CASTILLA Y LEÓN

El nuevo jefe de la Guardia Civil de la Comunidad toma posesión en León

El general de Brigada Luis Antonio del Castillo Ruano afirma que la plantilla y recursos están "lejos de alcanzar el máximo nivel operativo".

Peio García / ICAL . Toma de Posesión del General de Brigada Jefe de la Zona de Castilla y León, Luis Antonio del Castillo Ruano
Peio García / ICAL . Toma de Posesión del General de Brigada Jefe de la Zona de Castilla y León, Luis Antonio del Castillo Ruano.
Agencia ICAL | 15/09/2021 - 16:59h.

El general de brigada Luis Antonio del Castillo Ruano tomó posesión este miércoles de la Jefatura de la XII Zona de la Guardia Civil en Castilla y León en un acto en el que planteó como principales retos a asumir el equilibrio en la cobertura del territorio y una mayor presencia en las áreas metropolitanas. Lo hará, dijo, "con una plantilla y unos recursos que, aunque han aumentado en los últimos años, todavía por desgracia están lejos de alcanzar el máximo nivel operativo".

En el mes que lleva en el cargo, dijo, ha podido comprobar que existen desequilibrios en la cobertura en la comunidad autónoma. "León está muy bien cubierta en cuando a efectivos de la Guardia Civil, pero tenemos provincias como Burgos que tiene una situación ciertamente deficiente. Tenemos que analizarlo. Sabiendo que, por desgracia, los guardias civiles no crecen en el campo como las flores de dragón, tenemos que jugar con los medios que tenemos para tratar de equilibrar esta situación".

El aumento de población y actividad económica en localidades limítrofes a las capitales, dijo, es otra faceta que atender. En Castilla y León, "que de alguna forma parece que es el paradigma de la España vaciada, vemos que una parte de la población se acumula en las capitales y poco a poco está derivando en los alfoces. Tenemos que ver de qué forma podemos incrementar nuestra presencia o actividad en ellos para asumir este incremento", manifestó.

La pandemia y el elogio a la actividad de los guardias civiles durante la misma también tuvieron protagonismo en el discurso del general. "Hemos tratado de conseguir y me atrevo a decir que hemos conseguido ser un referente de auxilio y colaboración para todos los ciudadanos de Castilla y León, especialmente para colectivos más necesitados: las mujeres víctimas de violencia de género y nuestros ancianos, tanto los alojados en residencias como los que tenían dificultades de acceso a productos de primera necesidad".

"El camino recorrido ha sido largo y duro. Creemos entrever su final y desde aquí hago público el compromiso de este Cuerpo de recorrerlo a su lado sin desfallecer y sin titubear" manifestó antes de hacer un ofrecimiento de lealtad a todos los cargos militares y civiles presentes en la ceremonia, a los que pidió reciprocidad.

El acto estuvo presidido por el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, quien mostró su convencimiento del buen desempeño del cargo que hará el general, al mando de 6.900 efectivos, "con ilusión y responsabilidad" a los que sumará su "capacidad de trabajo y buen criterio" en una comunidad autónoma que con 29,3 infracciones penales por cada 1.000 habitantes presenta uno d ellos índices más bajos de criminalidad de toda España.

A la ceremonia asistieron también, entre otras autoridades, el delegado del Gobierno en Castilla y León, José Javier Izquierdo, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y el presidente de las Cortes Autonómicas, Luis Fuentes.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad