Quantcast

EMPLEO JOVEN

Castilla y León es la tercera Comunidad donde más empleo joven se ha destruido en la crisis

La Comunidad Autónoma tiene una tasa de desempleo juvenil del 53,5 por ciento, superior a la media nacional

Ical | 24/03/2015 - 12:50h.

Durante los últimos seis años, coincidiendo con los años más duros de la crisis económica, nueve comunidades autónomas españolas han destruido empleo joven. Según refleja un estudio de Asempleo, Murcia lidera el ránking con una destrucción de empleo entre los jóvenes a un ritmo del 17,7 por ciento, seguida por Castilla-La Mancha (con un ratio del 13,3 por ciento ) y con Castilla y León en el tercer lugar, al acumular una disminución del 12,2 por ciento. De esas tres autonomías, Castilla y León era la única que al inicio de la crisis ya destruía empleo, con un ratio del 0,9 por ciento en la tasa interanual.

En cuanto a las comunidades autónomas, las que presentan peores datos en cuanto a tasa de desempleo de trabajadores menores de 25 años son Castila-La Mancha (62,3 por ciento), Canarias y Andalucía (ambas con un 59 por ciento), muy por encima de la media nacional (51,8 por ciento). A estas dos le siguen Murcia (58,4 por ciento), Extremadura (56,6 por ciento) y Castilla León (53,5 por ciento), todas ellas por encima de la media del conjunto nacional.

En el caso de Castilla y León, el 37,6 por ciento de los parados menores de 25 años han sido generados durante la crisis y tan solo cinco autonomías lo han hecho por encima del 50 por ciento, Con Baleares destacando por encima del resto al acumular el 72,3 por ciento de ellos en los últimos seis años. La siguen Castilla-La Mancha (56,3 por ciento), Cataluña (54,7 por ciento), Navarra (53,3 por ciento) y Aragón (52,8 por ciento).

A nivel nacional, desde que comenzó la crisis en 2007, el colectivo de jóvenes se ha incrementado en 352.000 parados, lo que supone un 10 por ciento del total del aumento del paro en este periodo. Este incremento está formado por 210.400 hombres, un 59,8 por ciento, y 141.600 mujeres, un 40,2 por ciento del total.

Atendiendo al grado formativo, los jóvenes desempleados que tienen educación primaria presentan una tasa de paro del 67 por ciento, y son los que más dificultades encuentran a la hora de encontrar un empleo. Sin embargo, los desempleados dentro de los jóvenes con estudios superiores suponen un 38,1 por ciento. Los jóvenes sin estudios tienen una tasa de paro del 100 por cien. Por lo tanto, a mayor grado de formación, menor tasa de paro, y a la inversa.

El dato que más preocupa, según el informe, es que casi la mitad del total de desempleados menores de 25 años lleva más un año sin encontrar empleo. El 47,6 por ciento de los jóvenes españoles desempleados son considerados parados de larga duración.

El mercado laboral de nuestro país es incapaz de absorber el nuevo talento de los jóvenes, lo que provoca que las nuevas generaciones salgan de España para buscar nuevas oportunidades. Este es uno de los motivos por el que la población activa de este colectivo ha disminuido un 39,2 por ciento (más de un millón de jóvenes) mientras que la nacional ha aumentado un 2,1 por ciento.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad