Gürtel' por el fraude en la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. En el epicentro de la trama se sitúa la empresa Teconsa, usada presuntamente para pagar comisiones de 3,4 millones por el contrato del montaje audiovisual.

imagen
Francisco Correa (i) y José Ramon Blanco Balín (d).
ileon.com  | 09/03/2020 - 09:45h.

Desde este lunes 9 de marzo, y hasta principios del mes de junio, la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares acoge el juicio de la trama Gürtel por la pieza separada que juzga las irregularidades cometidas en la contratación de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006.

En el epicentro de la trama figura la empresa constructora leonesa Teconsa, propiedad de la familia Martínez Núñez, que según fue usada para realizar "una auténtica sustracción de fondos de RTVV" tras adjudicarse por 7,5 millones de euros el servicio audiovisual del evento, pese a no tener ninguna experiencia en esta materia. En el auto de enjuiciamento se elevaba a por lo menos 3,4 millones el presunto fraude pagado en comisiones.

Aunque inicialmente se imputó a todo el consejo de administración de Teconsa, sociedad fundada por el fallecido empresario José Luis Martínez Núñez, finalmente el juez ha llevado a juicio a su hijo José Luis Martínez Parra, al apoderado societario Rafael Martínez Molinero y al abogado nacido en Bembibre Ramón Blanco Balín.

El juicio se abre con un preacuerdo de varios de los acusados con la Fiscalía Anticorrupción por la que reconocen los hechos y se comprometen a devolver lo defraudado, para conseguir una notable rebaja en sus penas. Entre ellos estaría el abogado berciano Ramón Blanco Balín, considerado cerebro financiero de Gürtel, y que según varios medios aceptará que ayudó en el blanqueo de comisiones. Blanco Balín ya está condenado a tres años de cárcel por la también pieza separada de la financiación ilegal del PP valenciano, y en este juicio la Fiscalía pedía 18 años de prisión.

La devolución del dinero defraudado parace ser el obstáculo para el acuerdo con la Fiscalía de Martínez Parra, a quien la Fiscalía pedía 26 años de cárcel en el auto de apertura de juicio oral. Otros acusados, como Francisco Correa o Juan Cotino, se han negado a asumir ninguna culpa y se defenderán en el juicio.

El saqueo de la Radio Televisión Valenciana (RTVV), que hizo el contrato y años después fue cerrada por el PP con una deuda de 1.200 milones de euros, se repartió de la siguiente manera: regalos de trajes y un coche Mini para el exdirector de la Policía y ex consejero de Valencia Juan Cotino; 500.000 euros para el exdirector general de RTVV (Canal 9) Pedro García; 249.000 euros para el exconsejero delegado de Repsol Ramón Blanco Balín y 2,6 millones para la trama corrupta liderada por Francisco Correa. La empresa Teconsa se quedó 200.000 euros por hacer de epicentro comisionista.

El Grupo Martínez Núñez y Teconsa

Teconsa era la sociedad constructora principal del desmantelado Grupo Martínez Núñez, cuyo impulsor fue el polémico empresario José Martínez Núñez, falleció en el mes de agosto de 2015 a la edad de 86 años.

Martínez Núñez fue uno de los puntales del crecimiento abrumador del sector de la construcción en la provincia de León y responsable de la burbuja inmobiliaria local con intereseses en otros sectores como el cemento, los hoteles o el extinto periódico La Crónica de León. Un grupo empresarial que llegó a facturar más de 600 millones de euros, al que el pinchazo de la burbuja se llevó por delante con la mayor parte de sus sociedades actualmente extintas o en procesos concursales.

Los hijos de Martínez Núñez fueron detenido en 2013 en otra operación policial y de la Agencia Tributaria por sospechas fundadas sobre blanqueamiento de capitales y alzamiento de bienes en la liquidación precisamente de Teconsa y sociedades del grupo. Además, y dentro de la trama Gürtel también fueron investigados por presuntos pagos de comisiones por la adjudicación por la Junta de la variante de Olleros de Alba, sobreseído por el TSJ de Castilla y León. Otro fraude que se les imputa a la familia berciana fue un presunto fraude en la importación de clínker en el puerto de Ferrol.

Su hijo José Luis Martínez Parra está pendiente de juicio en otras dos pieza separada de la trama Gürtel', la de presuntos chanchullos en Boadilla del Monte y Arganda del Rey.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad