SANIDAD

Tomás Quintana cree que el cierre de los consultorios rurales provoca "una merma en el servicio"

El Procurador del Común, además, expresa su preocupación por la negativa evolución de las listas de espera sanitarias ante las sucesivas olas de la covid-19.

Tomás Quintana Procurador del Común de Castilla y León Luis Fuentes Cortes de Castilla y León
Tomás Quintana en su comparecencia en las Cortes de Castilla y León. // Rubén Cacho / ICAL
Agencia ICAL | 11/05/2021 - 13:30h.

El procurador del Común, Tomás Quintana, aseguró hoy en su comparecencia ante las Cortes de Castilla y León que el cierre de los consultorios rurales al inicio de la pandemia provocó "una merma de la atención sanitaria" al sustentarse principalmente en la asistencia telefónica, lo que a su juicio ocasionó "limitaciones de variado orden en la prestación del servicio".

Quintana, que presentó ante el Pleno de las Cortes el informe del año 2020 –criticando además que parte de las muertes en las residencias se debieron a que no se trasladó a todos los ancianos a los hospitales al principio de la pandemia y que la Junta se niega a dar los números de fallecimientos en cada una de ellas cuando son datos "de especial interés público"–, señaló que la asistencia sanitaria en el medio rural ha dado lugar a "muchas quejas", en particular, motivadas por el cierre de los consultorios locales durante el periodo de confinamiento y, sobre todo, "por la falta de reapertura con posterioridad".

Por ello, el Común indicó que al intuir que las quejas se iban a multiplicar iniciaron una actuación de oficio para estudiar de forma integral no solo los "tradicionales déficits" de la sanidad rural, vinculada a la "interrupción" del servicio por falta de medios personales o materiales, sino los "nuevos problemas" derivados del cierre de los consultorios locales.

Además, recordó las actuaciones emprendidas al inicio de la crisis sanitaria para comprobar las quejas sobre las limitaciones que afectaban al acceso a centros hospitalarios, a la atención en los domicilios, a la ocupación de camas en unidades de cuidados intensivos, así como a la limitación del uso de respiradores. Así, apuntó que la Consejería de Sanidad les negó que la edad fuera el criterio utilizado en el triaje de pacientes.

Listas de espera agravadas

Otro de los "problemas endémicos" de la sanidad a los que se refirió fueron las listas de espera, que señaló se ha agravado como un efecto más de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus debido a la suspensión durante meses de una gran parte de la actividad. "Si bien se pudo entender por parte de la ciudadanía como un efecto inevitable de la irrupción de la pandemia, levantado el primer confinamiento comenzamos a recibir quejas demandando la reanudación de las prestaciones sanitarias", señaló.

Tomás Quintana añadió que es un asunto que les preocupa especialmente debido a las sucesivas olas de contagios y las negativas consecuencias que esto tiene sobre las listas de espera.

Colapso de líneas telefónicas

Entre las principales quejas fueron "el colapso de las líneas telefónicas" de los centros de salud para atender a los pacientes aquejados por covid o sospechosos de padecerlo; o las que les transmitieron algunos familiares que no pudieron acompañar a sus enfermos hospitalizados, en algunos casos en sus últimos días; y los problemas del transporte sanitario en algunas provincias, en concreto en Ávila, en Segovia y en municipios de la montaña palentina.

En el área de sanidad y consumo, la institución recibió 2.224 quejas, de las que han sido múltiples las referidas a las "deficiencias" en la sanidad del medio rural; solicitud de reapertura de los consultorios rurales de Armellada y Liegos, así como del municipio de Santa Cristina de Valmadrigal, todos en León y las diversas quejas presentadas por las deficiencias en el suministro de sensores de glucosa. Además, de las 1.766 recibidas en relación con la covid-19, 702 lo fueron en materia de sanidad.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad