Quantcast

Soluciones para la Fusión

Unicaja pide al Banco de España que Caja España-Duero reciba 1.000 millones antes de integrarse

La entidad malagueña cedería al 'banco malo' de Caja España-Duero el 30% de las acciones de la entidad fusionada, como pago de los activos saneados con los que se quedaría.

imagen
Unicaja Caja España Duero
ileon.com | 14/03/2012 - 08:32h.

Parece que los baches para la fusión entre Caja España-Duero y Unicaja de Málaga comienzan a solucionarse, pero con nuevas condiciones. Braulio Medel, presidente de Unicaja, ha propuesto al Banco de España y al Ministerio de Economía que Caja España-Duero reciba una ayuda de unos 1.000 millones de euros para cerrar su fusión. Según otras fuentes del mercado, esta cifra podría elevarse hasta 1.500 millones. Hasta ahora, las ayudas se han canalizado cuando ha habido fusiones, pero en este caso se concederían a una entidad que ya existe.

Este dinero iría al 'banco malo' de Caja España-Duero con el objetivo de sanear todos los activos inmobiliarios dañados. Esta entidad no participaría en la fusión y así se crearía el primer 'banco malo' con soporte público o del sector. De esta forma, sumados los 562 millones que Caja España-Duero recibió del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) en 2010, la entidad acumularía unos 1.600 millones de ayudas.

¿Cómo devolvería Caja España-Duero el dinero prestado?

Uno de los grandes dilemas sería el cómo devolver ese dinero. Unicaja cedería al 'banco malo' de Caja España-Duero el 30% de las acciones de la entidad buena, es decir, de la fusionada, como pago de los activos saneados con los que se quedaría. Con los dividendos del banco bueno se debería retribuir el capital recibido. La factura ascendería a unos 150 millones de intereses anuales y, además, el capital principal recibido. Pero en este punto las opiniones son muy divergentes en cuanto a la viabilidad de la operación.

Con este proyecto, Unicaja se quedaría con unos 40.000 millones de activos de la entidad castellano y leonesa. Unidos a los 35.000 millones suyos, formaría un grupo de 75.000 millones. Medel conseguiría tener una entidad de tamaño considerable saneada y liberaría al sistema de un problema.

Una vez expuesta esta solución, la última palabra la tendrá Bruselas, que está analizando las cantidades. Si la Unión Europea considera que no es posible que devuelva el dinero a un tipo de interés entre el 8% y el 10%, no autorizará la operación. También podría permitirla, pero considerarla como 'ayuda de Estado', en cuyo caso no sería aceptable para el Gobierno porque no puede admitir incrementos de déficit.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad