Quantcast

sanidad

Sacyl se marca como objetivo reducir los días de espera para el médico de familia y pruebas diagnósticas

La Gerencia Regional de Salud marca como líneas rojas 23.500 pacientes en lista de espera quirúrgica y una demora media de 67 días a cierre de año.

imagen
Susana Martín / ICAL
Ical | 18/02/2018 - 14:01h.

La Gerencia Regional de Salud se ha propuesto poner coto a las esperas y para este año ha marcado a los centros sus líneas rojas: no rebasar las 24 horas para citar a un paciente con su médico de familia; dar respuesta en menos de 15 días a consultas externas y pruebas diagnósticas preferentes; atender en las primeras 72 horas a los pacientes con sospecha de enfermedad potencialmente severa o grave que no precisen ser ingresados, y no superar las 48 horas para que un paciente crónico y pluripatológico sea atendido por una unidad de continuidad asistencial.

Estos son los objetivos "claves, irrenunciables e innegociables" que deberán cumplir los centros de salud y los hospitales, a los que se suma uno conjunto: cerrar 2018 con una lista de espera quirúrgica igual o menor a los 23.500 pacientes y un tiempo medio para ser operado que no podrá superar los 67 días. Es más, tendrán que afinar para que en el caso de los pacientes de prioridad I no rebasen los 541 y los 10,5 días de demora media, y en los de prioridad II y III el tope está en los 2.820 y los 20.140 pacientes y en los 58 y 76 días de demora, en cada caso.

"Son objetivos institucionales sobre los que no cabe negociación", sentenció a Ical el director gerente de Sacyl, Rafael López Iglesias, quien remata estos días el Plan Anual de Gestión de la Gerencia, la hoja de de ruta que marcará los pasos para cumplir este año con los principios de la Consejería de Sanidad: contribuir a mejorar la salud y el bienestar de los ciudadanos de Castilla y León; proporcionar la mejor atención; asegurar el valor de los recursos y la sostenibilidad del sistema, y generar y gestionar el conocimiento.

A la adecuada gestión de la demanda para garantizar la accesibilidad se suma como objetivo prioritario el cumplimiento del presupuesto, con el punto de mira puesto en garantizar la sostenibilidad. A ellos se unen otros 33 objetivos recogidos en cinco líneas estratégicas: protagonismo e implicación de los profesionales con el sistema sanitario; innovación organizativa y mejora de las prestaciones; mejora y adecuación de las infraestructuras sanitarias; investigación e innovación y nueva relación con pacientes y ciudadanos.

Para dotar de mayor protagonismo y lograr mayor implicación de los profesionales, el plan indica a las gerencias de área planes de formación continuada que permitan la excelencia del desempeño profesional; mejorar la calidad de la formación de especialistas en ciencias de la salud en los centros; disminuir la siniestralidad laboral y aumentar la cobertura de vacunación frente a la gripe estacional.

Mejorar en prestaciones

En el apartado de innovación organizativa y mejora de prestaciones, Sacyl urge a implantar los planes y procesos de cuidados paliativos tanto en los centros de salud como en los hospitales; reforzar los procesos de seguimiento y control de atención al paciente crónico por medio de actividades de continuidad asistencial; así como mejorar el modelo de atención farmacéutica en centros sociosanitarios. También se pide implicación de los profesionales en los programas de detección precoz de cáncer de mama, colorrectal y cáncer de útero; y protocolos de detección de maltrato en mujeres embarazadas y en niño.

Otros de los objetivos pasan por implementar la cultura del 'no hacer' en función de criterios de sociedades científicas; mejorar la cobertura, calidad y resultados de los procesos asistenciales, y aumentar la seguridad de la practica clínica.

Para avanzar y adecuar las infraestructuras sanitarias, las medidas del plan anual pasan por actualizar y desarrollar planes de contingencia de fallo de suministros principales en los centros sanitarios; y para promover la participación en proyectos de investigación y su difusión, Sacyl sugiere a los directivos que apoyen e impulsen al colectivo enfermero, e implantar la historia clínica electrónica en el área de urgencias hospitalarias y en Atención Primaria en Enfermería.

La nueva relación con pacientes y ciudadanos pasa por implantar la prescripción informatizada y receta electrónica en la Comunidad y garantizar el seguimiento de los pacientes crónicos; implantar el recordatorio de citas por sms y/o correo electrónico en hospitales; y por mejorar la información sobre atención a pacientes derivados entre comunidades autónomas.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad