FOMENTO

La LE-7311 que une Corporales y Odollo: la carretera de Cabrera que nadie quiere arreglar

El Gobierno central desestimó su ensanche y arreglo integral el verano antes de la pandemia porque no es de su competencia y la Junta acaba de hacer lo mismo. Las últimas inversiones de la Diputación provincial se han limitado a renovar los quitamiedos el pasado invierno.

Corporales Odollo cabrera carretera diputación canales romanos LE-7311 castrillo de cabrera
A la izquierda, estado de la carretera LE-7311 que, además de a varios pueblos cabreireses, es el acceso a los canales romanos (derecha).
La Fueya Cabreiresa / ILEÓN | 15/10/2021 - 15:28h.

La LE-7311 que une Corporales y Odollo es la carretera más larga y compleja de la provincia de León, con 42,5 kilómetros, y también una de las más peligrosas. Desde el año 2009, se ha convertido en una de las principales reclamaciones del PSOE en Cabrera que por ahora nadie quiere asumir.

En julio de 2019, el verano antes de la pandemia, el Instituto de Estudios Cabreireses (IEC) iniciaba una campaña de recogida de firmas online a través de change.org (que sumó más de 1.100 rúbricas) con el fin de recabar apoyos que forzasen a las administraciones a su ensanche y arreglo integral. Ya entonces aludían a la importancia de la vía que más allá de dificultar el tránsito a los vecinos de Truchas a Llamas de Cabrera, pasando por Corporales, Saceda, Castrillo y Marrubio, constituye el acceso más importante para la visita de los valiosos canales romanos que llevaban el agua a explotaciones de oro como Las Médulas, Patrimonio de la Humanidad.

"La plataforma transitable tiene menos de tres metros de ancho y está manifiestamente deteriorada. Este vial es fundamental para el desarrollo comarcal, ya que es el principal acceso al complejo de 642 kilómetros de canales romanos", lamentaban desde el IEC.

Apenas un mes más tarde, el portavoz del partido valenciano Compromís en el Senado, Carles Mulet, alertaba al Gobierno central, a petición de formaciones leonesistas, de las "pésimas condiciones" en que se encontraba y solicitaba su arreglo "para que los vecinos de Cabrera puedan circular sin peligro, y para que  autobuses y otros vehículos tengan un acceso digno al patrimonio que puede ser un revulsivo para la comarca cabreiresa". Pero la iniciativa fue rechazada al no ser de su competencia.

Tres cuartos de lo mismo han manifestado recientemente en la Junta de Castilla y León los dos partidos del Gobierno, el PP de Alfonso Fernández Mañueco y Ciudadanos de Francisco Igea. La Proposición No de Ley presentada en las Cortes por el PSOE en la que se pide la reparación de la LE-7311 fue rechazada.

La procuradora socialista por León María Rodríguez fue la encargada de llevar dicha PNL a la Comisión de Fomento, a través de la cual exigió a la Junta que solucione los trámites necesarios para llevar a cabo su arreglo, pero a la cual PP y Cs votaron en contra.

Tal y como ha indicado Rodríguez, la carretera LE-7311 "supone la única que se encuentra pendiente de un proyecto de ensanche y arreglo integral, a pesar de que durante mucho tiempo ha sido objeto de numerosas reivindicaciones por parte de los vecinos, que se sienten en el tercer mundo cuando tardan tres veces más en desplazarse por ella de lo que correspondería por la distancia".

La procuradora por León ha reprochado a la Junta de Castilla y León que, durante todo este tiempo, "se ha escudado en que esta vía no es de su titularidad", a pesar de que en el Plan Regional de Carreteras vigente hasta 2020, las actuaciones destinadas a esta vía contaban con 14 millones de euros, "por lo que se trata de una inversión que no se ha llevado a cabo, a pesar de estar dentro de sus propias previsiones".

Rodríguez ha indicado también que "esta carretera es un eje vertebrador de Cabrera importante también en el desarrollo económico, tanto desde el punto de vista de la industria de la pizarra como del turismo y, por su trazado, longitud y peligrosidad no tiene sentido que continuara siendo de titularidad provincial, aunque la Diputación ya ha llevado a cabo obras de mejora durante este mandato dentro de sus posibilidades presupuestarias". En concreto, las última inversión de la Diputación provincial en la citada carretera se han limitado a renovar los quitamiedos el pasado invierno.

No obstante, la procuradora socialista apunta que el último Plan de Carreteras de la administración autonómica finalizó hace un año, "por lo que en estos momentos no contamos con uno nuevo, ya que lo único que ha hecho la Junta ha sido privatizar la elaboración del mismo, con lo que tampoco conocemos cuándo estarán listos los nuevos proyectos ni cuántos ni cuáles van a ser". Rodríguez exige a la administración autonómica la presentación de un nuevo Plan "que también debería estar destinado a garatizar la seguridad de todos las personas que residen en Castilla y León, especialmente las que desarrollan su actividad en el área rural".

publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad