Economía

Pide concurso de acreedores Grupo Norte, la empresa que montó y quebró el Centro Comercial León Plaza

La compañía afirma que no es un problema de solvencia y que da el paso para garantizar su futuro y "proteger a los trabajadores y a los proveedores".

Grupo Norte José Rolando Álvarez presidente
El presidente de Grupo Norte, José Rolando Álvarez, en una imagen de archivo. / Juan Lázaro / ICAL
ICAL | 28/04/2021 - 19:37h.

Grupo Norte comunicó este miércoles que ha solicitado la declaración de concurso voluntario de acreedores porque no puede afrontar las obligaciones contraídas a corto plazo con las entidades financieras, así como cumplir con las obligaciones tributarias pendientes, por la caída de actividad por la covid y la reducción de márgenes del sector servicios en el que opera.

La compañía vallisoletana, fundada en 1972, que dirige el expresidente de la Cámara de Comercio de Valladolid y de Iberaval, el leonés José Rolando Álvarez, sufrió uno de sus peores momentos al quebrar el Centro Comercial León Plaza, que había promovido con Martinsa Fadesa y que quedó en manos del banco que les había prestado el dinero hasta ocasionar cuantiosas pérdidas. 'España Duero' se hizo en 2015 con las participaciones sociales de ambas compañías.

Grupo Norte destaca que pese a sus "prolongados esfuerzos" su situación hace "imposible" afrontar sus deudas. El alto ejecutivo afronta el problema con el "ánimo de poder revertir esta situación" aunque "para nadie es agradable, es evidente, y menos para él", comentaron a Ical, personas cercanas al empresario.

Fuentes de la compañía consultadas por Ical explicaron que el grupo "presenta un problema de liquidez no de solvencia" y entiende que debe dar "un paso atrás para poder coger impulso". "No se va a liquidar la empresa en ningún momento", afirmaron, para explicar que el juzgado designará un administrador concursal, que se sentará con los directivos para establecer la mejor solución para afrontar las deudas a corto plazo.

Las mismas fuentes aclaran que este paso "protege a los trabajadores y a los proveedores" porque había que parar porque "no podemos atender los pagos a corto plazo" y con esta decisión pretenden ver si "son capaces con su actividad de generar cada y volver a arrancar".

Ahora habrá que decidir, apuntan, qué fuentes se utilizan para lograr el capital necesario e insistieron en que "no hay riesgo real de liquiedación sino de liquidez". La empresa necesita ordenarse en sus obligaciones para atender pagos, porque sino sería irresponsable y entonces si que entraría en riesgo".

Asimismo, precisan a Ical, que cuentan con 1.600 trabajadores, pero solo el cinco por ciento, forma parte de su estructura, mientras que el 95 por ciento restante, está en contratos con clientes subrogables, y "si se agrava el problema pasarían a otra empresa para prestar servicios". Por último, constataron que la parte chilena del grupo es una sociedad independiente, y "va mejor", porque no se arrastraba la situación de reducción de márgenes empresariales de España.

La compañía enmarca su decisión "en un intento de dar viabilidad a la empresa" así como "mantener el empleo y no perjudicar los intereses de los trabajadores y afectados". El grupo concurre voluntariamente al concurso de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil, sobre Grupo Norte AES y GN Soluciones de Seguridad, sociedades que prestan sus servicios en España.

En este sentido, explican la situación por la fuerte caída de la actividad derivada de los efectos de la pandemia de la COVID-19 y su "impacto continuado" en los ingresos. Asimismo, recuerdan la situación del sector servicios en el que opera la compañía, "con una incesante contracción de los márgenes en los últimos años".

El grupo constata que pese a estas dificultades, la empresa mantenía la viabilidad, gracias al desarrollo del Plan Estratégico de Negocio 2018-2021, elaborado junto a la consultora Ernst & Young y con el visto bueno de las entidades financieras colaboradoras. Ese plan recogía desinversiones de diversos activos, que se han ido ejecutando, para garantizar la liquidez necesaria. Entre otras acciones, el verano pasado se culminó la venta de la división de Trabajo Temporal, Selección y Formación a la multinacional GiGroup.

Sin embargo, la covid ha sido la puntilla, y la marca ha decidido dar este paso, para no desaparecer. "Queremos, de manera especial, agradecer el esfuerzo profesional y personal de todos los trabajadores de Grupo Norte en estos difíciles momentos", concluyen.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad