Quantcast

la opción del autoempleo

Emprendedores en terreno hostil

Los políticos apuestan por los emprendedores como salida a la crisis, pero muchas de las ayudas que se daban a este colectivo se han recortado. Así es el mundo actual de quienes optan por el autoempleo o se ven abocados a él.

imagen
Isabel Rodríguez | 15/05/2013 - 09:15h.

Amador se quedó en paro con 39 años. En plena vida laboral. Sin más opciones que meter en una maleta sus aparejos de soldador y buscar oportunidades fuera de España o reinventarse en su propio país. Optó por lo segundo. Pensó (mucho), buscó y finalmente aceptó de un vecino el traspaso de un kiosko al que aportó la diferencia que precisa todo nuevo negocio que busca un hueco: innovadoras golosinas de Suecia, con menos azúcar, sin grasa transgénica, chocolates sin lactosa o chucherías sin gluten. Así abrió Cärämel-o!! en la avenida Padre Isla de la capital leonesa. La Junta subvencionó su idea con 3.000 euros y utilizó la opción de pago único de la prestación por desempleo para abonar las cuotas de la Seguridad Social. "No es complicado, pero todo lo nuevo asusta y esto hay que pensárselo muy bien", aconseja Amador.

Amador, en su tienda de golosinas Cärämel-o!!

La palabra renovación también describe la historia de Jesús a pesar de que él ya trabajaba como autónomo en su tienda familiar de muebles a medida. El negocio fue agotándose así que en septiembre de 2011 optaron por cambiar de sector y abrieron La Despensa de María, una tienda de alimentación, ubicada en Fray Luis de León, que apuesta por los productos de calidad. Buscaron un respaldo, pero no lo encontraron.  "Parecía que había muchas ayudas pero no dábamos el perfil en ninguna, cuando encontramos una y entregamos la documentación nos dijeron que no entrábamos por unos días en el plazo", se queja Jesús. "La licencia del Ayuntamiento nos llegó hace poco y, aunque preguntamos, nadie nos explicó cómo habilitar el establecimiento para cumplir con los requisitos de cualquier local de alimentación", explica.

El caso de Vanesa y Adrián es diferente. Con 28 y 27 años no necesitaban reformas sino más bien asentar los cimientos de lo que será su trayectoria laboral. "No hay que tener miedo porque ahora mismo si no nos buscamos nosotros el empleo nadie te va a dar nada". Ella y su novio abrieron en marzo la Clínica Veterinaria Sahagún en esta localidad del sur de la provincia. "Me agobiaba deber dinero así que lo hemos hecho todo con los ahorros que teníamos, además los créditos ahora están complicados y los ICO tienen intereses muy elevados", señala. Tampoco tuvieron subvenciones ni asesoramiento. "Fuimos a la Junta a preguntar, nos pidieron el nombre y el teléfono para ponerse en contacto con nosotros más tarde. Hasta hoy".

Vanesa, en la recién abierta clínica veterinaria de Sahagún.

Son tres historias que retratan a los supervivientes de una provincia con 49.400 parados, según la última Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre del año. La aventura del autoempleo ha pasado de ser una opción o una locura a la única esperanza de muchas personas en un país que supera los seis millones de desempleados. Los discursos de los representantes públicos inciden en el papel que tendrán los emprendedores para salir de la crisis. El problema es que hay ayudas económicas que han desaparecido, otras se han reducido, y los requisitos para acceder a muchas de ellas se han endurecido.

Aun así, en el primer trimestre de este año se registraron en la provincia 1.488 altas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, 200 más que durante el mismo periodo de 2012. El otro lado de la moneda es que también se produjo un mayor número de bajas, 1.811, frente a las 1.528 del pasado año. En total, León cuenta con 38.602 autónomos (24.288 hombres y 14.314 mujeres) que trabajan sobre todo en el comercio (8.567), la agricultura (7.713) y la hostelería (4.996), según datos facilitados por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

"A veces una idea es muy buena pero no es el lugar ni el momento, esta es una decisión muy importante"

Por dónde empiezo

Una aventura emprendedora suele comenzar con una buena idea, pero desde esto hasta que el negocio se pone en marcha hay muchos trámites que cubrir. En la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) orientan a los que llegan con un proyecto en mente. También el Ildefe (Instituto Leonés de Desarrollo Económico, Formación y empleo) en León o el Servicio de Iniciativas Emprendedoras del Consejo Comarcal del Bierzo en Ponferrada ayudan con el plan empresarial y dan un baño de realidad al planteamiento inicial. "Se les explican los trámites -vienen siempre con una idea de complejidad-, se analiza el tipo de negocio, la competencia, si hay vocación, si la persona es consciente del cambio de vida que supone pasar de empleado a ser su propio jefe, si la familia le apoya...", explican desde el Ildefe. "A veces una idea es muy buena pero no es el lugar ni el momento, esta es una decisión muy importante y luego no te puedes desprender fácilmente de un negocio", explica Yolanda Ferreras, delegada de ATA en León.

En lo que va de año, solo por el Ildefe ya han pasado a pedir información 166 personas promotoras de 145 proyectos y desde este instituto señalan que han detectado el incremento de dos tipos de emprendedores, por una parte el de perfil universitario y por otra el mayor de 40 años, con familia, que nunca había estado en paro y desea aprovechar su experiencia para el autoempleo. Los tres ejemplos con los que iniciábamos este reportaje.

Menos ayudas

El instituto dependiente del Ayuntamiento de León, además de asesoramiento, ofreció hasta 2011 ayudas económicas, vinculadas en su mayor parte a proyectos cofinanciados por el Fondo Social Europeo. Hasta ese mismo año disponía también la Agencia de Desarrollo Económico de la Junta de una subvención, dentro del programa 'Emprendiendo', de hasta 30.000 euros para invertir en nuevos proyectos. Desde entonces esta plataforma de apoyo al emprendedor solo cuenta con la línea de financiación, que se realiza a través de Iberaval, un crédito pero con intereses más bajos que los que tiene un crédito ICO o un préstamo personal.

En el caso de parados, pueden solicitar el denominado pago único de la prestación tras hacerse autónomos

Recortes, además de retrasos, ha habido también en la subvención que saca anualmente la Consejería a través del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl) para inversiones mínimas de 4.000 euros y máximas de 13.000 en negocios nuevos. "Normalmente salía desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre. Este año ha salido solo hasta el 31 de mayo y no se sabe qué pasará", explica la delegada de ATA en León, Yolanda Ferreras. Además, según apunta, "antes se daba prácticamente a todos los que la solicitaban, pero desde 2012 funciona mediante un sistema de puntos (por ser joven, mujer, carga familiar, minusvalía, que el negocio satisfaga una necesidad social...) que limita las personas que la reciben y la cantidad percibida".

Pago único

En el caso de personas que antes de ser emprendedores estuvieran en situación de desempleo, pueden solicitar el denominado pago único de la prestación. Esto supone recibir la cantidad que a cada uno le correspondería en total para invertir en su proyecto y pagar las cuotas de la Seguridad Social. Los hombres menores de 30 y las mujeres menores de 35 pueden solicitar hasta el cien por cien de lo atribuido para inversión; el resto pueden recibir el 60% mientras que el 40% podrán destinarlo a las cuotas. "El dinero te lo dan rápido, al mes o dos meses. Después tienes que ir acreditando en qué te lo gastas a través de facturas y siempre realizando todo a través de transferencia bancaria", explica Ferreras. "Te limitan el tipo de cosas en las que lo puedes gastar, incluye por ejemplo el acondicionamiento del local o adquirir un vehículo de segunda mano pero no pagar el alquiler o la adquisición de mercancías", añade.

"En los momentos de crisis triunfan las empresas que mejor se adaptan a la adversidad, que no son las más poderosas sino las mejor dotadas"

Este pago único es compatible además con cualquier otra bonificación a la que se tenga derecho. Por ejemplo, desde febrero de este año los y las menores de 30 cuentan con una bonificación del 80% en las cuotas a la Seguridad Social durante los primeros seis meses, un 50% el año siguiente y el 30% el de después.

Además de ayudas específicas para determinados sectores, queda pendiente conocer las bases de las ayudas que la Diputación de León anunció hace unos meses para emprendedores, aunque probablemente no las saque hasta que el Gobierno haga lo propio con la Ley de Emprendedores, de manera que ambas se complementen.

Colectivos vulnerables

De ayudas saben mucho Ana María Badiola y Flor González Díez. Ambas trabajaban en el área de autoempleo de Red Mujer Empleo, un programa enfocado a la inserción laboral de la mujer en Castilla y León que la junta decidió suprimir en abril del pasado año. "Cuando finalizó por decisión expresa de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, aún contaba con financiación hasta 2013, pero nadie se lo pensó dos veces", denuncian. "Quienes perdieron fueron las mujeres más vulnerables de la sociedad leonesa, aquellas que no cuentan con los medios ni con los recursos de acceder a un ordenador con el que hacer un curriculum o no saben interpretar lo que se les pide en un contrato de arrendamiento de negocio o la letra pequeña que contiene un  préstamo financiero", aseguran.

"Antes se vendía a los emprendedores que obteniendo financiación conseguían su negocio"

Fuera de Red Mujer, Badiola y González continúan asesorando en la red a través del blog Orientación Emprendedores León, así que están al día de la actualidad del mundo emprendedor. Opinan que en este tiempo de crisis "apenas se ha conseguido ningún avance" y señalan que "se enfatiza mucho en jóvenes emprendedores pero casi se ha obviado de modo estrepitoso a los otros grupos, como los mayores de 45 años". Además, acusan la falta de "políticas activas de autoempleo eficaces", pues consideran que se dejan "de lado" aspectos como "trabajar la mentalidad emprendedora que es 'conditio sine qua non' para favorecer que surjan empresas capaces de generar autoempleo".

¿Más difícil ahora que antes?

Menos presupuesto en cada una de las convocatorias, ayudas "reconvertidas" en préstamos de financiación, supresión de ayudas municipales... "Digamos que se mantienen la mayoría de las ayudas a título nominativo, pero en la práctica son bastantes menos los beneficiarios agraciados por las mismas", señalan.

Claro que, también subrayan que en plena bonanza económica "se vendía a los emprendedores que obteniendo financiación conseguían su negocio". Eso se acabó. "En un momento de vacas flacas hay que hacer mejor las cuentas, la gente suele emprender con menos dinero pero cuenta con otros activos que le dan mayor viabilidad a su negocio como son la experiencia laboral". En opinión de estas dos expertas, "emprender sigue siendo posible, lo que cambia es que en los momentos de crisis triunfan las empresas que mejor se adaptan a la adversidad, que no son las más poderosas sino las mejor dotadas". "Existen muchos riesgos que "acechan a jóvenes empresas" pero sobreviven a menudo porque asumen el riesgo justo en el momento indicado", añaden.

A pesar de las dificultades que ha de vadear cualquiera que se lance al autoempleo, se muestran convencidas de que "existe una generación de personas que al emprender van a darle un golpe de timón a la incompetencia de los políticos frente al paro y que gracias a nuestras microempresas generaremos la recuperación económica pese a quien pese".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad