Quantcast

Educación

Rey celebra el centenario del Conservatorio de Valladolid, "un faro en medio de la tiniebla"

El consejero leonés de Educación lamenta que las enseñanzas musicales no estén "suficientemente bien tratadas", pide "repensar" su protagonismo en el curriculo educativo y homogeneizar el nivel de todos los conservatorios.

imagen
El consejero de Educación, Fernando Rey, asiste a la inauguración de los actos de celebración del centenario del Conservatorio de Música de Valladolid. / Miriam Chacón / ICAL
ICAL | 15/02/2018 - 09:27h.

El consejero de Educación, Fernando Rey, lamentó en la tarde noche de ayer miércoles que las enseñanzas musicales, y artísticas en general, no estén "suficientemente bien tratadas" en el curriculo educativo, donde pidió que tengan un mayor protagonismo dada su importancia. Rey recalcó que la capacidad educativa de estas materias es "extraordinaria" y recordó que la música tiene "capacidad de motivar a los alumnos y de educarlos en las emociones en el hemisferio derecho del cerebro, que es clave".

Y aunque reconoció que la situación "va evolucionando", lamentó que no lo está haciendo "a la velocidad que yo querría". Por este motivo, el consejero de Educación advirtió de que la Junta tiene previsto proponer "que repensemos todo esto" y que enseñanzas como las que se imparten en los Conservatorios, que son estudios superiores, o en la Escuela Superior de Danza o en la de Arte Dramático, cobren mayor protagonismo y abandonen "el limbo" en el que se encuentran.

Para Rey, que asistió esta noche a la conmemoración del centenario del Conservatorio Profesional de Música de Valladolid, recalcó la necesidad de "elevar el nivel lo que se pueda" pero, al mismo tiempo "homogeneizarlo en toda la Comunidad". Pese a esta falta de cuidado, Rey destacó la "sensacional" salud de la enseñanza musical en Castilla y León, que es una de las asignaturas "más dinámicas" que se imparte "de forma transversal y creativa". Aunque estimó que posiblemente se necesitaran "más horas y dinamismo", elogió el estado de la educación musical y apuntó a un "desafío global" que pasa por que "todos los alumnos estén educados musicalmente y en las artes".

En medio de esta situación, la trayectoria de centros como el Conservatorio Profesional de Música de Valladolid, que conmemora su centenario, supone "un faro en medio de la tiniebla". Para Rey, estos primeros 100 años de historia han dado como resultado un centro "de altísimo nivel de profesionales" del que se está "muy satisfechos" con el servicio que está prestando.

Por su parte, la directora del centro, Laura de la Hoz, recordó que el Conservatorio ha pasado en este tiempo "por muchos emplazamientos y ha tenido muchas casas". En su "larga" historia, el centro "ha cambiado" aunque mantiene "los mismos problemas" como son las dificultades y el enorme esfuerzo que suponen estas enseñanzas. Piano y violín siguen siendo los instrumentos más solicitados, mientras que el resto "son desconocidos".

Los retos a partir de ahora pasan por "seguir como estamos" y por mantener el nivel educativo de estas enseñanzas, a pesar de su exigencia. "El nivel de los chicos es maravilloso y es para sentirse orgulloso de que cuando terminen las enseñanzas puedan salir a un escenario y defender una pieza musical de la manera que lo hacen", declaró la directora.

Para conmemorar este centenario, el Auditorio Miguel Delibes acogió un concierto de celebración con interpretaciones de diferentes piezas a cargo de la ex alumna, Paula Tortero, del profesor del centro y Premio Nacional de Música 2010, Diego Fernández Magdaleno, y de los profesores Mikel Zunzundegui, Catalina Cormenzana y Sheila Gómez. Además, durante todo el año, se podrá disfrutar en el hall del Auditorio de una exposición sobre la historia del Conservatorio gracias a fotografías obtenidas el Archivo Municipal, con el fin de que los interesados puedan "curiosear" en las "raíces" de este centro educativo.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad