Quantcast

ATENCIÓN SOCIAL

IU denuncia que el Ayuntamiento de León sólo mantuvo un teléfono para los CEAS durante la Covid-19 y Valladolid 104

La organización política reprocha que las prometidas acciones para la protección de los desfavorecidos no han sido las prometidas por el alcalde José Antonio Diez, que los trabajadores sociales están sobrepasados y no cobran las horas extras; y que la gestión de la administración digital municipal es tan caótica e ineficiente que puede provocar "que la gente merecedora de ayudas nunca las llegue a cobrar".

Ayuntamiento de leon cerrado por coronavirus
Carlos S. Campillo / ICAL . El edificio del Ayuntamiento de León, cerrado por la alerta del coronavirus
ileon.com  | 31/05/2020 - 19:00h.

IU León asegura que las promesas del alcalde de León, José Antonio Diez, anunciadas a bombo y platillo para reforzar el personal de las Ayudas de Urgencia Social no se han cumplido y que contrastan con las acciones tomadas en Valladolid. "Mientras en León sólo hay un número de teléfono, en el Ayuntamiento de Óscar Puente se han habilitado 104 durante esta pandemia", aseguran.

"Estas declaraciones están muy lejos de la realidad de nuestro Ayuntamiento, el alcalde de la ciudad anunció en varios medios de comunicación el incremento de presupuesto para Ayudas de Urgencia Social, también indicó que se había reforzado la plantilla incorporando personal y recursos informáticos". No habría sido así, según una nota de prensa enviada a los medios de comunicación por la formación política.

Carmen Franganillo, coordinadora local, expone que "no sólo no existe refuerzo de personal administrativo para esta carga extra de trabajo si no que, al contrario, en este tiempo dos trabajadoras quedaron de baja por enfermedad y sus puestos no han sido cubiertos. Lo que supone que el resto del personal de la Unidad Administrativa de los Centros de Acción Social (CEAS) esté trabajando por imposición horas extra por las tardes, fines de semana y festivos que no se pagan". "Por lo que compensar este trabajo extra dejará el servicio sin personal cuando acabe esta situación", asegura.

"Sin embargo, en la ciudad de Valladolid se han contratado nueve trabajadoras sociales de refuerzo y se han dispuesto 104 teléfonos virtuales. Parece que la lucha por el futuro de León de este consistorio se queda en palabras, puesto que a la hora de defender a la ciudadanía la implicación es mínima", critica Franganillo.

Para Izquierda Unida de León local: "En cuanto a la organización de las tramitaciones de las ayudas de emergencia, se tendría que haber pensado bien el caos que se podría formar recibiendo solicitudes por Whatsapp, a través del único teléfono al efecto y antes de publicitarlo, haber creado el formulario web para la presentación. Existe un importante retraso en la tramitación administrativa de los expedientes".

"IU piensa que a la hora de organizar el teletrabajo no se ha tenido en cuenta qué personal municipal lo necesitaba con más urgencia. A esta fecha todavía quedan muchas personas de Servicios Sociales esperando que les autoricen el acceso por escritorio remoto para facilitarles el trabajo diario. Hasta ahora, quienes han tenido que asumir los costes económicos  de este sistema han sido los trabajadores", reprocha.

Más de 1.650 expedientes de ayuda en León

El procedimiento especial para solicitar las Ayudas de Urgencia Social Covid-19 se inició el día 8 de abril. "Mes y medio después se habían abierto más de 1.650 expedientes. Diariamente se atienden entre 70 y 100 personas por el Whatsapp del único teléfono a través del cual se registran entre 10 y 25 personas por mail y un número incalculable en diversos teléfonos. A esto hay que sumar todas las funciones y gestiones que se realizan en la concejalía: ayuda a domicilio, teleasistencia, dependencia, menores y demás labores", describe la nota de prensa.

De esta manera Carmen Franganillo evidencia que "el Ayuntamiento de León tampoco ha sabido reestructurar al  personal para poder atender a las demandas actuales de las necesidades de la población, teniendo desocupado al personal de otros servicios que cerraron el 16 de marzo. El Concejal de Régimen Interior cerró el Registro General del Ayuntamiento desde el primer día del estado de alarma y no facilitó otro sistema para que la población presentara documentos (por ejemplo, facilitar el acceso a la Sede Electrónica sin certificado digital  para registro), lo cual retrasó la tramitación de las Ayudas de Urgencia. Esta situación obligó a la Concejala de Bienestar Social a poner en marcha otro sistema para que se pudieran presentar las solicitudes de ayuda."

La organización política explica en el comunicado que "las Trabajadoras Sociales y el personal administrativo no han dejado de trabajar ningún día, primero en la oficina y con la imposición del confinamiento con teletrabajo dentro de las posibilidades, teniendo en cuenta que no todas las oficinas han podido desviar las llamadas entrantes a los móviles al tener un sistema telefónico muy obsoleto. Y también que el Ayuntamiento no ha facilitado al personal teléfonos para llamar a las personas usuarias y tiene que utilizar sus teléfonos personales (con llamada oculta) lo que dificulta los contactos. Sin embargo, en Valladolid la gestión ha sido claramente mejor: se han instalado escritorios virtuales y las aplicaciones que se utilizan que son de acceso desde cualquier ordenador con las claves correspondientes. Además de dotar al personal con ciento cuatro teléfonos".

Caos en la administración digital municipal

Carmen Franganillo recrimina que "en cuanto se empezaron a abrir expedientes,  el servicio de Estadística, con el beneplácito del Concejal de Régimen Interior, Vicente Canuria; y dado que trabajan media jornada durante la crisis, a turnos, no asumió la carga de trabajo que les correspondía pasando esta función al personal de Bienestar Social".

"Desde Izquierda Unida pensamos que sobrecargar de funciones que no le corresponden a personal que ya está saturado no es la mejor forma de gestionar un Ayuntamiento. Del mismo concejal depende el servicio de Informática que en este tiempo no ha sido capaz de pensar en una forma ágil para que se puedan presentar las solicitudes de Ayuda y aportar documentos e incluso a estas alturas hay personal esperando que le configuren el sistema para tener teletrabajo", siguen las reprobaciones de IU a lo que consideran una nefasta gestión administrativa digital.

Para finalizar, Izquierda Unida denuncia que "el caos se impone también en las becas-comedor, y tras realizar los ingresos, se han recibido numerosas quejas de familias que no aparecen en el listado y están becadas, menores que ya no van a colegios de León, números de cuenta erróneos y que las familias no utilizan desde hace años, dinero ingresado en un cuenta con embargos, con lo cual el dinero nunca llegará a la familia".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad