Quantcast

Minería

Las impactantes fotografías de los últimos mineros leoneses triunfan en The New York Times

(Con FOTOS) Un reportaje en el mítico periódico y una galería de fotos del francés Pierre Gonnord relatan el menosprecio del Gobierno a un sector en total declive en España.

imagen
Pierre Gonnord / The New York Times
ileon.com | 12/04/2015 - 19:57h.

"Creo que se está convirtiendo en nuestra versión de la intifada", un minero de la localidad minera del norte de Ciñera dijo a The New York Times ese año. "Cuando se determina a alguien para quitarle su trabajo y lo que ha mantenido a las familias que viven aquí desde hace más de un siglo, hay que pelear hasta el final".

Así se explica un minero leonés en el impactante reportaje publicado el pasado 10 día por el periódico The New York Times, uno de los más prestigiosos y leídos del mundo, titulado "The last coal miners of Spain" (Los últimos mineros del carbón en España). Al texto firmado por Nathaniel Riche le acompañan una impactante galería del fotógrafo francés Pierre Gonnord.

El reportaje explica que desde 2009, Gonnord ha fotografiado los mineros en las minas del norte de España de Carbonar, Monsacro, Pozo Santiago, María Luisa, Candin, Nicolasa, Tineo, Cerredo y Villablino. De hecho, de este municipio minero leonés son varios los rostros abatidos y sucios que destaca, todos ellos de prejubilados, mineros de explotaciones que ya no funcionan.

Jesús, otro picador lacianiego. / Pierre Gonnord / The New York Times
Jesús, otro picador lacianiego. / Pierre Gonnord / The New York Times

"Los mineros trabajan a una profundidad de 800 metros (2.300 pies) bajo tierra en turnos de siete horas. Gonnord los fotografía después de que vuelva a emerger a la superficie de la tierra", explica un reportaje que pone el acento, con numerosos datos, en el declive mortal de la minería leonesa y española y el menosprecio con el que el Gobierno de Mariano Rajoy ha tratado al sector. En este sentido, recuerda la última y multitudinaria Marcha Minera a Madrid, en la que nadie del Gobierno recibió a los manifestantes.

"Miles de ellos marcharon a Madrid, algunos caminando 250 millas. Cuando llegaron en la noche del 11 de julio de 2012, se les unieron más de 10.000 manifestantes adicionales, muchos de los cuales vieron el destino de los mineros como un símbolo de la parsimonia económica llevada demasiado lejos. Dispararon contra la policía con hondas, catapultas y lanzacohetes. Los enfrentamientos con la policía siguieron, y la prensa destacó imágenes de mujeres y niños con cabezas ensangrentadas. El primer ministro de España, Mariano Rajoy, se negó a mantener conversaciones con los mineros. Al día siguiente, anunció nuevas medidas de austeridad", relata el autor del reportaje.

Pierre Gonnord, afincado en Madrid, mantiene en la actualidad una exposición de su obra titulada "El sueño continúa con el tiempo", que se encuentra en la Galería Kraeutler Hasted en Nueva York hasta el 25 de abril.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad