Quantcast

Informe sobre el sector energético español

La CNE pide el fin de las ayudas al carbón nacional

En un informe la Comisión Nacional de la Energía, a punto de desaparecer, pide eliminar las ayudas al consumo de carbón nacional por su alto coste e impacto en el mercado eléctrico.

imagen
http://www.flickr.com/photos/kaibara/
ileon.com | 11/03/2012 - 10:22h.

En el extenso informe que analiza la situación y viabilidad del sistema eléctrico y gasista español la CNE se para a analizar el efecto que supone para el sistema el Plan Nacional de Reserva Estratégica del Carbón 2006-2012 y el sistema de compra de carbón nacional para estabilizar el sector y que este mineral cumpla su objetivo como fuente energética.

La publicación de este informe, solicitado por el Ministro de Industria José Manuel Soria, desató una batalla entre el ministerio y el órgano regulador. El ministro se mostró molesto por que se hubiera hecho público sin consultar con el Ministerio, que lo analizará para tomar decisiones para acabar con el déficit de tarifa que arrastra el sistema nacional desde hace varios años.

La CNE cifra en unos 400 millone de euros al año, cifra que esta previsto que se mantenga hasta 2014, lo que cuesta al sistema eléctrico nacional mantener la compra de carbón autóctono en vez de un sistema de mercado libre. Además la CNE critica el mecanismo de restricciones por garantía de suministro en la formación del precio de mercado del carbón.

En total para el año 2011 se preveía una producción de carbón de 8,5 millones de toneladas, de las que el 55,2% procedería de minería a cielo abierto y el resto de minería subterránea. Esto supone casi 4 millones menos de toneladas teóricas que la producción del año 2006, hasta alcanzar casi un 30% de reducción. Parte de esa producción se integra dentro del Almacenamiento Estratégico Temporal de Carbón, de obligada compra por parte del sector eléctrico, y el resto va al mercado, que para que se compre el carbón nacional usa un sistema llamado Restricciones por Garantía de Suministro que regula su precio.

La CNE sugiere el fin de la extracción de carbón a cielo abierto

Por esto la CNE propone adoptar varias medidas para eliminar este sobrecoste entre las que están el modelo de fijación del precio autóctono, alegando que supone la asunción de mayores costes al sistema eléctrico debido a las diferencias entre el precio internacional y el nacional del carbón. La CNE recuerda que en el segundo semestre de 2009 y el 2010 las centrales vinculadas al consumo de carbón nacional casi no funcionaron debido a que sus costes no eran competitivos por el precio de mercado existente en aquel momento.

Además la CNE pide la reducción del volumen de carbón nacional destinado a consumir bajo el mecanismo de restricciones por garantía de suministro. Solicitan que el carbón almacenado no se consuma y se asuman sus costes financieros vía Presupuestos o bien que se impute su coste a los consumidores eléctricos. En total en 2012 se debería proceder a quemar las 2,1 millones de toneladas pendientes de 2011 y los 0,69 millones de toneladas que corresponden con la reserva estratégica del carbón.

La CNE sugiere además en su informe el fin de las ayudas al carbón de minería a cielo abierto y que sólo se subvencione el consumo de carbón procedente de de minería subterránea, suponiendo según sus cálculos un ahorro del 50% de los costes actuales derivados al sistema eléctrico.

De llevarse a cabo las propuestas de la CNE se habla de un ahorro de 619 millones de euros desde 2012 hasta 2014.

En León están asignadas como centrales para la quema de carbón nacional Compostilla, La Robla 2 y Anllares, que se supone que asumirán una producción y stock de casi 3 millones de toneladas de carbón en 2012, cerca del 40% del total de la producción estimada nacional.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad