Quantcast

TRIBUNALES

Rebajan de 2 años a 6 meses la prisión para el profesor de Universidad por acoso sexual a una alumna

La nueva sentencia, tras anularse un juicio de hace año y medio en Ponferrada, se produce casi diez años después de que el profesor Rubén G.P. ofreciera a una alumna aprobar a cambio de mantener relaciones. Otros dos casos similares prescribieron.

imagen
ileon.com  | 22/02/2018 - 16:46h.

Más de una década después de que el profesor de la Universidad de León en el Campus de Ponferrada Rubén G.P. ofreciera insistentemente a una alumna suya un aprobado en su asignatura a cambio de mantener relaciones sexuales, el docente ha sido condenado por la Audiencia Provincial de León por un delito de acoso sexual funcionarial (acoso sexual ejercido por un funcionario público) a una pena de 6 meses de prisión, así como a una inhabilitación absoluta para ejercer por un plazo de tres años.

La condena, referida a unos hechos ocurridos nada menos que entre 2006 y 2009, llega ahora tras repetirse un juicio que había sido anulado, celebrado en el Juzgado de lo Penal de Ponferrada en 2016, una vista que se anuló a causa de un "error de forma". Aquella vez, la pena impuesta se elevó a casi dos años de prisión por los delitos de acoso sexual y abuso de la función pública con solicitud de favor sexual. En concreto, fueron 23 meses de cárcel y 9 años de inhabilitación, además de una indemnización a la denunciante de 6.000 euros. Esto significa que ahora la Audiencia Provincial de León reduce en casi tres cuartas partes aquella pena.

Cabe recordar, además, que es sólo uno de los casos en los que presuntamente Rubén G.P., profesor de Ingeniería Agroforestal, realizó este mismo tipo de comentarios y proposiciones de carácter sexual, sólo que en otros dos sufridos por dos diferentes alumnas dos alumnas los hechos ocurrieron con anterioridad, de manera que ya habían prescrito, destaca en una nota de prensa la Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica (Adavas) de León.

Según esa misma asociación, en el año 2009 la víctima comentó a un delegado de curso lo que le había pasado. El delegado lo puso en conocimiento del director de la facultad. Se supo entonces que este profesor también había acosado a otras dos alumnas. La Universidad de León puso estos hechos en conocimiento de la fiscalía y fue el ministerio fiscal quien formalizó la denuncia.

Ha sido fundamental, según se recoge en la sentencia, la declaración de la propia víctima en el acto de la vista oral en la que ha declarado de forma clara y contundente en relación con los hechos que se han declarado probados, relatando que mientras fue alumna del acusado recibió varias insinuaciones, haciéndola ver que podría aprobar la asignatura sin estudiar, al tiempo que realizaba manifestaciones de evidente connotación sexual.

La vista oral se celebró en la Audiencia Provincial de León con una duración de cinco días hace escasos días y ahora este fallo, mucho más suave que el anterior pero anulado, todavía puede ser recurrido ante el Tribunal Supremo.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad