DATOS CENSO INE

La provincia de León se queda en 456.000 habitantes y pierde más de la mitad de la población de toda la Comunidad

Los datos del padrón continuo a 1 de enero de 2020 reflejan que en 2019 se perdieron en León 3.764 empadronamientos, el 60% el de lo que perdió todo Castilla y León. En los últimos 20 años ha perdido el 10% de su población. Como dato excepcional, la Región Leonesa perdió incluso más habitantes que toda la autonomía, 6.979 por 6.263; porque cuatro provincias castellanas ganaron población y consiguieron que las seis de Castilla La Vieja ganaran 716 habitantes.

genteleon
ileon.com / Agencia ICAL | 21/04/2020 - 15:58h.

El drama poblacional de la provincia de León, agudizado desde la crisis económica que se inició en el año 2008, sigue su caída de forma alarmante y sin que haya atisbo de que la caída se amortigüe.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística a 1 de enero de 2020 había viviendo en la provincia de León un total de 456.237 personas, perdiendo el listón de los 460.000 que había a 1 de enero de 2019. La caída vuelve a ser nuevamente brutal, de 3.764 habitantes. Estos datos no reflejan en ningun caso el efecto de la crisis del coronavirus en la población de la provincia, que se verán en las cifras que se ofrezcan dentro de un año.

Sólo la provincia de León supone el 60% de la caída de población que se produce en Castilla y León (-6.263), aunque hay nueve provincias en total, y teniendo en cuenta que la Comunidad Autónoma es la que más pierde nuevamente de todo España. El ritmo de caída anual es del 0,8% frente al 0,3% de Castilla y León de media.

Mientras tanto en España el total de personas inscritas en el Padrón Continuo a 1 de enero de 2020 es de 47.431.256 habitantes, lo que supone un aumento de 405.048 personas (un 0,9%) respecto a los datos a 1 de enero de 2019.

Desde el año 2008, cuando se inició la última crisis económica anterior a esta del coronavirus, la provincia de León ha perdido 37.386 habitantes. Desde el año 2000, es decir los últimos 20 años, esa caída asciende a 46.510 habitantes menos en la geografía provincial, un 10% de toda su población.

La provincia se aleja así de la cifra mágica del medio millón de habitantes, que se alcanzo por última vez en 2009 con 500.169 empadronamientos. Desde entonces el abismo poblacional no ha parado de crecer con máximos entre los años 2014 y 2017 cuando se perdían más de 5.000 habitantes.

La Región de León pierde más habitantes que toda la autonomía

Pero lo llamativo de la sangría poblacional es que sólo 5 provincias perdieron población y 4 la ganaron en 2019. La encabeza León, con 3.764 habitantes menos; seguida de Zamora (-1.979) y Salamanca (-1.236). Las tres del Reino de León. Palencia (-717) y Ávila (-562) fueron las otras que perdieron.

De esta manera, se da la circunstancia que sólo la Región Leonesa (León, Zamora y Salamanca) perdió más habitantes, casi siete mil. En total, 6.979; una cifra mayor que el conjunto de las nueve provincias de la Comunidad Autónoma que perdió 6.263 (716 menos). La Región Leonesa, que hace cinco años superaba el millón de habitantes, hoy tiene 955.680; más de 44.000 personas menos, dramática una pérdida de casi 9.000 personas al año.

Castilla La Vieja gana 716 habitantes

El número es tan extraño, pero indica tanto sobre la circunstancia de desplome poblacional de la Región de León respecto a Castilla La Vieja, que sólo se explica en que cuatro de las seis provincias castellanas ganaron población. Hasta tal punto que la pérdida de todos los habitantes de Palencia y Ávila restaron sólo 43 personas más que la provincia Salamanca: 1.279.

Haciendo cálculos, las otras cuatro ganaron casi dos mil habitantes (1.995 repartidos entre los 989 de Valladolid, los 574 de Burgos, los 235 de Soria y los 197 de Segovia) siendo el resultado que las Castilla La Vieja (salvo Santander y Logroño) ganaron en conjunto 716 personas.

Castilla y León

Los datos del Padrón continuo que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), revelan que a fecha 1 de enero de 2020, había inscritos en Castilla y León, 2.393.285 habitantes, lo que supone 6.263 menos que en las mismas fechas de 2019, con una merma porcentual del 0,3 por ciento.

Sólo tres autonomías perdieron población el año pasado en España. Castilla y León fue la que más habitantes perdió en términos absolutos, por encima de Extremadura, con 4.135 menos; y Asturias, con una merma en 4.094, aunque estos dos comunidades sufrieron una mayor bajada relativa, del 0,4 por ciento.

Los datos facilitados indican que Castilla y León contaba en el comienzo de este año con 2.252.911 nacionales y 140.374 extranjeros. Los habitantes naturales de la Comunidad siguen en claro retroceso, ya que se redujeron en 16.843 personas, mientras que los foráneos aliviaron un poco la merma poblacional, y sumaron 10.580 personas.

En cifras relativas, los nacionales se desplomaron un 0,7 por ciento, mientras que los foráneos se dispararon un 8,2 por ciento. El estudio constata que los extranjeros en Castilla y León representaban el 5,9 por ciento de la población total, muy por debajo del 11,4 por ciento de la media para el conjunto de las autonomías.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad