MEDIO AMBIENTE

El consejero de Fomento defiende los macroproyectos eólicos de la montaña leonesa "si cumplen la legislación"

El leonés Juan Carlos Suárez Quiñones afirma que la opinión de la Junta "ante cualquier actividad que conlleve empleo e inversión en el medio rural" es "dar la bienvenida, sin duda alguna; sobre todo si son del ámbito de las energías renovables".

Juan Carlos Suárez-Quiñones
Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente.
Elena F. Gordón / ICAL | 20/09/2020 - 12:50h.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró hoy que la Junta actuará "con el máximo rigor" sobre la prevista instalación de torres eólicas en varios municipios de la Montaña Central Leonesa, para que esas estructuras "cumplan estrictamente la legislación y la jurisprudencia aplicable".

Durante su visita ayer a León para asistir a un Encuentro Transfronterizo de Jóvenes y Deportes con Portugal, comentó que la opinión de la Junta ante cualquier actividad que conlleve empleo e inversión en el medio rural es "bienvenida, sin duda alguna", en concreto, las enmarcadas en el ámbito de las energías renovables. "Es lo que pide Europa y la lucha contra el cambio climático y es en lo que estamos, en tratar de acabar con los combustibles fósiles, que contaminan y calientan globalmente en planeta", apuntó.

Al mismo tiempo recalcó que todo tipo de iniciativas tendrán que cumplir la legalidad. "Somos muy exigentes en la Consejería de Medio Ambiente a la hora de analizar que el impacto ambiental de todas estas instalaciones cumpla no sólo con las normas sino con la interpretación que de las normas han hecho los tribunales que durante estos años han ido acuñando una serie de doctrinas jurisprudenciales sobre cómo tienen que ser las declaraciones de impacto ambiental, cómo hay que prever los efectos sinérgicos y no dividir los proyectos".

La solicitud para instalar cincuenta campos eólicos en las cordales de la Montaña Central leonesa, algunos de ellos de entre 60 y 90 metros de alto, ha provocado una fuerte contestación porque podría destruir el paisaje por el que fueron declaradas Reservas de la Biosfera de la Unesco. La propia Federacion de Montaña y senderismo de Castilla y León asegura que es un "brutal agresión" a la provincia de León y se posicionó firmemente en contra de ello.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad