Quantcast

REPORTAJE

Políticos de Castilla y León ‘fuera del armario’ celebran el Día Internacional del Orgullo LGTBI+

El concejal socialista de San Andrés del Rabanedo Alejandro Gallego asegura que nunca se ha sentido señalado ni estigmatizados por hacer pública su condición sexual pero llama a la eliminación de mensajes homófobos.

Campillo / ICAL. El concejal socialista del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, Alejandro Gallego
Campillo / ICAL. El concejal socialista del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, Alejandro Gallego
Juan López / ICAL | 27/06/2020 - 13:07h.

"Cada uno en esta vida puede elegir de qué partido político ser, qué sexualidad tener y cómo sentir y cómo hacer. Nos llevan 50 años diciendo a quién tenemos que querer o con quien irnos a la cama y ahora otros partidos nos van a decir a qué formación pertenecer. Yo tengo unos ideales políticos, independientemente de mi sexualidad". Quien así se expresa es el secretario general de NNGG en Zamora, Ángel Barbé, un joven comprometido con la política, con el PP y que vive su sexualidad y su condición de gay con total normalidad.

En la víspera de la celebración del Día de Orgullo LGTBi, la agencia Ical ha querido hablar con representantes ciudadanos de Castilla y León que han 'salido del armario' y que expresan sus dificultades, sus ilusiones y sus problemas y una vida. El ya citado Angel Barbé; el alcalde del Barco de Ávila, Víctor Morugij, y el concejal de San Andrés del Rabanedo, Alejandro Gallego, ambos del PSOE, aseguran que nunca se han sentido señalados ni estigmatizados por hacer pública su condición sexual, aunque sí llaman a la eliminación de mensajes homófobos en el escenario nacional que, coinciden, llegan "desde la ultraderecha".

"La verdad es que no he notado nunca ningún problema. Puede ser por mi personalidad, que soy muy echado para adelante. Pero cuando le das importancia al tema es cuando lo creas. Si lo asumes con totalmente normalidad no tienes por que tener ningún problema", sostiene Barbé, quien admite que aún se observan "comportamientos retrógrados", como el que esta misma semana, en la propia ciudad de Zamora, sucedió con la agresión a dos jóvenes.

A sus 54 años, el alcalde del Barco de Ávila, Víctor Morugij, "salió del armario", como él mismo ironiza en declaraciones a Ical, hace "ya unos cuantos años". Ahora se ha asentado en el medio rural abulense, "cada vez más abierto" en cuestiones como la orientación sexual, si bien entiende que a "alguna abuela de turno le choque ver a un chaval en falda. "Pero nunca hubo ningún caso de homofobia en la localidad, ni hacia mi ni hacia nadie", destaca el regidor, que ya de por sí esconde una interesante historia, pues toda su familia es de origen ruso, estuvieron retenidos en un campo de concentración nazi y fueron recogidos por el Consulado argentino, a donde se fueron a vivir. Allí nacieron Víctor y sus hermanos. Tras cursar estudios en Alemania, con 22 años llegó a España. Actualmente desarrolla su primera legislatura como alcalde aunque antes ya fue concejal y diputado provincial.

El Barco de Ávila, de 2.400 habitantes, aprobó una moción y está declarado LGTBi+ 'amigable', el primer municipio de Ávila y de los pioneros en Castilla y León. "Nunca en la vida, y llevo 32 años en política, he sido señalado por mi orientación sexual. Ni tampoco por vivir en un pueblo pequeño, que en otro momento quizás era más reaccionario. Ahora es tolerante, con parejas declaradas de hecho y otras que se saben que son gais pero no lo dicen y con los que nadie tiene un mal gesto, ni en redes sociales", comenta Morugij, quien ha residido 15 años con su pareja en la localidad.

Admite que los "chavales viven de otra manera" su condición, "un poco más provocativos", y por eso "hay alguna reacción en los pueblos. Y recuerda que daba clase de inglés en el colegio. "Tan malos no seríamos cuando los padres nos enviaban a sus hijos", ironiza entre risas. Por ello, remarca que "afortunadamente nunca tuvo problemas ni a nivel familiar ni en el centro escolar" y siempre acudió a la marcha reivindicativa en Madrid. "Yo soy de los que sujetaba la pancarta, en primera fila. Pero la movilización del jolgorio se la dejamos a los jóvenes", ríe.

Sin embargo, Morugij señala que existen diferencias abismales a la hora de "salir del armario" en el medio rural o en el urbano. "La mayoría en los pueblos es machista. Conozco gente que no saldrán en la vida por su trabajo y por sus padres, que son mayores y de misa casi diaria. No lo reconocen, fundamentalmente, para no dañar a su familia", expuso.

Barbé reivindica no solo su condición gay sino también otro orgullo, poder manifestar con normalidad su adscripción política y trabajar, desde la organización juvenil del PP, por su partido. No ve contradicciones en ambas opciones. "En el PP, la tolerancia ha sido absoluta desde siempre", pero ahora principalmente, pues su presidente , Pablo Casado, dice, "es pro LGTBi". "Siempre ha habido el chascarrillo en Zamora de que soy gay y del PP. Me hace mucha gracia. PSOE y Podemos hacen frente común de que el PP no quiere al colectivo y es totalmente mentira. Puedes ser de un partido tolerante con LGTBi, independiente de tu orientación sexual". "Los socialistas juegan mucho con ello porque dicen que gracias a ellos se aprobó el matrimonio homosexual, pero cada partido político tiene sus tiempos", defiende

Barbé (30 años), que ha sido semifinalista en el Concurso de la Canción de CyLTV y cuenta con dos canciones versionadas, ya que se dedica a la música y es empresario hostelero, carga contra Vox, que "da muchos palos de ciego". "No hay más que ver el discurso de Abascal, que dice que es el principal defensor del colectivo y es el que más comentarios ha hecho en contra. Parece que intenta que no se le vaya gente por sus ideas. No puedes pretender tener votos de un colectivo al que atacas", incide. Por ello, ante el Día del Orgullo LGTBi, exclama con rotundidad que "hay que luchar todos juntos, desde el consenso, por los derechos del colectivo, sin excluir a ningún partido".

'Bullying' y agresiones

Alejandro Gallego, 29 años y concejal socialista en San Andrés del Rabanedo, tampoco ha tenido "nunca" problemas y ha sido "aceptado por todos los grupos políticos, incluso el concejal de Vox, que ha sabido respetar". Admite que cuando era adolescente "había gente que te marcaba, pero los perjuicios se superan". "Mi familia era la más preocupada por miedo a que me pudieran hacer algo. Sigue habiendo agresiones y es muy triste. Pero no he tenido esas situaciones de forma personal, aunque sí hubo gente que dio un paso atrás y después se dio cuenta de que somos todos iguales", desliza.

"Viví la infancia en el instituto, sufrí 'bullying', que está ahí, pero hay que saber llevarlo. A nivel político nunca he sido señalado y si lo he sido, yo no lo he visto", remarca recordando su infancia en Trobajo del Camino.

Gallego aprovecha para pedir la eliminación en España de la "crispación" política, que en muchos comentarios "de la ultraderecha" permiten "escuchar frases que hacen que la gente que antes no daba su opinión en contra de la homosexualidad, y lo aceptaba, ahora gracias a Vox han despertado esos comentarios homófobos preocupantes" Sin ir más lejos, recordó que en su municipio, el pasado año, se celebró un acto presencial con motivo del Día del Orgullo, con un banco pintado con la bandera arcoíris. "Al mes nos lo pintaron con la bandera de España y después con la palabra Vox. Por mucho que Abascal diga que es el principal defensor, si sigues sus declaraciones se ve que es lo contrario", concluye.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad