Quantcast

Campo

Asaja ve en la modernización de regadíos y la Ley de Caza retos del sector agroganadero para 2020

El sindicato lamenta que la Cumbre del Clima pusiese los ojos sobre la agricultura y ganadería "cuando es parte de la solución".

Asaja hace balance del sector agroganadero de León en 2019
Peio García / ICAL El secretario general de ASAJA, José Antonio Turrado(D), con el presidente, Arsenio García(I).
Elena F. Gordón/ ICAL | 16/01/2020 - 16:43h.

El sindicato agrario Asaja en León ve en el anteproyecto de la Ley de Caza autonómica uno de los asuntos de interés destacables este año. "Es importante por los daños que nos causa la fauna salvaje y es una herramienta importante para el control de censos", comentó el responsable provincial, José Antonio Turrado, quien también recordó a la Junta sus compromisos en materia de concentraciones parcelarias, vinculadas al secano, la modernización de regadíos y la demarcación 17 de Payuelos, pendiente de licitar, como asuntos reseñables.

También se refirió a la gestión de los recursos hídricos, que apuntó es "tremendamente importante para la provincia". "Necesitamos que siga habiendo una política hidráulica fuerte y la gestión de los recursos se haga mirando al agricultor y al ganadero", aseguró. Turrado también reclamó "que el reparto de márgenes en la cadena de valor funcione de forma adecuada y se paguen las cosas por lo que valen".

Respecto al Gobierno central, expresó su deseo de unos Presupuestos Generales que recojan la modernización de regadíos en la provincia y de otros nuevos, así como un impulso a las ayudas y a la mejora del seguro agrario. "Necesitamos una buena defensa del marco financiero anual sobre el que se sustenta la Política Agraria Común", remarcó.

Por otro lado, mostró la preocupación de la organización por la distorsión de la imagen del sector a raíz de la Cumbre del Clima de Madrid, en la que "se apuntaba" hacia la agricultura y ganadería". "Parece que somos el problema cuando creemos que somos parte de la solución", incidió.

Así, Turrado compareció acompañado del presidente de Asaja León, Arsenio García, del vicepresidente, Pedro Cañón, y de otros cargos de la organización para hacer balance del sector. En ese sentido, pidió para el azúcar una actuación adecuada de "la mano política, que tendrá mucho que decir para ver si esto sigue adelante o va para atrás". "Nosotros siempre estaremos arrimando el hombro", explicó.

En lo que respecta al balance de 2019, sobre los cereales comentó que fue malo, porque la producción se redujo un 42 por ciento respecto a 2018. En conjunto, las zonas más perjudicadas fueron el secano del sureste y la más favorecido la de regadío -Páramo y margen derecha del Esla-. 2019 fue un "mal año" también para los frutales, principalmente para los cultivos permanentes en la comarca del Bierzo.

En el maíz, 2019 lo calificó de "razonablemente bueno", con producciones y rendimientos en 71.813 hectáreas un 20,7 por ciento superiores al año anterior. "Creemos que es un cultivo en expansión; para nosotros no es maldito. De cada 100 euros que factura el sector agrario en la provincia -si se excluye la ganadería-, más de 40 corresponden a este cereal", afirmó.

La remolacha "ha ido a menos y estamos ante una campaña decisiva", con una caída de un 24 por ciento de hectáreas; "nada parecido a lo que fue este cultivo en la provincia y si no repunta en 2020, está destinado a desaparecer". Igualmente, el año pasado, añadió, fue bueno en producción de patatas, con precios razonablemente aceptables, pero es un cultivo cíclico. La cosecha de alubias bajó un 24 por ciento; la uva alcanzó las 21.500 toneladas, un 13,5 por ciento más que en 2018, y la cosecha de lúpulo se redujo algo más de un tres por ciento, por enfermedades.

También comentó que según la reciente estimación de la renta agraria por parte del Ministerio, la caída registrada a nivel nacional supondría una pérdida global de 22,2 millones para los agricultores y ganaderos de la provincia leonesa respecto a 2018. El aumento en los costes de producción es uno de los factores que provocaron ese descenso. Por otro lado, aludió al aumento registrado en los censos ganaderos de todas las especies. La carne tuvo peores precios en vacuno, añadió; mejoró la de conejo y fue "excepcionalmente bueno" en el porcino, con una subida de más del 18 por ciento.

Debate autonómico

Respecto al debate autonómico actual y a las diferencias entre territorios que argumentan sus defensores, Turrado llevó el asunto a su terreno para recordar que la provincia leonesa cuenta con un millón y medio de hectáreas, de las que el 20 por ciento son tierras de labor, otros tanto son pastos "y el resto no es terreno agrícola". Mientras, el 75 por ciento de todo el campo de Valladolid se cultiva.

"Son territorios no comparables. No sé si los políticos entienden la diferenciación... para lo bueno y para lo malo en este caso", manifestó.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad