EMPRESAS

Mañueco anuncia que la Junta usará el IVA pendiente para un plan de ayudas a empresas después del verano

El presidente autonómico señana en la asamblea de Empresa Familiar Castilla y León, celebrada en la ciudad de León, que la Comunidad tiene "mejor posición que otras" para afrontar el futuro.

ICAL. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en León
ICAL. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en León
ICAL | 11/06/2021 - 13:48h.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, afirmó hoy que después del verano se pondrá en marcha un plan de ayudas dotado con 200 millones que se financiará con el IVA pendiente de cobro. "Queremos llegar más lejos en las ayudas a empresas que han pasado dificultades y vamos a poner en marcha un paquete después del verano de nuevas medidas con el dinero del IVA no devengado que nos debe pagar el Gobierno", afirmó durante su intervención en la asamblea general de la asociación Empresa Familiar Castilla y León que se celebró en la capital leonesa.

Mañueco también anunció que este mismo mes se va a suscribir un nuevo contrato con el Banco Europeo de Inversiones, que sumará 32 millones al Plan de crecimiento innovador para las pymes , del que quedan pendientes por formalizar otros 58 millones ya están autorizados por el Banco Europeo "para superar el objetivo que nos habíamos marcado en esta legislatura de alcanzar los 200 millones para este programa".

Este plan de ayuda a la financiación de empresas y a la creación de empleo arroja

desde su inicio en 2017 arroja un balance de 55 proyectos que han permitido crear 2.600 puestos de trabajo y mantener más de 10.000. De ellos, casi el 64 por ciento de se sitúa en el ámbito rural. "Han sido 113 millones de financiación que han generado una inversión de 375 millones, de los que la provincia leonesa absorbe un tercio", resumió el presidente.

En ese foro, Mañueco también apuntó que la Comunidad va a aprovechar "al máximo" los fondos europeos que considera una palanca de impulso para el territorio. "Creemos que son una oportunidad para la recuperación de la España interior, la España despoblada" dijo antes de incidir en que a ellos ayuda el tener un gobierno autonómico estable."

"Todos hemos hecho los deberes" afirmó antes de señalar que Castilla y León "está minimizando el impacto de la crisis y tiene mejor posición para afrontar el futuro que otras comunidades". Para lograrlo, advirtió, es necesario el esfuerzo de todos y la colaboración público-privada. "Tenemos que caminar juntos e ir de la mano. Debemos apostar por Castilla y León, porque merece la pena", sentenció.

Para Fernández Mañueco para la generación de actividad económica es fundamental "una fiscalidad moderada, inteligente" y en ese sentido citó algunas medidas adoptadas en la Comunidad como la reciente supresión del impuesto de sucesiones y donaciones, "que va a facilitar el relevo generacional tan importante en la empresa familiar" o iniciativas sobre liquidez y crédito que han movilizado 546 millones.

La seguridad sanitaria, afirmó, facilita la apuesta por la recuperación económica. "Sé que cuento con vuestro esfuerzo y compromiso con esta tierra. Estaremos juntos en la proa de la recuperación económica y social", manifestó.

La presidenta de Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL), Rocío Hervella, tuvo en primer lugar un recuerdo para los asociados fallecidos durante la pandemia para después recalcar que mantienen un diálogo activo con la sociedad, ante la que quieren hacerse oír, dado que son la voz de 168 empresas que representan el 20 por ciento del PIB (Producto Interior Bruto) de la Comunidad y más del diez por ciento del empleo.

Hervella destacó que el colectivo cuenta con un plan estratégico con el que van a ayudar a sus socios a desarrollar y transformar sus empresas. "Hemos necesitado adaptarnos para recuperarnos y afrontar la transformación necesaria para convertirnos hoy en empresas del mañana", remarcó.

También aludió a la supresión del impuesto de donaciones que, señaló, "pone fin a la injusticia que hemos sufrido durante tantos años" y recordó que mantienen un diálogo constante con la administración para conseguir los mejores resultados en el reparto de los fondos Next Generation que, dijo, favorece claramente a las grandes empresas. "Es el momento de preparar el mañana y abordar la transformación ante un futuro incierto", añadió.

El alcalde de León, José Antonio Diez, agradeció a las empresas familiares su lucha por mantener la actividad en su territorio. "En estos momentos de zozobra, más que luchar por atraer grandes empresas hemos de trabajar por mantener lo que tenemos. Espero que las administraciones tengamos la posibilidad de hacerles el camino más fácil. Cuenten con nosotros para ayudar a sus empresas, iniciativas y proyectos", dijo.

El encargado de abrir el turno de intervenciones fue el director territorial de Banco Santander, Francisco Javier Martín, quien comentó que tras los duros meses vividos por la pandemia ahora se palpa un ambiente "de ilusión, como niños con zapatos nuevos" y prevé "optimismo a corto plazo".

Martín recalcó que las empresas familiares juegan "un papel fundamental en el tejido productivo de cualquier economía avanzada" y así ocurrirá en el actual "momento drástico de cambio".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad