UN PLAN DE VERANO POR LEÓN

Visita guiada a la 'Mesopotamia leonesa' de Gradefes y su parte de la Ruta de los Monasterios

Conocer los cuatro BICs (Bienes de Interés Cultural) del municipio leonés de la mano de expertos en patrimonio, arte y turismo es posible gracias a esta iniciativa del Ayuntamiento, a demanda de miércoles a domingo, por un precio de 6 euros por persona para los grupos de menos de diez y de 4 euros para los grupos de más.

Monasterio de Santa María de Gradefes patrimonio cisterciente iglesia obispado monjas cigüelas paisaje nubes otoño invierno
Imagen del monasterio de Santa María de Gradefes. / Peio García / ICAL
Elisabet Alba | 31/07/2021 - 10:45h.

La primera propuesta de una ruta turística por la 'Mesopotamia leonesa' de ILEÓN para el verano, de Mansilla de las Mulas hasta Lancia y las Cuevas Menudas por la Ruta de los Monasterios con parada en el Monasterio de Santa María de Sandoval, dejaba pendiente una segunda que es la que te traemos este sábado: dedicar otro día completo a conocer a fondo cada enclave de la ruta monástica gracias a las visitas guiadas que organiza el Ayuntamiento de Gradefes.

El Consistorio leonés lleva años contratando un guía de mayo a septiembre para enseñar lo mejor que tiene a sus visitantes, su patrimonio, porque su alcalde, Amador Aller, es consciente de que el turismo es "uno de los atractivos que tenemos". Grupos de hasta 10 personas o más pueden acercarse de miércoles a domingo, a demanda, y con un especialista, a los cuatro BICs (Bienes de Interés Cultural) del municipio: Santa María de Gradefes, San Miguel de Escalada, las ruinas de San Pedro de Eslonza y la iglesia de la Asunción de Villarmún.

A cuarenta quilómetros de León capital, poco más de media hora en coche, está la localidad de Gradefes, cabeza de municipio. La ruta más rápida desde la ciudad es por la A-60 que une León y Valladolid hasta Mansilla de las Mulas y después coger la N-625. Éste será nuestro punto de partida.

 

Peio García / ICAL Monasterio de Santa María de Gradefes
Peio García / ICAL Monasterio de Santa María de Gradefes

 

Santa María la Real de Gradefes

El monasterio de Santa María de Gradefes, perteneciente a la orden del Císter femenino, se fundó en 1168, en una evidente transición del románico al gótico a través del estilo cisterciense y fue declarado Monumento Histórico en 1924. Se construyó en diferentes fases: la iglesia y el claustro con la sala capitular en los siglos XII y XIII, el coro en el XVII y la sillería en el XVIII.

El edificio cuenta con la imaginería religiosa de estos centros de oración, entre la que destacan una imagen de Nuestra Señora de Gradefes, del siglo XIII, un Cristo crucificado del siglo XIV y un relicario procedente del convento Bernardo de Avilés.

 

 Peio García / ICAL Monasterio de San Miguel de Escalada
Peio García / ICAL Monasterio de San Miguel de Escalada

 

San Miguel de Escalada

A doce minutos en coche, menos de 10 kilómetros está San Miguel de Escalada, un monasterio ubicado cerca del pueblo del mismo nombre, en el municipio de Gradefes, en pleno Camino de Santiago, a 27 kilómetros de la ciudad de León.

Del monasterio, declarado BIC en 1886, se conserva actualmente solamente el templo en dos partes, la que tradicionalmente se llama 'mozárabe' y la románica en la parte de la torre. El monasterio fue consagrado en el año 913 por el abad Alfonso, que había llegado a León junto a otros monjes desde Córdoba.

Es uno de los templos de arquitectura de repoblación más importante del arte arquitectónico español, mal llamado mozárabe, un término que se ha retirado por los expertos actuales (y que también se podría considerar Prerrománico Leonés). Fue construido reaprovechando materiales de épocas anteriores, visigótica y romana. Por todo ello tiene la categoría de Monumento nacional desde 1886.

Se ha descubierto en las excavaciones arqueológicas que antes de la construcción del año 913 había un templo visigótico, del que han salido a la luz partes de la fábrica bajo la actual iglesia, que sería destruido en el siglo VIII durante la invasión musulmana.

En el año 912 parece que lo reconstruyeron en 12 meses –con materiales reaprovechados de edificios de época romana y visigoda, observando aún hoy en el muro el reaprovechamiento de lápidas, entre ellas, una inscripción visigótica–, contando con la mano de obra de la comunidad monástica, concluyéndose en el año 913 reinando entonces García I y consagrándose por el obispo San Genadio de Astorga el día 20 de noviembre del 914.

 

Peio García / ICAL Restos del Monasterio de San Pedro de Eslonza
Peio García / ICAL Restos del Monasterio de San Pedro de Eslonza

 

Ruinas del Monasterio de San Pedro de Eslonza

En Santa Olaja de Eslonza, a menos de 7 kilómetros y diez minutos en coche, está el Monasterio de San Pedro de Eslonza, considerado Bien de Interés Cultural. Es un antiguo cenobio benedictino fundado en el año 912 por el rey García I de León. En 1931 se declaró Monumento Histórico-Artístico Nacional a pesar de estar en estado ruinoso.

A mediados del siglo XX, el Obispado de León adquirió los restos del edficio, que son desmontados para formar parte de la Iglesia de San Juan y San Pedro de Renueva, en construcción, en la capital.

El retablo mayor, el reloj, las campanas, el púlpito y el coro se encuentran en el pueblo de Villamañán, donde pueden ser contemplados.

 

Iglesia de la Asunción de Villarmún. Foto del Ayuntamiento de Gradefes
Iglesia de la Asunción de Villarmún. Foto del Ayuntamiento de Gradefes

 

Iglesia de la Asunción de Villarmún

El último punto de esta visita guiada es la iglesia de la Asunción de Villarmún, a menos de 2 kilómetros y tres minutos en coche, un edifició del siglo XII a medio camino entre el estilo mozárabe y el románico. BIC desde 1982, su pórtico exterior es sencillo. Por él se accede a su interior de una sola nave.

Destaca un arco de casi herradura, sostenido por dos capiteles románicos sobre columnas adosadas al muro que da acceso al ábside con una bóveda cupuleiforme.

Otras localizaciones

Nuestra propuesta oficial acaba aquí pero es posible completar la visita con otros puntos de interés de este importante ese patrimonial y cultural como la iglesia románica de San Tirso en la cercana localidad de Villahibiera. Situada en un alto, es obra del siglo XII, compuesta por una cabecera recta al exterior decorada con canecillos, y una torre rematada con ladrillo, también de traza románica. Desde Villahibiera hasta Mansilla de las Mulas por la N-625, se dejan en el tránsito los pueblos de Quintana de Rueda (la llamada antiguamente Quintana de Santa Eulalia), La Aldea del Puente (iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, cuyos cimientos son del siglo XII), Villamondrín (iglesia de San Pedro, del siglo XVII), Valdepolo (iglesia de Santa María, originaria del siglo XIII), Villaverde de la Chiquita, Quintana del Monte, Sahelices del Payuelo (Iglesia de Santa María, con la capilla de Nuestra Señora del Patrocinio donde se conserva un gran relicario) y Villómar, última localidad antes de entrar en la que fuera una de las villas más importantes de la Edad Media y aun en tiempos posteriores, Mansilla de las Mulas.

En sus proximidades y en la margen derecha del río Esla, por la carretera LE-5625, se suceden los pueblos de Vega de los Árboles (iglesia del siglo XV con un artesonado ochavado del siglo XVI), Valle de Mansilla (cuevas del Moro e iglesia de San Román, iniciada su construcción en el siglo X), Villacontilde (cuevas del Jano), Villiguer (iglesia de San Pedro Advíncula, de los siglos XIV-XV) y Villafalé. Una alternativa en la que también se encuentra San Miguel de Escalada.

Siguiendo hacia Gradefes en Rueda del Almirante: Villa medieval fortificada y puente Romano, fue una villa importantísima, cabeza de una jurisdicción que llevaba el mismo nombre y comprendía 36 lugares. Villarratel con su artesonado del siglo (XVI) dentro del templo parroquial, armadura cuyos tirantes se encuentran inextricablemente sujetos entre sí, y embellecida con todo un cosmos decorativo a base de cruces del más diverso tipo, flores, hexapétalas y también animales como aves, caballos y cánidos. Puente Villarente, con el hospital de peregrinos, Puente Romano. Mansilla Mayor, con su iglesia de San Miguel que cuenta con tallas de Juan de Juni, unas tablas de origen gótico y un artesonado mozárabe. En la zona se pueden ver aún algunos palomares de magnífica factura como el de Nogales de planta octogonal, una joya de la arquitectura tradicional leonesa.

Reservas

Reservar la visita guiada es posible a través del correo electrónico turismo@aytogradefes.org o en el teléfono 601 633 650. Los grupos de hasta diez personas pagan 6 euros por miembro, si bien la visita se abarata para grupos de más de diez personas, 4 euros por asistente.

Toda la información en la web Ruta de los Monasterios.

Dónde comer

Una vez explicado cómo llegar, qué ver y cómo reservar las visitas guiadas, el último punto fundamental de la jornada es dónde comer. Ana Campos del Priorato de Escalada nos propone varias opciones, a elegir según dónde os entre el hambre y los gustos de cada uno. Destacan La Abadía de Eslonza en Mellanos y El Portalón en Santa Olaja de Eslonza. De camino a León, por la carretera nacional 621 al noreste de la provincia leonesa, próximo al pueblo de Sahechores de Rueda, está el restaurante La Alegría, y cerca de Mansilla de las Mulas, el Mesón El Gallo, en la carretera a Cistierna.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad