Fauna

La provincia de León suma dos de las carreteras negras por atropellos de lobos

Con el resultado de un informe de la asociación Lobo Marley y el Observatorio de Sostenibilidad, que identifica los 50 tramos de carretera de España donde más 'canis lupus' han fallecido, se pide ahora al Ministerio la instalación de señales de advertencia y corredores naturales para atravesar las vías más confictivas para la especie y los conductores.

imagen
Sujetando un ejemplar de lobo ibérico muerto por atropello.
ileon.com  | 14/11/2020 - 10:15h.

La provincia de León no sólo se sitúa en la crónica negra del lobo ibérico por la actividad de la caza que sigue permitiendo, y defiende con insistencia, la Junta de Castilla y León. También las poblaciones de esta especie, catalogada como "vulnerable"​ en el Libro rojo de los Vertebrados de España y "casi amenazada" en el Atlas de los mamíferos terrestres del país, se ven diezmadas por los atropellos en carreteras.

De hecho, la provincia leonesa aparece por partida doble en un reciente informe elaborado por el Observatorio de Sostenibilidad (OS) y la organización conservacionista Lobo Marley, que juntos han recopilado los 50 tramos de carretera donde más canis lupus han fallecido a resultas de atropellos, contando desde el año 2010.

Por un lado, se recoge el tramo de autopista entre León y Asturias, la AP-66, la llamada autopista del Huerna. Y por otro, otro tramo de la autovía A-6 en sus proximidades a la comunidad de Galicia.

 

La vecina provincia de Zamora es la que suma mayor número de atropellos en los 50 puntos más letales, con un total de 39 en la última década. La mayoría se contabilizan en los corredores de las carreteras de en torno a Benavente, tanto hacia Zamora capital como hacia Ourense. Segovia aparecería como segunda provincia más conflictiva en este sentido, con 18 ejemplares arrollados.

Recreación de una señal propuesta para advertir de la presencia de lobos en las carreteras.
Recreación de una señal propuesta para advertir de la presencia de lobos en las carreteras.

 

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el informe menciona tramos en genérico, sin determinar exactamente los puntos kilométricos donde ha aparecido algún ejemplar, "con el fin de proteger las zonas más sensibles de la especie".

El informe propone como principal solución la instalación por parte del Ministerio de señales especiales, como la existente en otros países para especies como erizos o sapos, así como la realización de "ecoductos" o pasos para la fauna que sirvan para minimizar la muerte de ejemplares de esta especie.

También se reclama al Gobierno la inclusión del lobo en el Catálogo de Especies Amenazadas por parte de la administración central, que implicaría que estaría protegido como sucede en Portugal.

Una decisión ante la que las comunidades autónomas de Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria ya se han posicionado por escrito en contra, defendiendo que la especie se pueda seguir cazando, aducen que para mantener a raya las poblaciones de lupus.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad