TRIBUNALES

Piden 20 meses de cárcel a un Guardia Civil de León que se enfrentó a un superior por una denuncia de tráfico

"Una interpretación extensiva y desorbitada de las competencias de la jurisdicción militar y de la aplicación del Código Penal Militar", según la Asociación Unificada de Guardias Civiles.

guardia civil tráfico recurso archivo furgoneta atestados sucesos seguridad
Una unidad de tráfico de la Guardia Civil, archivo.
ICAL | 25/11/2020 - 18:25h.

El Tribunal Militar Territorial de A Coruña acogerá en próximos días el juicio contra un Guardia Civil destinado en León al que la Fiscalía Togada Militar pide 20 meses de cárcel por unos hechos que se produjeron cuando se encontraba fuera de servicio y en los que intervino otro miembro de la Guardia Civil, de rango superior, en labores administrativas. La acción penal surgió tras remitirse los hechos, que habían sido calificados previamente como falta disciplinaria, a la jurisdicción militar.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), a la que pertenece el acusado, afirma que de la situación que ahora vive el agente destinado en León existen numerosos precedentes en meses recientes. "Nuevamente, una mera discrepancia deriva, en aplicación del injusto y arbitrario Código Penal Militar, en la posibilidad de que un trabajador acabe entre rejas, una situación inverosímil en cualquier Estado de derecho", lamentan en un comunicado.

AUGC afirma que desde hace unos meses constata que se ponen en conocimiento, por parte de los mandos de la Guardia Civil a los órganos de la jurisdicción militar, hechos en los que intervienen miembros del Cuerpo, sucedidos en actuaciones policiales o, incluso, fuera de servicio, entre miembros de la Guardia Civil, "haciendo una interpretación extensiva y desorbitada de las competencias de la jurisdicción militar y de la aplicación del Código Penal Militar".

Aunque no se ha podido constatar, añaden, "todo apunta a que se han dado instrucciones de remitir a la jurisdicción militar hechos que siempre han sido tenidos por meras infracciones disciplinarias". Sin duda, concluyen, se vive "una situación de remilitarización de la Guardia Civil y de una involución en los derechos de ciudadanía de los agentes, coincidente con la llegada a la Dirección General de la Guardia Civil de María Gámez".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad