PATRIMONIO

La Junta autoriza el desbroce del yacimiento de Castro Ventosa en Cacabelos

La Comisión Provincial de Patrimonio también ha dado luz verde a las actuaciones de mejora de imagen y conservación de la Iglesia de Santa Marina, en Santalla del Bierzo; de la Iglesia de San Pedro de Almagarinos, en Igueña; y a la intervención en azulejerías, yeserías y pinturas murales del Palacio de los Condes de Grajal de Campos.

Muralla de Castro Ventosa - Bergidum Flavium - Bergdunum (Cacabelos)
Las murallas de Castro Ventosa o Bergidum Flavium. // José Antonio Gil Martínez / Wikimedia (cc by sa 2.0)
ileon.com  | 28/07/2021 - 19:30h.

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural, celebrada de manera telemática y presidida por el delegado territorial Juan Martínez Majo, ha autorizado los trabajos de desbroce del entorno superficial y perimetral del Yacimiento Arqueológico de Castro Ventosa, en el municipio de Cacabelos.

Según informa la Delegación Territorial de la Junta en León "para estas intervenciones es preciso que la utilización de medios mecánicos se circunscriba a desbrozadoras de cadenas, o similares, sobre tractor de ruedas, o de uso manual. Además, no se deberá intervenir en modo alguno en el subsuelo del Castro. Los trabajos se llevarán a cabo sobre la vegetación, principalmente, herbácea y si se emplea maquinaria no se deberá abrir camino o pista alguna para su acceso a las zonas del sitio arqueológico en las que se va a intervenir. Los trabajos no deberán afectar a la fábrica de la muralla".

Castro Ventosa es, según la Wikipedia, un yacimiento arqueológico a 642 metros sobre el nivel del mar de altitud, en el centro de la Hoya Berciana en la comarca de El Bierzo. Un lugar que fue fundado por los astures con el nombre de Bergdunum (que significaría 'la fortaleza en el alto') y que después, en tiempos de los romanos pasó a conocerse como Bergidum Flavium. En el Museo Arqueológico de Cacabelos se encuentran depositadas, entre otras muchas piezas procedentes de Bergdunum, puntas de lanza, molinos abarquillados y circulares, fíbulas y diversos restos de adornos y piezas de cerámica. En el denominado Itinerario de Antonino (una recopilación de rutas de época del emperador Caracalla), Bergidum aparece como el punto en el que confluían las calzadas que llevaban a las ciudades de Brácara (Braga), Asturica Augusta (Astorga) y Lucus Augusti (Lugo).

El castro se fue convirtiendo en ciudad durante la época tardorromana con los vándalos, alanos, suevos y visigodos. "Las primeras noticias que tenemos del Castro Ventosa durante la Edad Media, las aporta el llamado Parroquial suevo. Fechado en los años 572 y 585, durante el gobierno del rey Mirón, en él se cita a Bergido como parroquia. Con las primeras invasiones en el 406, suevos, vándalos y alanos invaden la Península, quedando ocupada la zona del Bierzo por vándalos y suevos, estos últimos menos numerosos en población que los primeros. Así permanecerá en manos vándalas hasta su integración en el reino suevo, que posteriormente será conquistado por los visigodos de Leovigildo en el 585. Sabemos que durante los siglos V y VI, Bérgido, es una ciudad con comunidad cristiana e iglesia", indica la enciclopedia colaborativa.

Al principio de la Edad Media, pasan a llamarse Castro Ventosa, y durante la invasión musulmana de principios del siglo VIII se convirtió en una especie de castellum, sobre el cual el Reino de los Astures organiza su administración y defensa del Bierzo. Una de las derrotas más conocidas es la sufrida a los pies de Castro Ventosa, por Vermudo I que se enfrenta a Yusuf ibn Bujt en el año 791.

Con el rey Alfonso III las razias musulmanas se harán más frecuentes y Castro Ventosa va desapareciendo de la Historia. La siguiente noticia es en el siglo X, Castro Ventosa –que es un tercio más pequeño en extensión al campamento romano de León capital– entra en decadencia, hasta su casi total despoblación. En el año 994, el castro no se encuentra aún deshabitado, pero a partir de entonces desaparecerá su población. Cosa que se confirma en un documento del año 1210 que "era un desierto desde antiguo". No se conocen las causas de su desaparición.

En 1931 el yacimiento fue declarado monumento nacional y durante las últimas décadas se han producido varias intervenciones arqueológicas, reparando sus murallas de 1.200 metros (las tardorromanas de León tienen 1.700) que se adaptan a la orografía del terreno. Sus muros están construidos con bloques de piedra de diferentes variedades de gran tamaño construidos con argamasa.

Grajal de Campos

Por otra parte, la Comisión ha dado luz verde a la propuesta de intervención en azulejerías, yeserías y pinturas murales del Palacio de los Condes de Grajal, en Grajal de Campos. Se enmarca en la cuarta campaña de prácticas de restauración que la Escuela de Restauración de Pintura de León realizará este verano en diversos bienes inmuebles de este Palacio, siempre bajo supervisión de los profesores del centro.

De la misma manera, la Comisión se da por entrada de la memoria de la intervención realizada en tercera fase, en azulejerías, yeserías y pinturas murales del Palacio de los Condes de Grajal, que se considera correcta.

Santalla del Bierzo

También se estima apropiada la intervención propuesta para la reparación de la cubierta del crucero de la Iglesia de Santa Marina, en Santalla del Bierzo. Este espacio presenta daños que afectan a elementos estructurales, por lo que se propone su reconstrucción. Se llevará a cabo una nueva cubierta a cuatro aguas de estructura de madera laminada y cobertura de losas de pizarra de gran formato irregular. Además, se reconstruirán y se colocarán los cinco pináculos con nuevas piezas de granito silvestre moreno con labra sencilla, reproduciendo los existentes. Para finalizar se repararán grietas y fisuras interiores de la cúpula del crucero.

Igüeña

Por último, la Comisión, en el ámbito de las competencias territoriales de Patrimonio Cultural, considera adecuada la propuesta para la sustitución de la sobrecubierta del presbiterio de la Iglesia de San Pedro de Almagarinos, en el municipio de Igüeña. Actualmente, la armadura de cubierta del presbiterio se encuentra en un proceso de deterioro debido a las filtraciones de agua.

Por tanto, el objeto de la intervención es la sustitución de la sobrecubierta por una que garantice la estanqueidad y detenga los daños. Las obras a realizar consistirán en la demolición de la actual sobrecubierta y la posterior ejecución de una nueva a tres aguas con una pendiente del 60%, con una estructura de madera laminada como cobertura de dicha cubierta. Estos trabajos, que mantendrán los faldones, la pendiente y la cobertura de la sobrecubierta original, se llevan a cabo con el objeto de mejorar la conservación y la imagen de los edificios integrantes del Patrimonio Cultural.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad